_
_
_
_
_

Paul Diggle (Abrdn): “En el peor escenario geopolítico, el petróleo se podría disparar a 140 dólares”

El experto da solo un 5% de probabilidades a una escalada bélica en Oriente Próximo, aunque suficiente para la cautela. Cree que EE UU esquivará la contracción económica hasta la segunda mitad de 2024

Paul Diggle.
Paul Diggle.Pablo Monge

Paul Diggle es un veterano de Abrdn. Lleva 10 años en la firma escocesa, tras pasar por compañías como Volterra Partners y Capital Economics. En una conversación con CincoDías, el economista jefe de la firma habla sobre el estado de salud de las principales economías del mundo, sobre los riesgos geopolíticos y en los mercados tras la escalada de la tensión en Oriente Próximo y sobre el ciclo de subidas de tipos de interés, a la espera de la decisión de la Reserva Federal estadounidense.

Pregunta. ¿Cuáles son sus previsiones de subidas de tipos?

Respuesta. El ciclo de subidas está cerca de acabarse. Parece menos probable una nueva alza de la Reserva Federal en noviembre, pero aún existe la posibilidad de un aumento en diciembre. Eso se debe a que la economía de EE UU sigue siendo muy fuerte. En la eurozona, los miembros más duros del Banco Central Europeo también quieren mantener viva la posibilidad de un aumento de tasas, aunque no espero un alza adicional.

P. ¿Los bancos centrales buscarán lograr su objetivo de inflación del 2% a cualquier precio?

R. Creo que siguen comprometidos con sus objetivos de inflación. Por lo tanto, no creo que lo hayan cambiado a un objetivo más alto, digamos del 3%. Posiblemente han ampliado el horizonte temporal en el que planean alcanzar ese 2%, porque son conscientes del riesgo de que un endurecimiento excesivo genera recesión. Hay precedentes históricos de políticas monetarias demasiado restrictivas y conocen esas lecciones.

P. ¿Le sorprende la resiliencia de la economía estadounidense?

R. Ha sorprendido a todos. Viéndolo con perspectiva, hay algunas razones por las que ha sido tan resistente. Una de ellas es el excedente de ahorros de los consumidores tras la pandemia y su disposición a seguir gastando. En segundo lugar, la transmisión atenuada de la política monetaria a la economía, que se debe al alargamiento de los plazos de la deuda de las empresas. Además, el mercado laboral sigue siendo resistente. Aunque no creo que pueda durar para siempre.

P. ¿La deuda de EE UU es sostenibles con tipos tan altos?

R. No. Los niveles de deuda son mucho más altos que la última vez en que los rendimientos de los bonos estuvieron en el 5% y esto preocupa a los inversores. Es difícil que las rentabilidades sigan subiendo ante las preocupaciones sobre la sostenibilidad de la deuda, no solo en Estados Unidos, sino también en Italia, por ejemplo.

P. ¿Prevé recesión o un aterrizaje suave en EE UU?

R. Espero que la economía continúe siendo muy fuerte durante dos o tres trimestres más. En tercer trimestre el crecimiento será solido, mientras en el cuarto podría ser un poco más débil por las huelgas de trabajadores del sector del automóvil y por la posibilidad de un cierre del gobierno en noviembre. En nuestras previsiones, será bastante sólido también en el primer y en el segundo trimestre de 2024.

P. ¿Y en Europa?

R. La economía europea ha tenido un desempeño mejor de lo que muchos esperaban. No obstante, está creciendo alrededor del 0%. El problema parece ser Alemania, que se enfrenta a vientos en contra cíclicos y a problemas estructurales con su modelo económico, basado en las exportaciones, orientado hacia China, intensivo en energía...Creo que la eurozona experimentará una recesión leve este invierno. La buena noticia es que saldrá de esto antes que EE UU.

P. ¿Qué piensa de la economía española?

R. Respecto a las economías de la región ha tenido un mejor desempeño. España no tiene los problemas estructurales que afectan a otros países europeos: no depende tanto del sector energético, no tiene un sector industrial grande afectado por una desaceleración global, no depende de China... Y el regreso de los flujos turísticos favorece al país.

P. ¿Cuáles son los riesgos del conflicto en Oriente Próximo?

R. Todo depende de la escalada del conflicto. Si se limita a una invasión israelí en Gaza, habría una interrupción total del suministro de gas de Israel, que es un importante exportador para la economía mundial, en un momento en que Europa busca suministros alternativos. Afecta también a las expectativas de suministro de petróleo.

P. ¿Y en caso de escalada?

R. Si intervienen Hezbollah o Irán sería mucho más problemático ya que el suministro iraní de petróleo a la economía global estaría amenazado y representa un 20% del suministro mundial. Esto provocaría un fuerte aumento del precio del crudo. Entre los riesgos que contemplamos, el peor escenario es un repunte hasta los 140 dólares por barril.

P. ¿Podría ocurrir?

R. Estimo una probabilidad del 5%. Es un riesgo pequeño pero lo suficientemente grande como para que los inversores se lo tomen en serio.

P. Esto lastraría los esfuerzos de los bancos centrales.

R. Tendría muchas implicaciones económicas negativas. Llevaría a una mayor inflación y a un menor crecimiento. Y haría que fuera más difícil reducir las tasas de interés en los plazos que hemos previsto hasta ahora.

P. ¿Cuál es la salud de la economía china?

R. Existen desafíos evidentes en este momento. El primero es la confianza del consumidor, que es limitada. Pese a contar con exceso de ahorros, la voluntad de los consumidores de gastarlo es inexistente. Luego, China es un exportador de bienes y ahora los flujos globales son débiles. Además se está produciendo un cambio en la economía global hacia los servicios, en lugar de los bienes. El tercero es el mercado inmobiliario. China experimentó más de una década de sobreconstrucción y ahora es necesario un retroceso en el sector. Y existen problemas de financiación.

P. ¿Logrará su objetivo de crecimiento del 5% para este año?

R. Las políticas de estímulo deberían frenar la desaceleración, como demuestran los datos recientes. Creo que superarán el 5% en 2023, pero para 2024 prevemos que esté por debajo del 5%. Ya no puede seguir creciendo a las tasas históricas.

P. ¿Ya no veremos una tasa de crecimiento de doble dígito?

R. No creo. China enfrenta una desaceleración tendencial, que ha llevado un crecimiento que solía ser de dos dígitos al 4% o 5% en la actualidad. Y esa desaceleración continúa. La pregunta es cuán agresiva será. Algunos prevén que el crecimiento se reducirá al 2% en unos años. Aunque no creo que sea algo tan rápido.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_