Ford planea recortar 3.200 empleos en Europa y llevarse parte del trabajo a EE UU

El sindicato IG Metall señala que la mayor parte de la reducción se producirá en Alemania

Un trabajador de Ford en la planta de Saarlouis (Alemania).
Un trabajador de Ford en la planta de Saarlouis (Alemania). Getty Images
Madrid / Berlín

El fabricante de vehículos estadounidense Ford planea recortar 3.200 puestos de trabajo en Europa, según ha afirmado este lunes el sindicato alemán IG Metall en declaraciones recogidas por Reuters. Entre esos trabajadores afectados se encontrarían 2.500 personas dedicadas al desarrollo de producto y 700 empleados de administración. Según ha explicado el sindicato, el plan de la compañía es llevarse parte del trabajo de desarrollo de producto a EE UU.

Si bien IG Metall señala que el recorte se produciría sobre todo en Alemania (Ford tiene allí importantes centros de producción como su sede europea en Colonia y la fábrica de Saarlouis), también habrá despidos en España, en la fábrica de Almussafes (Valencia), que cuenta con 6.000 empleados. La automovilística ha explicado que quiere redimensionar el tamaño de su plantilla en la factoría valenciana para adaptarla a la llegada de los vehículos eléctricos, un tipo de coche que requiere menos mano de obra.

Según palabras de Martin Sander, director de la división de coches eléctricos de Ford (llamada Model e) en Europa, la reducción de mano de obra entre el coche eléctrico y el de combustión oscila en la fase de producción entre el 30% y el 50%. El sindicato UGT, mayoritario en la planta de Almussafes, indicó que teme un ERE en la fábrica este año, aunque confían en que no se produzcan "despidos traumáticos".

Además del recorte por la llegada de los coches eléctricos, la factoría valenciana afronta una situación difícil hasta la llegada de estos (no se esperan hasta 2026), un periodo en el que la planta perderá carga de trabajo. La fábrica dejará de hacer el S-Max y el Galaxy a partir de abril de 2023, a los que probablemente se sume la Transit Connect (no es oficial aún). Esto dejaría a la fábrica con un único modelo, el Kuga, un coche de éxito para la marca, que supone la mayor carga de trabajo de la factoría valenciana.

Por otro lado, el caso más complicado de Ford en Europa es el de la fábrica alemana de Saarlouis, una planta para lo que no hay planes claros de futuro, ya que Ford no tiene intención de hacer allí modelos eléctricos. Esta fábrica perdió el particular pulso que mantuvo con Almussafes el año pasado, con la que se disputó los últimos modelos eléctricos que a Ford le quedaban por asignar a sus plantas europeas. A día de hoy, la principal carga de trabajo de la planta de Saarlouis es el Focus, pero no hay visibilidad de lo que Ford hará allí a partir de 2025.

Normas
Entra en El País para participar