Capital riesgo

Rolls-Royce firma la venta de ITP a Bain tras un año de espera

El fondo paga 1.600 millones por el fabricante español de motores para la automoción

Rolls-Royce firma la venta de ITP a Bain tras un año de espera

La historia por ITP llega a su final. El fondo Bain Capital ha firmado este jueves la compra a Rolls-Royce la compra del fabricante español de motores para la aviación, un año después de que se anunciase la operación. La compañía británica, que certifica su salida del mercado español, recibirá por esto 1.600 millones.

El precio final se ha reducido en 100 millones, frente a los 1.700 millones previstos. Esto se ha producido al descontarse un dividendo cobrado por Rolls Royce para recuperar la caja con la que contaba en la firma española.

La compañía británica utilizará este dinero para reducir deuda y cancelar inmediatamente un préstamo de 2.000 millones de libras, que está garantizado en un 80% por el UK Export Finance. Y con ello la compañía intentará recuperar el grado de inversión.

El Gobierno autorizó la operación el pasado 2 de agosto. Para ello, el Ejecutivo impuso como una condición indispensable que el fondo británico no realizase la operación solo. Y que lo hiciese de la mano de un núcleo duro de inversores españoles. Finalmente contará con el apoyo de la compañía vasca SAPA Placencia, en cuyo capital participa Jokin Aperribay, el presidente de la Real Sociedad, y el banco de inversión JB Capital.

En el trasfondo estaba si Indra, tras la revolución en el Consejo de la pasada primavera, participaría también en la operación. La compañía pública ya negoció en exclusiva con el grupo británico en 2019 hacerse con la compañía, pero las conversaciones quedaron en saco roto por discrepancias en cuanto al precio.

El presidente de Indra, Marc Murtra, afirmó esta semana que no contemplaba entrar en ITP, si bien sí abrió la puerta a segregar su negocio de consultoría, Minsait. Y orientar la compañía hacia el sector de la defensa, en línea con los planes de inversión en este segmento por la guerra de Ucrania.

Bain reserva el 27,5% del capital a socios españoles. JB Capital tomará entre un 10%, mientras que SAPA asumirá un 5%. Está previsto que el Gobierno vasco, a través del Instituto Vasco de Finanzas, entre tambiñen en el capital, si bien el Gobierno vasco ha afirmado este mismo jueves que continúa negociando con la empresa la operación. Y que aún no se dan las condiciones para ello.

La venta de ITP ha sido un largo e intrincado proceso, que se ha extendido durante años. Fue en el verano de 2020 cuando Rolls-Royce anunció su intención de desprenderse de su filial española. Contrató a Goldman Sachs para organizar una subasta a la que concurrieron fondos como KKR, Cinven, CVC, Towerbrook y Platinum, además de Bain, que se alzó como ganador.

Normas
Entra en El País para participar