_
_
_
_
_

Seat lanza un pulso al Gobierno y aflora las taras del Perte de la automoción

La compañía pide más dinero público para seguir adelante con el proyecto de la planta de baterías de Sagunto. Solo se ha adjudicado hasta hoy el 20% de los fondos disponibles

Imagen del día de la presentación del proyecto de la planta de baterías en Sagunto. A la izquierda, el por entonces CEO del grupo VW, Herbert Diess; y Pedro Sánchez, presidente de Gobierno.
Imagen del día de la presentación del proyecto de la planta de baterías en Sagunto. A la izquierda, el por entonces CEO del grupo VW, Herbert Diess; y Pedro Sánchez, presidente de Gobierno.AFP

El Perte del coche eléctrico corre riesgo de transformarse en un fracaso para el Gobierno. Después de que Ford desistiese en agosto de participar de este programa de ayudas, ahora el grupo Volkswagen, que lidera el proyecto estrella para la electrificación de la industria española del motor, también amenaza con retirarse. Según una información adelantada por La Tribuna de Automoción y confirmada por CincoDías, VW duda de si construir o no finalmente una planta de baterías en Sagunto (Valencia) por la cantidad de fondos que recibiría del Perte, un dinero que la compañía considera insuficiente.

A la espera de la resolución definitiva, que el ministerio de Industria lleva semanas retrasando, de momento al fabricante alemán le corresponderían unos 167 millones. Esta es la cantidad que quedó estipulada de forma provisoria en verano para un proyecto que prevé movilizar unos 10.000 millones. De estos, 3.000 millones irían a la mencionada planta y el resto se destinarían a la producción de vehículos eléctricos en las plantas de Landaben (Navarra) y Martorell (Barcelona), a partir de la mitad de esta década.

Con la resolución provisional del Perte se adjudicaron unos 702 millones de euros a diez proyectos distintos, lo que supone apenas el 23% del total de fondos con los que contaba este programa de ayudas directas y créditos con 0% de interés. Sin embargo, en verano, Ford, una de las beneficiadas, se cayó de la convocatoria ante la imposibilidad de acometer sus inversiones antes del 30 de junio de 2025, la fecha límite para utilizar el dinero del Perte. Así, solo se ha adjudicado hasta hoy el 20% de todo el dinero disponible.

Fuentes cercanas a la compañía confirman a este periódico que actualmente "hay reuniones en Madrid" entre Industria y Volkswagen para evitar que se caiga el proyecto. Dichas fuentes explican que la compañía espera que en la resolución definitiva el Gobierno asigne entre 300 y 400 millones al proyecto de Volkswagen. "Esto sería un Perte bajo", indican, teniendo en cuenta que el antiguo CEO de VW, Herbert Diess, había pedido en su momento al Gobierno 1.000 millones para llevar a cabo esta gran inversión en España. 

"Urgente y favorable resolución del Perte"

"La industria española del automóvil necesita una urgente y favorable resolución del Perte, alineada con las inversiones que plantean realizar todas las compañías, para acelerar el proceso de transformación del sector en toda su cadena de valor", ha indicado Seat. "Una vez se publique la resolución final del Perte, Seat, el grupo Volkswagen y los 60 socios de 'Future: Fast Forward' analizarán esta resolución y tomarán una decisión sobre los diferentes proyectos", ha añadido la empresa.

Otras fuentes del sector, que han pedido no ser identificadas, explican que aún son optimistas para que finalmente salga adelante la planta de Sagunto, ya que "la voluntad política y el dinero están ahí", pero hay que ver la ejecución práctica. Recientemente, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció que el Ejecutivo lanzaría un segundo Perte al ver que muchos proyectos se han quedado fuera. "Antes de lanzar un segundo Perte, hay que tener claro por qué no se han asignado los fondos de este primero. Creo que no podrá hacerse con las mismas reglas que el primer Perte", explican dichas fuentes a este medio.

Desde el ministerio de Industria, por su parte, han evitado hacer comentarios y se han limitado a señalar que tienen "el convencimiento de que la resolución definitiva saldrá pronto", y que "la voluntad es dar la mayor cantidad de dinero posible" a los distintos fabricantes.

Presentación del proyecto en mayo

La compañía alemana había hecho la presentación oficial del proyecto el pasado mes de mayo, en un acto al que había acudido el por entonces consejero delegado del grupo, Herbert Diess (ahora lo es Oliver Blume), y el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. Como se explicó en aquel entonces, la gigafatoría iba a tener una capacidad de producción de 40 GWh y daría empleo a 3.000 personas de forma directa, generando otros 12.000 puestos de trabajo indirectos.

"No existe ahora mismo un proyecto de esta magnitud que refleje mejor nuestras prioridades en España", había dicho Sánchez en mayo. La de Sagunto fue la segunda fábrica de baterías anunciada por el grupo, tras la alemana de Salzgitter, de las seis que la compañía alemana quiere tener en el Viejo Continente en 2030.

Según el plan inicial, la planta iba a empezar a construirse en 2023 y funcionar a partir de 2026, que es cuando el fabricante prevé empezar a hacer coches eléctricos en sus factorías españolas. Es a estas fábricas a las que, al menos en principio, irán a parar las baterías que se hagan en Sagunto, aunque la automovilística no se cierra a la posibilidad de suministrar este elemento clave del coche eléctrico a otras marcas.

"Nosotros no excluimos fabricantes. Pero nuestra primera ola de inversiones, que incluye seis gigafactorías en Europa, se destinará a abastecernos a nosotros mismos, a nuestro 20% de cuota de mercado en Europa, un porcentaje que nos gustaría mantener también en el mundo del vehículo eléctrico, y que incluso ya tenemos", había indicado Diess en abril en una entrevista exclusiva con este periódico.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Manu Granda
Cubre la industria del automóvil en Cinco Días, periódico en el que también escribió en la sección de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_