Movilidad

Cabify logra un préstamo de 40 millones del BEI para la adquisición de 1.400 vehículos eléctricos

La plataforma de multimovilidad española recurre de nuevo a la deuda para financiar sus operaciones

Cabify logra un préstamo de 40 millones del BEI para la adquisición de 1.400 vehículos eléctricos

Cabify ha vuelto a recurrir a la deuda para financiar sus operaciones. El unicornio español ha obtenido un préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) de 40 millones de euros que deberá destinar exclusivamente a la electrificación de su flota. La compañía había presentado un proyecto a la citada entidad de 82 millones para comprar 1.400 vehículos eléctricos e instalar la infraestructura de carga necesaria para desplegarlos en España. De ellos, el BEI aportará algo menos de la mitad.

El BEI ha destacado en la aprobación del proyecto que apoya los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y que contribuye a reforzar la inversión en las industrias de automoción y en la infraestructura de recarga necesaria, mejorando la oferta de movilidad urbana sin emisiones en las ciudades donde opera Cabify en España.

Esta financiación, que ha sido adelantada por Lainformación, supone un refuerzo para que Cabify, fundada y dirigida por Juan de Antonio, alcance sus objetivos en materia de descarbonización de flota, que apuntan a que todos los viajes realizados en la plataforma española sean en vehículos cero emisiones en España en 2025 y en todo el mundo en 2030.

Pese a que esta es el primer préstamo que recibe Cabify del BEI, la compañía ya obtuvo en 2019 otro préstamo del Banco Iberoamericano de Desarrollo (BID) por 70 millones de dólares (unos 66 millones de euros al cambio actual). En aquella ocasión, la financiación bancaria fue para impulsar su actividad en Latinoamérica. 

El proyecto de descarbonización de Cabify, compañía valorada en unos 1.400 millones de dólares, se suma a otras iniciativas similares puestas en marcha por algunos rivales, como Uber, que a principios de este año lanzó su servicio Uber Green en Madrid, con una flota inicial de 70 vehículos 100% eléctricos. La compañía estadounidense puso en marcha el proyecto con Repsol y Banco Santander como socios. El primero aportaba la solución de carga y el segundo facilitaba programas de leasing (taxi y VTC) y de renting (VTC) para adquirir vehículos eléctricos en condiciones especiales.

Uber, que se ha comprometido a ser una plataforma de movilidad cero emisiones en 2040 en todo el mundo, anunció una inversión de cinco millones en la Comunidad de Madrid para acelerar la electrificación del taxi y las VTC. A nivel global, Uber invertirá 800 millones de dólares en ayudas a conductores para afrontar los costes de adquisición y carga de vehículos eléctricos,

Cabify, que ha recurrido de nuevo a la financiación bancaria después de cuatro años sin rondas de capital, llevará a cabo esta ambiciosa inversión para la electrificación de su flota después de desprenderse de 800 vehículos de su filial Vector Ronda Teleport. La plataforma de multimovilidad, que cuenta entre sus principales accionistas con la japonesa Rakuten, cerró su última ronda de financiación en 2018 por 160 millones de dólares. 

Normas
Entra en El País para participar