Automóvil

El Renove de coches, al ralentí: solo 29 millones comprometidos de 250

Las patronales advierten de las trabas administrativas. El sector estima una caída de las ventas del 35% frente a 2019

El Renove de coches, al ralentí: solo 29 millones comprometidos de 250 pulsa en la foto

La industria de la automoción se aferró a la puesta en marcha del nuevo Plan Renove (sustitución de un vehículo antiguo por otro más limpio y seguro) para que la caída de las ventas de coches no fuera tan drástica este año, en donde el sector prevé un descenso acumulado del 35%. Sin embargo, la crisis generada por el Covid-19 ha provocado que las matriculaciones de vehículos registren su peor dato en 20 años. Hasta la fecha, la cifra de ventas más baja se había dado en septiembre de 2012 -con el Gobierno pidiendo un rescate a Bruselas para salvar el sector financiero-, con 35.000 coches comercializados. Pero el motor tocó fondo en abril de este ejercicio con tan solo 823 coches vendidos a particulares (4.163 unidades en total), tras el cierre de concesionarios y plantas de producción por el estado de alarma.

Ante el desplome del sector, el Gobierno aprobó a mediados de junio el Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de la automoción, dotado con 3.750 millones de euros, de los cuales se movilizarían 1.535 desde este año y 2.215 a partir de 2021. Dentro de este se incluye el tan esperado por el sector Plan Renove 2020, con 250 millones de euros en ayudas para el cambio de vehículos.

Con su puesta en marcha, el mercado automovilístico subió un 1,1% en julio, primer mes completo sin restricciones de movilidad tras el fin del primer estado de alarma el 21 de junio. No obstante, las entregas no consiguieron mantener la tendencia alcista y acumulan un retroceso a noviembre del 35,3% frente al mismo periodo de 2019, con 745.369 coches entregados. La pregunta es por qué no remontan las ventas de automóviles pese a la ayudas previstas. El sector apunta a dos motivos principales: la caída de la demanda ante el miedo del consumidor por el impacto económico y laboral de la pandemia, y las trabas administrativas que presentan el plan.

24.455 solicitudes

Según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, solo hay comprometidos 29 millones de euros del Renove, lo que supone el 11% del presupuesto. Corresponden a 16.703 solicitudes con crédito reservado y a 7.752 solicitudes con documentación completada. De estos casi 30 millones, 18,9 milllones se han utilizado para turismos; 1,48 millones, para furgonetas, 1,5 millones para motos; y 7,2, para autobuses y camiones.

“El hecho de que la herramienta informática de gestión se haya puesto en marcha cuatro meses después (el 20 de octubre), ha quitado la sensación de inmediatez y facilidad al comprador, que además se ha encontrado con un proceso engorroso y con mucho papeleo para poder optar a la ayuda”, señalan desde la patronal de los concesionarios, Faconauto.

Por otro lado, apuntan que otro aspecto que ha podido lastrar su efecto es que las ayudas a modelos de combustión, que son los que acaparan la mayoría del mercado, no son lo suficiente atractivas. El plan contempla ayudas a clientes particulares de 4.000 euros por la compra de un vehículo con etiqueta Cero y de hasta 800 euros por uno de combustión, aunque la rebaja puede elevarse a 5.000 y 1.600 euros, respectivamente, si se tiene en cuenta la aportación del sector.

Por su parte, desde la patronal de fabricantes, Anfac, ponen en énfasis que la demanda está teniendo una evolución “mucho peor de la esperada” debido a la intensidad con la que está golpeando la segunda ola de la pandemia. “El Renove está cumpliendo su papel para incentivar la renovación del parque, pero es cierto que de haberse conocido de antemano la situación que nos íbamos a encontrar en el último cuatrimestre del año quizá se habría hecho un diseño diferente del mismo, con mayor intensidad de cuantías para compensar una situación altamente desfavorable para las familias y empresas”, subraya la asociación.

La patronal de vendedores, Ganvam, insiste en la complejidad administrativa del plan, e indica que, “al contrario que en otros programas similares, en los que el concesionario adelantaba al ciudadano la ayuda del Gobierno, el Renove deja en manos del comprador la gestión de la solicitud”, entorpeciendo el proceso.

Industria: “La incertidumbre retrae a cambiar de coche”

Fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, señalan a CincoDías que la razón por la que el plan Renove no termina de funcionar este año es porque la situación económica derivada de la pandemia ha retraído a muchos ciudadanos a cambiar de coche por la incertidumbre. “También están los problemas derivados de las restricciones de movilidad, dificultando el acercamiento de los interesados a los concesionarios para obtener la documentación necesaria para la solicitud del programa o bien para conseguir su asesoramiento”, resaltan desde del departamento que dirige la ministra Reyes Maroto.

En Industria sí coinciden con el sector en que las ayudas ofrecidas para la adquisición de vehículos de combustión interna (diésel o gasolina) es “más reducida con el inconveniente añadido de su cobro”, debido a la tramitación administrativa necesaria, entrando en competencia con la opción de venta de dichos vehículos en el mercado de segunda mano, con pago inmediato.

Pueden pedir la subvención todos aquellos que hayan comprado un coche nuevo a partir del 15 de junio (incluido).

Normas
Entra en El País para participar