_
_
_
_

Las marcas chinas de coches inundan el mercado español con 40 modelos hasta 2025

Las principales firmas de ese país, BYD y MG, contarán a finales de este año con 12 vehículos. A estas las acompañan otras como Omoda, que ha elegido España como su primer mercado europeo

Marcas chinas de coches que han entrado al mercado español.
Marcas chinas de coches que han entrado al mercado español.Getty/Gabriela López (collage)
Manu Granda

El mercado automovilístico español está viviendo un auténtico tsunami de marcas y modelos chinos que vienen a competir con los fabricantes de coches tradicionales europeos, japoneses y estadounidenses. A día de hoy, las firmas de ese país que han desembarcado con más fuerza en España han sido BYD, que terminará 2023 con cinco modelos a la venta, y MG, que ofrece siete coches. Pero no son las únicas.

En total, se espera que entre los modelos que ya se venden en España y los que aún restan por venir, el mercado nacional cuente en 2025 con una oferta de en torno a 40 modelos de marcas chinas o de capital chino (Polestar, por ejemplo, reparte su propiedad entre la china Geely y la sueca Volvo, pero esta última también está controlada por Geely). La que más vehículos pondrá a la venta en España es MG, que además de los siete ya mencionados, prevé lanzar otros diez coches más, de los cuales la mayoría llegarán en 2024, año en el que se cumplirá el centenario de la firma.

Esta marca nació en Reino Unido, pero en 2007 fue adquirida por el grupo chino SAIC Motor, que la reintrodujo en España en 2021. MG asegura a CincoDías que planea estar entre las cinco marcas más vendidas del mercado español en un plazo de dos a tres años. De momento, la automovilística ha conseguido algo inédito, que su MG ZS de gasolina fuese el más vendido en España en agosto (a falta de los datos definitivos, apunta a serlo también en septiembre). Es la primera marca china en lograrlo en España. El éxito de la compañía (que busca localizaciones para fabricar en Europa y España está en las quinielas) ha sido tal, que han cambiado sus previsiones para 2023, ejercicio que prevén cerrar con 30.000 matriculaciones, unas 5.000 más de las previstas. MG ofrece actualmente modelos de combustión, eléctricos y un híbridos enchufable. Buena parte de los modelos que lanzará en 2024 serán híbridos, para así completar un portfolio que cubra todas las opciones de propulsión.

BYD, por su parte, desembarcó este año en el país con una oferta inicial de tres modelos (el BYD Han, el Tang y el Atto 3), que luego se ha ampliado con dos coches más, el Seal y el Dolphin (su vehículo más barato). Para el primer trimestre de 2024 ya se ha confirmado el BYD Seal U, que será un SUV, aunque se espera que puedan llegar tres modelos más el año que viene.

Tanto BYD como MG han apostado por una venta tradicional en concesionario (la primera tiene por objetivo contar con una red de 40 concesionarios y la segunda aspira a llegar a 100), pero apuntan a clientes diferentes. La segunda apuesta “por una movilidad accesible”, según indica José Antonio Galve, jefe de producto y relaciones públicas de MG; mientras que BYD solo ofrece vehículos eléctricos cuyo precios oscilan entre 35.690 y casi 70.000 euros sin ayudas públicas, según la información que ofrece el fabricante en su web. BYD se ha puesto como objetivo tener el 10% de la cuota de mercado de coches enchufables (eléctricos puros e híbridos enchufables) en España en un plazo de dos a tres años.

La ofensiva de Chery

A MG y BYD las acompañan un variopinto y nutrido grupo de marcas chinas que han llegado o están a puntos de arribar al mercado nacional, como es el caso de Omoda que prevé terminar 2023 con 31 concesionarios. Esta firma, perteneciente al grupo Chery, fue creada este año y está en plena expansión internacional, para lo que ha elegido a España como su primer mercado en Europa. Venderá el Omoda 5, un SUV de combustión que a partir de 2024 también ofrecerá una versión eléctrica. Su precio aún no está confirmado, pero se posicionará por debajo de Jaecoo, otra marca de Chery que arribará a España en abril con el Jaecoo 7 de gasolina. A estas firmas pueden sumarse las marcas Tiggo y Cougar en los próximos dos años, con lo que Chery tendrá cuatro marcas en España si se confirma su arribo.

Este grupo chino estudia la posibilidad de fabricar en España, concretamente en Zona Franca de Barcelona, aunque no es la única opción que contempla el fabricante. En caso de inclinarse por la Ciudad Condal, Chery se aliará con el D-Hub que ganó la licitación para asentarse en las instalaciones de la antigua Nissan en Barcelona. La compañía anunciará su decisión presumiblemente antes de final de año.

Otras marcas chinas que ya están en España

Lynk & Co, una oferta muy particular. La firma china que tiene la apuesta más peculiar es Lynk & Co, que abrió su primer club en Barcelona el año pasado. Esta marca, perteneciente al grupo Geely, ofrece un solo coche híbrido enchufable, el Lynk & Co 01, en un régimen de suscripción de 600 euros mensuales (también se puede comprar por 44.500 euros, según la web del fabricante). “Decimos que somos el Netflix del automóvil y creo que es una buena manera de describirlo”, aseguró Alain Visser, consejero delegado de la marca, en una entrevista en este periódico publicada en diciembre.


Polestar. Esta firma también pertenece a Geely y está enfocada al segmento prémium, con una oferta exclusivamente eléctrica. Ya cuenta con dos modelos, el Polestar 2 y el 3, a los que se sumarán el 4, el 5 y el 6 que llegarán a España entre 2024 y 2026.


Más marcas. Otras firmas, como Aiways, SWM o DFSK también han aterrizado en España, aunque todavía no tienen un gran volumen de ventas. Entre todas ellas ofrecen ya ocho modelos en nuestro país. DFSK, de hecho, ya se ha hecho miembro de Anfac, la patronal española de fabricantes de coches. 

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

_
_