Las ventas de coches nuevos cayeron un 4,6% en Europa, casi un punto menos que en España

Las matriculaciones aceleraron en el último mes del año un 12,8%, según datos de la patronal de fabricantes

Un hombre visita el stand de Volkswagen en el Salón del Automóvil de Bruselas.
Un hombre visita el stand de Volkswagen en el Salón del Automóvil de Bruselas. AFP

Las ventas de coches nuevos en Europa tuvieron un buen final de año, pero no fue suficiente para terminar el 2022 en positivo. Según los datos publicados este miércoles por Acea, la patronal europea de fabricantes de vehículos, las matriculaciones en la Unión Europea cayeron el año pasado un 4,6%, hasta las 9,25 millones de unidades. El recorte se debió a la pésima primera mitad del año, cuando el sector sufrió especialmente la escasez de microchips y de componentes, lo que impidió a las fábricas trabajar al ritmo que marcaba la demanda.

Las matriculaciones cayeron durante los primeros siete meses del año, sobre todo en marzo y abril, cuando las entregas se desplomaron un 20,5% y un 20,6%, respectivamente. Sin embargo, a partir de agosto el sector se recuperó con cinco meses consecutivos de subidas. En noviembre y diciembre, las ventas de coches nuevos tuvieron los mayores incrementos del año, con subidas del 16,3% y del 12,8%, respectivamente. Si en estos datos se incluye a otros países europeos como Islandia, Noruega, Suiza y Reino Unido, la bajada anual fue del 4,1%, con 11,28 millones de vehículos.

De esta forma, ya sea comparado con el dato de la UE o del conjunto de Europa, España ha tenido un peor desempeño que la media, ya que en nuestro país las matriculaciones retrocedieron un 5,4% en 2022, con apenas 813.396 unidades. Esta caída fue peor de la esperada por el sector debido a que en diciembre, al revés que en el Viejo Continente, las matriculaciones bajaron un 14,1% por las dificultades en el transporte de vehículos, lo que impidió la entrega de muchos coches a sus compradores.

"Es cierto que hay problemas de oferta, pero son comunes para toda Europa y no justifican la evolución diferencial de España. No se puede negar que esta es una situación arriesgada para un país donde la industria de automoción emplea, de modo directo e indirecto, dos millones de personas, y es uno de sectores puntales de nuestra industria, que no es precisamente el fuerte de nuestro país, donde durante muchos años se ha primado al sector servicios", ha indicado José López-Tafall, director general de Anfac, la patronal española de fabricantes que está dentro de Acea.

"Por eso es prioritario recuperar un mensaje positivo hacia el automóvil, y que desde el conjunto de decisores se defienda más activamente que en la nueva movilidad de España también el vehículo privado limpio ha de tener un papel muy relevante y es parte de la solución", ha añadido el directivo.

Por grupos automovilísticos, Volkswagen ha sido el máximo vendedor de coches europeo un año más, con 2,78 millones de unidades entregadas en el conjunto del continente, un 5,7% menos. Stellantis, por su parte, ha quedado en segundo puesto, con 2,05 millones de automóviles, lo que supone un retroceso del 13,7%. El podio lo ha completado el grupo Renault, muy lejos de los dos primeros, apenas superando la barrera del millón de coches, con 1,061 millones de unidades (cayó un 2,9%). La surcoreana Hyundai ha finalizado el año pisándole los talones a la francesa, con 1,06 millones de turismos vendidos, mejorando así un 4,2% sus números del ejercicio precedente.

Normas
Entra en El País para participar