_
_
_
_
_

Toyota se afianza como la mayor automovilística en beneficios y ventas en el mundo en 2023

La automovilística japonesa ganó 27.800 millones, muy por delante de Stellantis, que quedó en segunda posición a pesar de matricular muchos menos coches que Volkswagen

Resultados Automovilísticas Gráfico
Belén Trincado Aznar
Manu Granda

La automovilística nipona Toyota ha tenido un 2023 soñado y se ha alzado como el mayor fabricante de coches del mundo tanto en ventas como en beneficios. La compañía, que matriculó 11,23 millones de vehículos el año pasado, registró unas ganancias de 4,49 billones de yenes (un 85% más) entre enero y diciembre, que al cambio actual son unos 27.800 millones de euros, lo que la coloca en lo más alto del motor. Lejos, en segunda posición, quedó Stellantis, comandada por Carlos Tavares, un cost killer del automóvil que a pesar de registrar muchas menos ventas quedó por delante en beneficios del grupo alemán Volkswagen.

El grupo Stellantis (cuenta con tres plantas en España en Vigo, Zaragoza y Madrid), con un margen operativo del 12,8%, obtuvo unas ganancias de 18.625 millones, un 11% más, quedando así como el fabricante automovilístico europeo más rentable de 2023. El grupo Volkswagen, que está centrado en incrementar su eficiencia (sobre todo en la marca que da nombre al consorcio donde pretende reducir sus costes en 10.000 millones), ganó 16.013 millones el año pasado, un 7,6% más. La compañía lo logró gracias al incremento de su facturación en un 15,5% hasta los 322.284 millones. Volkswagen es así el fabricante de coches que más factura del mundo, notablemente por delante de los 270.000 millones de Toyota y los 189.544 millones de Stellantis, pero no le saca el jugo necesario a esa cifra de negocio para alcanzar a las otras dos en rentabilidad.

En el cuatro puesto de los beneficios se situó Hyundai Motor group, que incluye a la marca Kia, que disparó sus ganancias un 57%, hasta los 14.634 millones de euros. Esto fue posible gracias al incremento de los ingresos de las marcas Hyundai y Kia, que facturaron más de 182.000 millones, un 14,7% más, según se desprende de los resultados publicados por estas.

Muy cerca, en el quinto puesto de esta carrera por las ganancias quedó el fabricante de lujo Mercedes-Benz, que obtuvo unos beneficios de 14.261 millones de euros, levemente por debajo de 2022 (un 1,7% menos que entonces). La compañía alegó que esto se debió a las todavía presentes interrupciones en la cadena de suministros y al alza de costes, aunque su caída fue mucho menor que la del otro fabricante de lujo alemán, BMW, que ganó 12.165 millones. Esto supone una caída del 34,5% para la automovilística con sede en Múnich, que se explica por la consolidación en sus resultados de la joint venture china BMW Brilliance que había supuesto una ganancia extraordinaria para la compañía en el ejercicio precedente.

Por delante de la empresa bávara quedó el fabricante estadounidense Tesla, que ganó 13.921 millones, un 19% más, tras registrar unas ventas récord de 1,8 millones de unidades en todo el mundo. La compañía dirigida por Elon Musk facturó el ejercicio pasado en torno a 89.831 millones de euros, un 19% más, impulsada por su agresiva política de descuentos en sus principales mercados. De esta forma, el fabricante estadounidense ha logrado que su Model Y fuese el coche más comercializado del mundo, algo inédito para un vehículo eléctrico, con 1,23 millones de matriculaciones. El fabricante prevé que este año el crecimiento de las ventas de coches eléctricos sea notablemente inferior al del ejercicio precedente.

Sin salir de Estados Unidos se encuentra la siguiente automovilística que más ganó en 2023, General Motors, dueña de marcas como Chevrolet o Cadillac, que se anotó unos beneficios de 9.340 millones. El fabricante que durante décadas fue el mayor vendedor de coches del mundo, entregó 6,18 millones de unidades, muy lejos del liderato de Toyota, y facturó 158.529 millones. La nipona Honda, por su parte, se anotó unos beneficios de casi 5.800 millones, aunque hay que recalcar que buena parte de su negocio es la venta de motos, al contrario que la mayoría de compañías de esta lista.

Cerrando la lista de los mayores fabricantes del mundo, donde no se incluyen a las automovilísticas chinas que aún están pendientes de ofrecer sus resultados anuales definitivos, se encuentran Ford y Renault. Ambas compañías lograron salir de los números rojos que habían registrado en 2022, cuando Ford se vio afectado por el hundimiento del valor de Rivian, y Renault sufrió su salida de Rusia por las sanciones europeas al país tras la invasión de Ucrania (Rusia era su segundo mercado tras Francia). Ambas compañías ganaron 4.025 y 2.315 millones, respectivamente. Ford facturó un 11,5% más, hasta los 163.815 millones, y Renault 52.376 millones, lo que supone un 13,1% de incremento.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Para seguir leyendo este artículo de Cinco Días necesitas una suscripción Premium de EL PAÍS

_

Sobre la firma

Manu Granda
En la actualidad cubre la industria del automóvil en la sección de Empresas. Previamente pasó por el área de Economía, donde escribió de laboral. Como 'freelance', cubrió la temporada de incendios del verano 2019-2020 en Australia para EL PAÍS. Es graduado en periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos y cursó el Máster de periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_