_
_
_
_
_

Guindos advierte de que la mejora de la rentabilidad de los bancos puede ser “un espejismo”

Los principales dirigentes de las entidades vuelven a mostrar su rechazo al impuesto extraordinario y su posible prórroga

Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, este lunes durante su intervención en el foro financiero organizado por KPMG y 'Expansión'.
Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, este lunes durante su intervención en el foro financiero organizado por KPMG y 'Expansión'.Pablo Monge

El ejercicio 2022 fue de récord para la banca española y este año apunta a romper el techo marcado entonces. Sin embargo, según Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), hay que tomar estos datos con cautela. “A lo mejor estamos asistiendo a un efecto espejismo con la mejora de rentabilidad en los bancos”, ha asegurado Guindos este lunes en Madrid.

De esta forma, el que fuese ministro de Economía en el Gobierno de Mariano Rajoy ha avisado de la incertidumbre que existe a futuro durante su intervención en un foro financiero organizado por KPMG y Expansión, así como que el impulso de las ganancias y la rentabilidad está muy vinculado a las alzas de tipos de interés que ya llegan a su fin. Además, Guindos ha recordado que existe un alza del coste de capital, que se conjugará en 2024 con la menor demanda de crédito, para la banca europea en los mercados, lo que explica en parte también que coticen en su mayoría por debajo de valor en libros.

Por el momento, a pesar de las dudas, la inflación disparada, las alzas de tipos, la crisis energética y la guerra de Ucrania, los temidos impagos siguen sin aflorar. “2023 es un buen año para los bancos españoles, pese al susto de marzo de Silicon Valley Bank y Credit Suisse”, ha recordado Francisco Uría, socio responsable global de banca y del sector financiero de KPMG España.

Pese a ello, Guindos ha advertido de que se comienza a vislumbrar un cambio de tendencia. De ahí que los supervisores bancarios insistan en su discurso de más prudencia en la remuneración de los accionistas, tanto en los pagos en efectivo como en la recompra de títulos propios.

Fortaleza de los resultados

Los primeros espadas de la banca española han contrapuesto su punto de vista durante el mismo encuentro. “Confío en la sostenibilidad de los resultados de BBVA en el futuro”, ha dicho Onur Genç, consejero delegado de la entidad, gracias a las ventajas estructurales con las que cuenta, entre ellas su posición dominante en los mercados en los que opera y su fortaleza digital.

Sobre los beneficios en el próximo ejercicio, según Bloomberg Intelligence, los cinco grandes bancos españoles aumentarán sus ganancias este año, aunque en 2024 solo Banco Santander mantendría el pie en el acelerador. “Estamos en desacuerdo con lo que dicen los analistas de que vamos a tener menos beneficios el que año que viene. Tenemos margen para aumentar estos resultados”, ha zanjado Genç, apoyado en los números al alza sobre todo en clientes.

Precisamente sobre los usuarios, el consejero delegado de BBVA ha diferenciado la estrategia por mercados. Por ejemplo, “en España hay que robar a la competencia porque no hay nuevos clientes, están todos bancarizados. En México es diferente, depende de la geografía”, ha dicho.

Héctor Grisi, consejero delegado de Banco Santander, ha centrado su intervención en explicar la nueva estructura organizativa del grupo y las bondades que tendrá a futuro. “Ahora nos centramos mucho más en el cliente y no tanto en el producto”, ha resaltado el ejecutivo.

El banco que preside Ana Botín ha decidido apostar por una estructura de plataformas, con cinco ramas, en las que se trabaja a nivel grupo y ese desarrollo se exporta a todos los mercados en los que opera. “Nos servirá para trabajar mejor por áreas, ser más rápidos y eficientes, para ayudar a nuestros clientes”, ha incidido Grisi. Así, la entidad pasa de trabajar con 10 bancos en 10 territorios de forma más individual para hacerlo todos de forma conjunta.

César González-Bueno, consejero de Banco Sabadell, en relación con los resultados de la entidad, ha resaltado la buena evolución de la filial británica TSB, que en el pasado había supuesto un problema para el grupo. Además, ha descartado que vaya a haber cambios en el perímetro de la entidad. Esto es, no cree que vaya a acometer nuevas compras. “Anticipamos estabilidad en el sector financiero española”, ha zanjado.

Rechazo al alargue del impuesto

Otro de los temas que ha sobrevolado la primera jornada del foro financiero ha sido el impuesto extraordinario a la banca. No por la tasa en sí, que es conocido el rechazo de las entidades y su impugnación en los tribunales, sino por las dudas que genera su posible alargue más allá de 2024. “Prorrogar un impuesto que grava los beneficios de la banca independientemente del ciclo no tiene sentido”, ha afirmado Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank.

Su homólogo en el BBVA ha recordado su postura, que considera igualmente que no es “una buena idea, no solo para los bancos, sino para España”. Al igual que Grisi, que ha preferido no aventurarse en si habrá prórroga del gravamen o no. “Nos tenemos que concentrar en lo importante para nosotros, aunque creemos que como país no es lo más adecuado”.

Esta disputa se produce igualmente en un momento de ralentización económica, con muchas vulnerabilidades macroeconómicas que pueden impactar de forma notable sobre el sector financiero. “Vamos a tener en los próximos trimestres bajo crecimiento económico y hay una enorme incertidumbre”, ha advertido Guindos. A lo que ha añadido: “Existe la posibilidad de una corrección que sea relativamente desordenada”.

Sobre esta cuestión, Gortázar ha corroborado esa desaceleración de la economía y el bajón de la demanda. Pese a ello, CaixaBank espera superar el objetivo marcado en su plan estratégico. “Está yendo mejor de lo previsto y hemos dicho que apuntamos a poder exceder el compromiso de repartir 9.000 millones de euros entre nuestros accionistas”, ha reconocido el consejero delegado de la entidad catalana.

El grupo ya sorprendió al mercado con un anuncio de un nuevo plan de recompra de títulos propios en la pasada presentación de resultados semestrales. Y lo volverá a hacer el próximo año, si salen los números como parece y no se tuerce la economía con pequeños programas lanzados durante el año en función de cómo avance la rentabilidad y generación de capital por encima del objetivo de capital del 12% CET1 fully loaded, el de máxima calidad.

“La dirección ha comentado que podría anunciarse otra [recompra de acciones] antes de fin de año, calculamos que de una cantidad similar. Y las pequeñas distribuciones extraordinarias podrán ser una herramienta recurrente”, sostiene un informe de Barclays.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez
Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_