UGT pacta con Ford contener sueldos y aumentar la jornada para que Almussafes fabrique coches eléctricos

El sindicato ha acordado un incremento de 15 minutos por turno diario y subidas salariales anuales que no se consolidarán en tabla

Un empleado de Ford durante su jornada de trabajo en la planta de Almussafes.
Un empleado de Ford durante su jornada de trabajo en la planta de Almussafes. Getty Images

El sindicato mayoritario en la fábrica de Ford en Almussafes, UGT, ha dado a conocer este martes el acuerdo alcanzado con la automovilística para que la planta valenciana opte a ensamblar modelos eléctricos. Según ha informado el sindicato a este periódico, UGT ha conseguido un acuerdo que se asienta principalmente en dos patas: por un lado una contención salarial y por el otro una serie de medidas de flexibilidad.

En la parte salarial, UGT ha acordado con Ford una seguidilla de aumentos de sueldos para el periodo 2022-2025 que no se consolidarán en tablas, es decir, no pasarán a ser parte del salario fijo del trabajador, por lo que se pueden entender como una paga extra. Con el pacto, los sueldos de la plantilla recibirán un extra de 1.000 euros durante 2022; en 2023, la paga será de 1.500 euros (sobre la base salarial actual, ya que el pago del año precedente no consolidó en tabla); en 2024, el pago será de 2.000 euros y, finalmente, en 2025, el incremento ascenderá a 2.500 euros.

En 2026, los sueldos volverán a la senda de comportamiento de la inflación, con un incremento del 1,6%, que es el porcentaje en el que se prevé que estará el IPC entonces. En caso de que la inflación sea superior, la empresa deberá abonar el IPC más medio punto con carácter retroactivo al 1 de enero. "Es una contención salarial, no una congelación", ha querido incidir el presidente del comité de empresa, Carlos Faubel, quien ha tildado el acuerdo "de muy interesante", ya que contempla subidas todos los años.

Cabe recordar que los trabajadores ya han visto actualizados sus sueldos recientemente, con un incremento del 7% con carácter retroactivo al 1 de enero de 2021. Este aumento sí se ha consolidado en tablas.

El pacto, eso sí, estará atado a que Ford dé a Almussafes la producción de los dos modelos eléctricos que aún no ha asignado a sus plantas europeas. A día de hoy, la fábrica valenciana puja por esos coches con la factoría de Saarlouis, en Alemania, que también ha presentado ante la compañía un plan para mejorar su competividad. De no hacerse con estos vehículos, los sindicatos temen por el cierre de la factoría valenciana, que ha visto reducida en más de un 55% su producción desde 2018. Se prevé que Ford anunciará a qué planta asignará los modelos eléctricos a mitad de este año.

Entre las principales medidas de flexibilidad acordadas entre la compañía y UGT, se encuentra el incremento de los turnos diarios en 15 minutos a partir de 2025, que es cuando se supone que llegarían los modelos eléctricos a la factoría.

Además, los denominados como días de jornada industrial (son un total de cuatro en todo el año) podrán ser trabajados sin que eso suponga un coste adicional para la empresa, siempre y cuando no se tenga que recurrir a un ERTE. A su vez, se podrán programar hasta ocho sábados como día de trabajo, que la compañía compensará con un día de descanso y un plus por flexibilidad.

Normas
Entra en El País para participar