Reyes Maroto: “Estamos trabajando con Ford y Stellantis para que entren en el segundo Perte del coche eléctrico”

La ministra de Industria asegura que España está bien posicionada para atraer los futuros vehículos eléctricos de Stellantis

Afirma que se flexibilizarán aspectos del Perte II para facilitar que se usen todos los fondos

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante su entrevista con CincoDías.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante su entrevista con CincoDías.

Han sido semanas intensas en el Ministerio de Industria. No solo por los rumores, ahora confirmados, de que la titular de la cartera, Reyes Maroto, será la candidata del PSOE a la alcaldía de Madrid en las próximas elecciones municipales. Además, el proyecto estrella para los próximos años, la electrificación de la producción nacional de coches del grupo Volkswagen, quedó en suspense después de que la compañía alemana pidiese más dinero público al considerar que los fondos que le correspondían del Perte del coche eléctrico eran insuficientes. Despejada la incertidumbre, y con la certeza de que la planta de baterías de Sagunto (Valencia) se hará, esta cartera se centra en preparar el Perte II, el cual tendrá el desafío de colocar el remanente que no se usó en la primera línea del programa, más de 2.000 millones de euros. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, con cuatro años de experiencia en el departamento, mantuvo una charla con CincoDías el viernes pasado, días antes de hacerse oficial su candidatura a la alcaldía de Madrid. La ministra habló del Perte del coche eléctrico y de la política industrial en general.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, confirmó que VW recibirá más ayuda pública. ¿Cuánta y de dónde saldrá?

Voy a ser prudente. Me comprometí a reforzar la financiación que Volkswagen necesita para garantizar la viabilidad del proyecto. Los 397 millones que vamos a financiar a través de la primera línea se mostraban insuficientes para la envergadura de inversión que va a hacer el grupo en España. Por tanto, confirmo, efectivamente, que vamos a reforzar el presupuesto, la inversión pública que requiere este proyecto. Es fundamental para que VW desarrolle en España su proyecto, pero no ha sido determinante. El grupo Volkswagen tiene un compromiso con España, que ha demostrado, no solo con las inversiones, sino como actor global que es poniendo a España como ejemplo de liderazgo en la ambición que ellos también tienen de descarbonizar la automoción.

¿Vio peligrar la planta de baterías de Sagunto o fue un pulso para conseguir más fondos?

Con la confianza del trabajo de más de un año con ellos, con el apoyo del presidente del Gobierno y del ex presidente de VW se ha llegado a un buen entendimiento. El presidente de Seat [Wayne Griffiths] ha sido también un actor fundamental que estaba convencido de que podía convertir este proyecto en el ancla de lo que va a ser la modernización de nuestro parque automovilístico. Hablan de la democratización de la movilidad eléctrica, algo que Seat hizo ya en el pasado con modelos que conocemos como el Ibiza o, en su momento, el 600. Esos liderazgos han sido fundamentales, el mío dentro del Gobierno, y el de Wayne, en Seat. Eso ayudó a que las diferencias que teníamos en el acompañamiento de la inversión se pudieran resolver.

¿Ford y Stellantis entrarán en el segundo Perte?

Estamos trabajando y negociando con los dos. Stellantis ya se ha beneficiado de la primera línea con dos proyectos, uno en Figueruelas, que ha permitido que anunciase un nuevo modelo eléctrico para la fábrica, y otro proyecto para su factoría de Vigo. En este momento, Stellantis está decidiendo dónde desarrollará un gran proyecto, las nuevas plataformas de producción para sus vehículos eléctricos. España opta claramente a que estas inversiones vengan a nuestro país. Para ello hemos creado un grupo de trabajo con las tres comunidades autónomas donde tienen plantas para reforzar la inversión de este gran proyecto del que Stellantis tiene que decir si viene a España. En el caso de Ford, estuve recientemente con el vicepresidente de Relaciones Institucionales, que visitó la planta, el cual volvió a reforzar su compromiso con la inversión en Almussafes. Estamos con los equipos de trabajo analizando la segunda convocatoria y tratando de que Ford, no solo entre, sino que sea un actor potente de nuestro proyecto país.

¿Con los proyectos de Stellantis se refiere a las plataformas STLA [información adelantada en exclusiva por CincoDías]?

Así es. Es el gran proyecto de electrificación que va a hacer el grupo a nivel mundial. El hecho de que hayamos financiado ya esos proyectos en las plantas españolas, nos sitúa en muy buena posición para aspirar a las plataformas STLA.

¿Por qué no se adjudicaron más fondos en el Perte I?

En algunos proyectos había un gap entre la inversión que la empresa nos presentaba y la parte financiable. Un elemento que vamos a mejorar es la indivisibilidad de los proyectos [algunas empresas que participaron del Perte indican que era difícil aunar en un mismo plan decenas o cientos de proyectos más pequeños]. Al presentarlos como cadena de valor industrial, en algunos casos ha sido difícil dividirlos y presentarlos de forma diferenciada y eso también ha limitado la intensidad de la ayuda. A pesar de ello y de la curva de aprendizaje que ha supuesto este proceso, hemos conseguido movilizar 877 millones de euros, incluyendo la primera planta de baterías de nuestro país, que marca un hito.

Pero se quedó fuera la que Envision hará en Extremadura.

Efectivamente. Con Envision [fabricante chino] seguimos trabajando. Ellos llegaron más tarde que el resto de las empresas a conocer la línea. Eso hizo que el proyecto que presentaron tuviera deficiencias. Con ellos seguimos trabajando para que tengan la financiación que este proyecto requiere.

Una de las trabas del Perte I fue la incapacidad de algunas empresas de acometer las inversiones antes del 30 de junio de 2025. ¿Habrá una modificación de plazos? ¿Hasta cuándo?

Estamos en conversaciones con la Comisión Europea. El marco de los Fondos Next Generation establece unos plazos que, para estos proyectos, son muy cortos. Estamos solicitando a la Comisión un análisis de condiciones como esta y algunas otras en las que necesitamos flexibilizar la convocatoria porque hemos visto que existen algunos ámbitos de mejora.

¿Está satisfecha con el plan de reindustrialización de los terrenos de Nissan en Barcelona?

Contamos con Silence, el centro de I+D de Nissan, que se quedará en España, y el proyecto D-Hub. Parte de este último estará financiado por el Perte VEC, algo más de 100 millones. Es muy positivo que el D-Hub haya llegado a un acuerdo con Goodman, un actor global. Y seguimos trabajando en la mesa de reindustrializacion para cerrar el círculo, con otros proyectos.

¿España puede convertirse en un hub de producción de chips tras el reciente anuncio de Cisco?

Sentamos una base. El Perte Chip es muy ambicioso [12.250 millones de dinero público hasta 2027]. Cisco va a ubicar en Barcelona su primer centro de diseño de chips en Europa, por lo tanto, las sinergias con el Centro de Computación Nacional van a ser extraordinarias. El Ministerio está diseñando ahora un mapa de capacidades industriales. Con Cisco en España, sabremos aprovechar a este actor global, que va a atraer nuevas inversiones en torno a todo lo que es la fabricación de chips a nuestro país, y crear un ecosistema.

¿Cómo puede ayudar Indra al Gobierno para impulsar la industria de defensa? ¿Cree superada la crisis de gobernanza en la firma?

Indra es un actor global de la industria de defensa. En cuanto a la gobernanza, voy a ser prudente. Lo importante es el papel que puede tener Indra con, por ejemplo, la participación en el FCAS [Futuro Sistema Aéreo de Combate]. Es nuestro socio elegido para el FCAS. Esperemos que pronto Alemania desbloquee este proyecto que refuerza la seguridad europea y las capacidades industriales.

¿Cuál será el papel de la SEPI en ITP Aero para garantizar su españolidad?

Facilitamos que se definiera bien la operación una vez que Rolls-Royce decidió vender. Ha habido muchas reuniones de trabajo. Como ministra respondo por que se garanticen las capacidades industriales que debe tener el país. Capacidades cada vez más protegidas por la Ley de Seguridad Nacional, por su desarrollo también desde la industria de la defensa. Los pasos dados van en la buena dirección.

"Madrid necesita un cambio"

Rival de Almeida. Pocos días antes de confirmarse la candidatura de Reyes Maroto a la alcaldía de Madrid, la ministra ni desmentía ni confirmaba a CincoDías esta circunstancia. Se limitó a decir que, “como militante” estaba “a disposición del partido”. “Madrid, desde luego, necesita un cambio. El señor Almeida no tiene liderazgo, no tiene proyecto, le falta gestión, y eso lo vemos los madrileños y madrileñas que vivimos y trabajamos en esta ciudad. Hace más de 20 años que llegué aquí y veo muchas fortalezas que no se están aprovechando y también una falta de gestión por parte del actual alcalde”, aseguraba. “Necesitamos un cambio y estoy convencida de que hay cuadros en el partido que van a poder liderar este cambio que Madrid necesita”, añadió Maroto.

Normas
Entra en El País para participar