Ocho diésel, aptos para la ciudad y con descuento

Hasta 9.000 euros suman las rebajas que ofrecen los concesionarios en algunos vehículos de gasóleo

Los coches de gasolina, de gas natural e híbridos también se verán afectados por la futura Ley de Cambio Climático

Tucson, Hyundai Ver fotogalería
Tucson, de la marca Hyundai, con la etiqueta C.

Si hasta hace apenas un mes los españoles ya tenían serios problemas para decidir qué tipo de coche debían comprar para no toparse con las restricciones a la hora de circular en el centro de las ciudades, más impuestos o nuevas subidas en el carburante, ahora el follón es aún más monumental.

Porque la futura ley de cambio climático y transición energética, proyectada por el Gobierno, no solo afecta a los coches diésel, sino también a los de gasolina, de gas natural e híbridos. Esta norma, que da un plazo de 20 años para que dejen de venderse los vehículos más contaminantes, ha puesto firme no solo a la industria, sino también a los concesionarios, las gasolineras (a las que obligará a instalar puntos de recarga para los eléctricos), por no hablar de los consumidores.

El anuncio del anteproyecto de ley está paralizando la decisión de compra de los clientes

“El anuncio está paralizando la decisión de compra”, dice José Antonio León Capitán, director de relaciones institucionales del grupo PSA España y Portugal. Con el agravante de que “esta ley no ataca a corto plazo el problema de la calidad del aire y el efecto invernadero producido sobre todo por la antigüedad del parque”. Además, “la caída de las ventas puede impactar en la producción y el empleo” del sector, que supone el 9% de la población activa.

Los consumidores serán también los que paguen el pato, ya que según asegura Polo Satrústegui, director general de Hyundai España, “tendrán que asumir los elevados precios de los modelos eléctricos”.

El 208, junto al 2008, son los vehículos más bonificados de Peugeot.
El 208, junto al 2008, son los vehículos más bonificados de Peugeot.

Y no digamos las emisiones, porque por culpa de esta norma “la gente tratará de mantener el máximo tiempo posible sus coches actuales”, la gran mayoría de combustión. Anfac (Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones) rechaza de plano la ley para descarbonizar el transporte, a la que considera excesiva en sus objetivos y acelerada en sus plazos, entre otras cosas, porque “supone encarar una reconversión industrial completa”.

Transición

Una reconversión para dar paso al coche eléctrico, que según aseguran en Nissan, “tendría que venir acompañada de un plan de incentivos ambicioso como ha ocurrido en Reino Unido y Alemania, los primeros mercados del vehículo eléctrico”. Además, actualmente existen muy poco modelos eléctricos a la venta.

Mientras, los consumidores, que ya estaban volviendo a los coches de gasolina (ya casi son el 50% de las matriculaciones), se encuentran con un auténtico dilema a la hora de elegir entre el gasóleo y la gasolina, sobre todo los que compran coche para mantenerlo más de 12 años (la gran mayoría).

El modelo Qashqai de Nissan tiene 115 caballos de potencia.
El modelo Qashqai de Nissan tiene 115 caballos de potencia.

Y los concesionarios, por su parte, aunque oficialmente no han alterado los precios, están haciendo importantes descuentos para deshacerse del stock de los vehículos de gasóleo, dado que hasta ahora se fabrican unas 750.000 unidades de este tipo al año.

Pero ¿en qué lugar quedarán los de gasolina, los coches de gas, una tecnología que está en proceso de alza, e incluso los híbridos, que incluyen la combustión, también afectados por esta norma?

Los modelos Euro 6 con etiqueta C pueden entrar en la ciudad en cuatro de los cinco escenarios restrictivos por contaminación

Quizás sea la última oportunidad de adquirir un buen coche diésel Euro 6, con etiqueta C, que permite entrar en las ciudades (como los de gasolina), en cuatro de los cinco escenarios posibles, en caso de alta contaminación, a muy buen precio.

Citroën es una de las marcas que aplica potentes descuentos a sus vehículos diésel. Uno de los modelos que cuenta con una importante rebaja es el Citroën C4 SpaceTourer BlueHDi 130 S&S 6v Feel, que se ajusta a la norma Euro 6.2, que ha entrado en vigor el pasado septiembre.

Citroën C4 Space Tourer, del grupo PSA.
Citroën C4 Space Tourer, del grupo PSA.

Su precio inicial es de 26.050 euros, pero la marca aplica un descuento de 3.500 euros a los compradores que entreguen un vehículo de más de 10 años, 1.800 euros de promoción y 800 euros de ayuda a la financiación. Un descuento total de 6.100 euros para llegar a un precio de 19.950 euros.

En Peugeot aseguran que, de momento, no existe diferencia en los descuentos entre los modelos de gasóleo y gasolina. Pero una de las compras más ventajosas es el Peugeot 208 diésel, con etiqueta C, modelo donde la compañía llega a aplicar una rebaja de 4.100 euros. En el caso del modelo 2008, la rebaja alcanza hasta los 3.200 euros. Según la compañía, estos dos vehículos son los más vendidos en lo que va de año.

Promociones

Un descuento similar es aplicado en otra de las marcas del grupo PSA, que prevé tener toda su gama electrificada en 2025. Con un descuento de 4.051 euros se puede adquirir un Opel Astra Dynamic 1.6 CDTi de 110 caballos de potencia por 20.199 euros.

Otras compañías se inclinan por rebajas en el equipamiento, tal y como hace Mercedes-Benz con el Smart eléctrico, al que subvenciona parte de la instalación del punto de recarga para el cliente.

Mercedes-Benz CLA Shooting, versión diésel.
Mercedes-Benz CLA Shooting, versión diésel.

En el modelo CLA Shooting diésel, esta marca, que en 2020 dejará de vender la versión gasolina del Smart en España, aplica una rebaja de casi 1.000 euros por la instalación de un paquete de equipamiento que entre otros dispositivos incluye cámara de marcha atrás con línea de guía en pantalla, climatizador automático o control de ángulo muerto. El precio de este vehículo es de 40.525 euros.

En Hyundai, los descuentos en la compra de algunos de sus vehículos pueden superar hasta los 8.000 euros. No obstante, los modelos de gasóleo con etiqueta C –que permite la entrada en las grandes ciudades– más ventajosos son el Tucson diésel, que tiene un descuento de más de 7.000 euros, y el Kona, un modelo que está bonificado con hasta 6.300 euros.

El SUV Ateca de Seat aplica más descuentos en diésel que en gasolina.
El SUV Ateca de Seat aplica más descuentos en diésel que en gasolina.

Por 20.850 se puede adquirir el modelo de Nissan Qashqai con 115 caballos de potencia. En esta compañía, que ve inviable el impulso del coche eléctrico “sin un plan de incentivos ambicioso”, la rebaja en este modelo de gasóleo asciende a 5.150 euros.

Seat sí hace diferencias entre los coches diésel y gasolina. Entre 1.200 y 1.800 euros de descuento en los de gasóleo frente a los modelos de gasolina aplica esta fabricante. Su modelo con nombre de un pueblo aragonés, el SUV compacto Ateca, se puede adquirir a partir de los 17.000 euros.

El Fiat Tipo es uno de los modelos en el mercado más rebajados.
El Fiat Tipo es uno de los modelos en el mercado más rebajados.

La italiana Fiat es uno de los fabricantes que cuenta con mayores rebajas para los modelos que tiene en stock. En la versión diésel del Fiat 500, el comprador se puede ahorrar hasta 9.000 euros; en el Fiat Tipo, 8.000, y en algunos modelos de Alfa Romeo de gasóleo, más de 9.000.

Marta Blázquez: “Hay que atraer modelos eléctricos a las fábricas españolas”

Marta Blázquez, vicepresidenta de Faconauto.
Marta Blázquez, vicepresidenta de Faconauto.

Más de 20 años vinculada al sector de la automoción y al grupo PSA, donde ha desempeñado varios cargos de responsabilidad, Marta Blázquez, vicepresidenta de Faconauto, está convencida de que hay otras fórmulas para la descarbonización ampliando la oferta de vehículos de bajas emisiones sin poner en riesgo la viabilidad del sector. Licenciada en Derecho y MBA, es también vicepresidenta de la comisión de mujer y diversidad del Club Financiero Génova.

¿Es factible el plan del Gobierno?

Tendrían que darse circunstancias nada sencillas: que se vendan 750.000 eléctricos en 2040 (8.000 actualmente) y que se multipliquen los puntos de recarga rápida. Estamos hablando de renovar todo el parque en 20 años cuando no somos capaces de rejuvenecerlo. Necesitamos un plan sin excluir los motores de combustión, plazos y presupuesto.

¿Es lógico que incluyan los híbridos?

Lo lógico sería una ampliación de la oferta de coches de bajas emisiones, asequible para todos los ciudadanos. Meter a los híbridos no es realista porque es una tecnología muy eficiente y para muchos puente a la descarbonización.

¿Qué va hacer la industria?

Los fabricantes llevan décadas invirtiendo en modelos más eficientes, pero el calendario del Gobierno es un reto para las fábricas que sobre todo producen diésel. Hay que ir hacia una reconversión industrial, que permita atraer modelos eléctricos y todo lo que rodea a esta tecnología (fábricas de baterías, etc.).

¿Y los concesionarios?

Se ha creado un clima poco favorable para nadie. Habría que tener en cuenta la realidad del mercado, las necesidades de los ciudadanos y las alternativas para aportar confianza. La transformación que será ecológica y digital obligará a los concesionarios a invertir más en innovación, formación, etc. Y para ello es necesario, más que nunca, seguridad jurídica.

Normas