Ford recortará hasta un 50% las horas de trabajo en su planta de Valencia por el coche eléctrico

Negociará un recorte de plantilla con los sindicatos a principios de 2023

Confía en que el Kuga pueda seguir incluso más allá de 2027

Martin Sander, director general en Europa de Ford Model e, la división de coches eléctricos del fabricante.
Martin Sander, director general en Europa de Ford Model e, la división de coches eléctricos del fabricante.

La planta de Ford Almussafes (Valencia) ve su futuro de otra forma después de que la automovilística estadounidense la eligiese para hacer coches eléctricos en detrimento de la alemana de Saarlouis. Sin embargo, la nueva era eléctrica acarreará una sensible reducción de las horas de trabajo en la fábrica, entre un 30% y un 50% menos, según explicó Martin Sander, director de la división de coches eléctricos de Ford (llamada Model e) en Europa, en un reducido encuentro con periodistas en el que ha participado CincoDías. Esto, a su vez, supondrá un recorte de plantilla que la compañía aún no ha detallado.

“Creo que es genial para España y para Valencia que Ford considere hacer otra inversión sustancial en electrificación, pero también es cierto que tenemos que reestructurarnos en todas partes. El tiempo que lleva producir un vehículo eléctrico es significativamente menor que el tiempo que lleva producir un vehículo con motor de combustión. Según a quién le preguntes, está entre el 30% y el 50%, por lo que necesitaremos menos capacidad para construir vehículos en el futuro. Esa es una realidad. Y eso se aplica a todas las fábricas de todos los lugares, y como resultado también Valencia tiene que pasar por un programa de reestructuración”, aseguró el directivo.

El director de Ford Europa, Stuart Rowley, ya había avisado en mayo en una misiva a los trabajadores que la planta de Almussafes tendría que llevar a cabo “un redimensionamiento” de plantilla. Por ello, UGT, sindicato mayoritario en la planta valenciana, expresó hace unas semanas su temor a un ERE en 2023. “No puedo hablar del tamaño [del reajuste de empleo], porque queremos conversar los detalles con los sindicatos a principios del año que viene. Es una de las realidades de nuestra industria en esta transición, todas las automovilísticas se enfrentarán a este problema”, indicó Sander.

El Kuga, más allá de 2027

El Ford Kuga es el modelo que mas trabajo da a la factoría valenciana, representando aproximadamente el 60% de su volumen de producción. Sin embargo, uno de los temores de los sindicatos es qué pasará a partir de 2024, cuando la planta solo tenga el Kuga ante la pérdida del resto de modelos, ya que este año se han quedado sin el Mondeo y en 2023 dejarán de ensamblar el S-Max y el Galaxy, a lo que se suma el adiós a la Transit Connect. La planta pasará así, en un par de años, a producir exclusivamente el Kuga, hasta la llegada de los eléctricos en 2026.

El Kuga está listo para los estándares de emisiones de la normativa Euro 7 [la tendrán que cumplir todo los coches nuevos a partir del 1 de enero de 2026], por lo que podemos producirlo durante un largo periodo de tiempo. Siempre y cuando veamos demanda en el mercado, seguiremos haciendo el Kuga. Es un modelo de volumen que se producirá, posiblemente, durante muchos años, incluso más allá de 2027”, señaló el directivo.

A su vez, Sander destacó el éxito de la versión híbrida enchufable de este coche. “Es el híbrido enchufable más vendido en Europa en todos los segmentos. Es realmente una gran historia de éxito”, resaltó Sander. En cuanto a esta tecnología, el directivo indicó que para Ford es “una tecnología de transición” y que el plan del fabricante es ir hacia un modelo 100% eléctrico en Europa.

En cuanto a los modelos eléctricos que la compañía llevará a Almussafes, Sander no dio detalles al respecto y, además, recordó que si bien la compañía eligió a la planta valenciana, aún no es 100% seguro que vaya a ser eléctricos allí, aunque desde los sindicatos sea algo que ya se da por hecho. Incluso, se sabe que la plataforma que traerá Ford será la GE-2, la evolución de la GE-1 sobre la que se hace el Mustang eléctrico.

Plan de electrificación

El primero modelo completamente eléctrico que la compañía ha lanzado al mercado ha sido precisamente el Mustang Mach-E, que el fabricante importa desde EE UU. “Es un coche extremadamente exitoso, el único problema es que no podemos tener todos los que querríamos, ya que es un producto con una demanda muy alta”, dijo Sander.

En marzo, la automovilística había anunciado que lanzaría siete nuevos modelos eléctricos para el Viejo Continente hasta 2024. Entre ellos habrá un crossover de tamaño medio, que llegará a finales de 2023, y un sport crossover en 2024. Ambos se ensamblarán en Colonia (Alemania). Además, Ford hará el Puma eléctrico en Rumanía, y lanzará las nuevas versiones eléctricas de la Transit Custom y la Tourneo Custom, dos vehículos comerciales, que se harán en Turquía a partir del año que viene.

A su vez, habrá una Transit Courier y una Tourneo Courier eléctricas, que se harán en Rumanía. Gracias al impulso de estos nuevos modelos, la compañía planea vender en Europa 600.000 vehículos eléctricos en 2026.

La división del negocio en dos

Model e y Blue. Ford anunció en marzo de este año la separación de su negocio en dos divisiones diferentes. Por un lado, irá el negocio eléctrico, con Ford Model e, y por otro el de combustión, con Ford Blue. La compañía hizo ese movimiento para “liderar esta nueva y emocionante era de vehículos conectados y eléctricos”, según palabras del presidente ejecutivo del fabricante estadounidense, Bill Ford. Para el consejero delegado y presidente de la automovilística, Jim Farley, esta operación servirá para “impulsar el crecimiento y la creación de valor de la compañía, lo que pondrá a Ford en posición de superar tanto a los fabricantes de coches tradicionales como a los nuevos competidores centrados en el coche eléctrico”.

Bolsa. Ante las preguntas de este medio, Sander ha negado cualquier posibilidad de que Ford saque a Bolsa Model e, para así generar más fondos con los que financiar el paso hacia el coche eléctrico de la compañía. “No está en nuestros planes”, afirmó el directivo.

Normas
Entra en El País para participar