_
_
_
_
_

Marco Giordano (Wellington Management): “Incluso con recesión, será difícil rebajar la inflación al 2%”

El experto cree posible alguna subida de tipos en 2024 o 2025 ante un alza de precios en la que ve factores estructurales. Con tipos elevados, defiende que la renta fija debe cobrar más peso en cartera

Marco Giordano, director de inversiones de renta fija en Wellington Management.
Marco Giordano, director de inversiones de renta fija en Wellington Management.Juan Lazaro

Marco Giordano es director de inversiones de renta fija en Wellington Management. Antes de unirse a la firma estadounidense en 2019 trabajó como estratega de producto en BlackRock y como consultor de gestión en Accenture. Considera que la renta fija es la mejor solución de inversión a largo plazo en un contexto de debilidad económica como el actual, debido a su rentabilidad, al nivel de diversificación que ofrece y a la protección del capital.

Pregunta. ¿Cuáles son sus previsiones sobre los tipos de interés?

Respuesta. Aunque la inflación sigue alta, especialmente la subyacente, creemos que hemos llegado al tope del ciclo de subidas y que los bancos centrales bajarán tipos en la primera mitad del año. Pero no necesariamente será una política que funcione a largo plazo. Quizás recorten tipos, pero la inflación no bajará al 2%.

P. ¿Cree que van a abandonar el objetivo de inflación del 2%?

R. Nosotros nos preguntamos si están dispuestos a generar las condiciones económicas de recesión para llegar al 2%. Y no lo tenemos tan claro. La Reserva Federal parece más comprometida. Pero el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra tienen más sensibilidad al ciclo económico. Creemos que la ralentización económica, e incluso la recesión en algún país no serán suficientes para llevar la inflación al 2%. Posiblemente los bancos centrales tendrán que volver a subir los tipos de interés, en la segunda mitad de 2024 o principios de 2025.

P. ¿Prevén recesión tanto en la eurozona como en EE UU?

R. En Estados Unidos nos ha sorprendido la resiliencia de la economía. Pero las condiciones financieras son más restrictivas que en Europa, donde el ciclo económico se está ralentizando más. En EE UU hay más crecimiento, aunque con la posibilidad de que este baje a cero o a recesión. En Europa estamos en un crecimiento cero o en algunos casos, como Alemania, en terreno negativo. Realmente es un estancamiento de la economía, más que una recesión profunda.

P. Con la subida de tipos, la renta fija se ha vuelto atractiva. ¿Qué prevé para 2024?

R. A corto plazo la renta fija vuelve a tener esa rentabilidad que hace muchos años que no veíamos. En los sectores más conservadores como los bonos soberanos, que finalmente en Europa dan una rentabilidad positiva, pero también el crédito o high yield vemos un punto de entrada muy atractivo, sobre todo en un contexto de ralentización económica, ya que es un activo de riesgo relativamente bajo.

P. ¿Y a largo plazo?

R. A largo plazo es más interesante porque el shock que ha ocurrido en 2021-2022 es el principio de un nuevo régimen macroeconómico. Creemos que la inflación va a ser más alta a largo plazo, también por motivos estructurales. Y si se mantiene más alta, los tipos van a aumentar y se van a mantener más altos durante más tiempo. En este escenario la renta fija cobra un atractivo muy diferente. Creemos que está aquí para quedarse y habría que replantearse el rol que tiene en este activo en la construcción de la cartera.

P. ¿Dónde ve mayores oportunidades en la renta fija?

R. Depende de cuáles son los objetivos del inversor y de la tolerancia de riesgo que tenga. Desde un punto de vista neutral, el crédito da rendimientos que hace muchos años no daba y ofrece la oportunidad de invertir en empresas de muy alta calidad. Esto da esa protección del capital, por si hubiera una recesión más profunda de lo que esperamos. Para un perfil conservador, la deuda de países core vuelve a cobrar su rol histórico de dar rentabilidad y protección de capital, liquidez y diversificación. Y para terminar, el high yield es interesante sobre todo para diversificar o reducir riesgo también desde el lado de la renta variable.

P. ¿Cuáles son los sectores favoritos en la deuda corporativa?

R. El sector financiero, especialmente europeo. Ha tenido 10 años muy duros pero finalmente su modelo de negocio vuelve a cobrar más rentabilidad.

P. ¿Cuál es su visión de la deuda a corto plazo?

R. La renta fija ahora te da una rentabilidad que no te daba antes, pero sobre todo te da protección del capital y diversificación. Va a jugar un papel muy importante en los próximos años. Muchos bancos privados ven que sus clientes todavía tienen entre un 10% y un 40% de su capital en cash o en fondos monetarios, especialmente en EE UU. No creemos que esa sea una inversión muy acertada, porque el cash no da esa protección de capital en un momento en el que hay un recorte de tipos.

P. ¿Es sostenible el gran volumen de deuda pública de los países?

R. En los últimos cinco años ante cualquier shock los gobiernos han decidido emitir deuda o hacerse cargo de gastos para proteger al consumidor. Pero ya no hay un comprador masivo en el mercado como los bancos centrales. En un contexto en el que muchos gobiernos han elevado su deuda, si suben los tipos más a largo plazo, veremos más divergencia entre países. A partir de 2024 cuando los mercados deberán comenzar a absorber más emisiones de deuda, la sostenibilidad de la deuda volverá a ser un tema central para los mercados.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_