El 75% de la plantilla de Almussafes respalda el preacuerdo entre Ford y UGT

El pacto contempla una contención salarial y un aumento de la jornada de trabajo

Un operario, en la planta de Ford, en Almussafes (Valencia).
Un operario, en la planta de Ford, en Almussafes (Valencia). Getty Images

El sindicato UGT, el mayoritario en la planta de Ford en Almussafes donde trabajan aproximadamente 6.000 personas, ha informado este lunes de que el 75% de la plantilla ha votado a favor del preacuerdo alcanzado entre este sindicato y el fabricante de coches para mejorar la competitividad de la factoría y conseguir así que Ford le asigne vehículos eléctricos.

El objetivo no es otro que sumar apoyos al acuerdo por la electrificación y conseguir los máximos argumentos y las mejores condiciones a favor de nuestra fábrica a la hora de la toma de decisiones por parte de la dirección de Ford en Detroit”, ha dicho UGT en un comunicado. Se espera que dicha decisión se comunique a mitad de año.

El porcentaje de participación en la votación fue del 70,2% (4.193 votos). A favor votaron un total de 3.143 empleados (74,9%) y en contra 948 (22,6%), mientras que hubo 102 abstenciones. El pacto entre Ford y UGT se asienta principalmente en dos patas: una contención salarial y una serie de medidas de flexibilidad.

En la parte salarial, UGT acordó con Ford una seguidilla de aumentos de sueldos para el periodo 2022-2025 que no se consolidarán en tablas, es decir, no pasarán a ser parte del salario fijo del trabajador, por lo que se pueden entender como una paga extra. Con el pacto, los sueldos de la plantilla recibirán un extra de 1.000 euros durante 2022; en 2023, la paga será de 1.500 euros (sobre la base salarial actual, ya que el pago del año precedente no consolidó en tabla); en 2024, el pago será de 2.000 euros y, finalmente, en 2025, el incremento será de 2.500 euros. En 2026, los sueldos volverán a la senda de comportamiento de la inflación, con un incremento del 1,6%. En caso de que la inflación sea superior, la empresa deberá abonar el IPC más medio punto con carácter retroactivo al 1 de enero.

Entre las principales medidas de flexibilidad acordadas se encuentra el incremento de los turnos diarios en 15 minutos a partir de 2025, que es cuando se supone que llegarían los modelos eléctricos a la factoría. Además, los días de jornada industrial (son un total de cuatro en todo el año) podrán ser trabajados sin que eso suponga un coste adicional para la empresa, siempre y cuando no se tenga que recurrir a un ERTE. Este pacto solo entrará en vigor si Ford da coches eléctricos a Almussafes.

Normas
Entra en El País para participar