Plan de sostenibilidad

Cabify lanza un servicio para empresas que solo opera con vehículos electrificados

La compañía cuenta ya con una infraestructura propia de supercargadores para que más de 100 vehículos 100% eléctricos puedan operar durante toda la jornada en Madrid

Alberto González, responsable de Movilidad en Cabify España, David Pérez, SVP de Stakeholder Relations de la compañía.
Alberto González, responsable de Movilidad en Cabify España, David Pérez, SVP de Stakeholder Relations de la compañía.

Un día después de conocerse que Cabify había obtenido un préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) de 40 millones para la electrificación de su flota, la compañía española de multimovilidad ha presentado su Plan de Sostenibilidad 2022-2025, con el que se compromete a que el 100% de sus viajes sea en vehículos eléctricos para 2025 en España y 2030 en Latinoamérica. La empresa planea, entre otras cosas, la compra de 1.400 vehículos eléctricos y el desarrollo de una infraestructura propia de cargadores que permita abastecer su flota, a lo que destinará un total de 82 millones.

Dentro de esta estrategia, el unicornio español pondrá en marcha un nuevo servicio, Cabify Eco, que comenzará a operar en las próximas semanas y que ofrecerá solo viajes en vehículos electrificados para empresas, con un doble objetivo: ofrecer a sus usuarios una forma más sostenible de viajar e incentivar la transición de autónomos VTC y flotas de VTC a coches más limpios. El servicio primero estará operativo en Madrid y después se extenderá a otras ciudades españolas y al resto de mercados donde opera la compañía. En España, Cabify trabaja con unas 28.000 empresas.

Esta categoría incluirá vehículos híbridos, híbridos enchufables y eléctricos, además de los coches 0 emisiones que se incorporen o formen parte de la flota de Cabify. Actualmente, la flota conectada a la aplicación Cabify está formada por un 55,8% de vehículos híbridos; 29,6% diésel; 12,2% gas y 2,4% eléctricos puros. Por su parte, la flota de su filial Vecttor cuenta con un 71,6% de coches híbridos; 8,5% diésel; 15,7% gas y 4,1% eléctricos puros.

La compañía ha explicado que no repercutirá en los usuarios los mayores costes en tecnología e innovación que representan estos vehículos "porque el acceso a este tipo de vehículos no debe tener ningún desincentivo", ha asegurado Alberto González, responsable de Movilidad en Cabify España. La empresa no ha especificado cuántos vehículos estarán destinados a dar este servicio, pero sí asegura que se cubrirá toda la demanda con las cifras actuales de coches eléctricos.

En cuanto a infraestructura de carga, Cabify ha señalado que, a través de Vecttor, cuenta ya con una red propia de supercargadores para que más de 100 vehículos 100% eléctricos puedan operar durante toda la jornada en Madrid. Con su sistema de carga, aseguran la carga completa del coche en menos de una hora y cada cargador podrá utilizarse para al menos 15 vehículos eléctricos al día, con un ciclo de vida de 12 años. Las nuevas infraestructuras de carga "podrán ser compartidas" por otros usuarios de vehículos eléctricos, según González.

Cabify ha reconocido durante la presentación la importancia del préstamo obtenido del BEI para llevar a cabo su plan de sostenibilidad y, aunque no ha detallado cómo se repartirá el dinero, sí ha indicado que se irá destinando casi en paralelo a la compra de vehículos eléctricos y a infraestructura de carga. Igualmente, planean incrementar su inversión en I+D+i durante los próximos años, con una inversión mínima en este campo de 40 millones de euros en el periodo señalado. 

La compañía ha destacado que están abiertos a nuevas líneas de financiación para acometer su ambicioso proyecto, pero no han querido apuntar a ningún nuevo socio financiero por el momento. "Siempre hay conversaciones abiertas. Inyecciones de dinero como la del BEI nos permiten acelerar en los objetivos, pero no hay necesidad de líneas de financiación para acometer nuestra estrategia. No hay una búsqueda incesante de capital", ha señalado David Pérez, SVP de Stakeholder Relations de Cabify. La compañía cerró su última ronda de financiación en 2018 por 160 millones de dólares.

Cabify ha reconocido estar negociando acuerdos con empresas de vehículos eléctricos que puedan ofrecer condiciones más favorables y otros socios para facilitar la carga de este tipo de coches. Su rival Uber anunció recientemente acuerdos con Repsol y Banco Santander para lanzar su servicio de vehículos 100% eléctricos en EspañaEl primero aportaba la solución de carga y el segundo facilitaba programas de leasing (taxi y VTC) y de renting (VTC) para adquirir vehículos eléctricos en condiciones especiales.

"Estamos negociando con empresas, pero aún no hay nada cerrado", ha señalado Pérez, que citó al BEI como socio en la parte financiera. Respecto a si Renault va a entregarles 40 vehículos de la nueva marca Limo, anunciada ayer, el directivo no ha querido confirmarlo. "No podemos comentar nada porque todo es bastante confidencial, pero habrá noticias en breve", ha dicho.

A pregunta de los periodistas, los responsables de Cabify han explicado que no planean entrar por ahora en nuevas ciudades o países. "A futuro está previsto, pero ahora nuestro objetivo es consolidarnos en las 40 ciudades donde operamos". La compañía está actualmente presente en ocho países (siete latinoamericanos más España). Sí han apuntado que ampliarán su operativa hacia zonas periféricas de las ciudades, "donde hay una gran oportunidad de negocio" y crecer en taxis. 

Cabify presentará pronto sus resultados consolidados. Y aunque sus directivos han recordado que alcanzaron la rentabilidad en el último trimestre de 2019 (cuando obtuvieron un ebitda positivo de tres millones de dólares), aún acusan los efectos de la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar