Seis empresas valoradas en 16.000 millones preparan su salida a Bolsa para 2019

Europastry, WiZink e Ibercaja aceleran sus estrenos

Salidas a Bolsa en 2019 pulsa en la foto

El año pasado fue el peor para las salidas a Bolsa en España desde 2013, con los únicos estrenos de Metrovacesa (que captó 646 millones de euros tras valorarse), Árima (100 millones) y Solarpack (también 100 millones de euros). En total, colocaron papel por 846 millones. También comenzó a cotizar Amrest, aunque fue a través de un listing, sin venta expresa de acciones

Cepsa tuvo que paralizar su regreso a la Bolsa ante la falta de demanda de calidad a los precios exigidos. Por el contrario, en 2019 seis compañías valoradas en unos 16.000 millones trabajan para estrenarse en Bolsa siempre que el tono de la renta variable se recupere.

La segunda petrolera española no ha cedido en sus intenciones. Carlyle está negociando la compra de alrededor de un 30% de Cepsa, como publicó CincoDías el pasado 10 de diciembre. Pero esta eventual operación no es incompatible con una oferta para salir a Bolsa, que continúa siendo la opción preferida por su dueño, Mubadala, uno de los fondos soberanos de Abu Dabi. En su momento, el rango de valoración iba de los 7.000 a los casi 8.100 millones de euros. Rothschild continúa siendo el asesor jefe de esta desinversión.

WiZink sería el segundo mayor estreno, con una tasación entre los 2.000 y los 3.000 millones. El banco de crédito al consumo propiedad de la gestora estadounidense de fondos de private equity Värde, que también baraja su estreno en Londres pese al Brexit, mantiene contactos con Goldman Sachs y UBS para efectuar el estreno en la segunda mitad del próximo año si todo va bien.

Otra que trabaja en un eventual estreno es la promotora Vía Célere, que absorbió los activos de Aelca el pasado octubre. Ambas inmobiliarias pertenecen también a Värde. La valoración inicial ronda los 1.500 millones de euros, si bien el mal comportamiento de sus compañeras de sector –Metrovacesa, Aedas y Neinor– rebaja sus expectativas. La empresa contrató a Lazard como asesor y a JP Morgan y Credit Suisse como coordinadores de la oferta de acciones existentes (OPV, en la jerga).

Un futuro que depende de la marcha de la Bolsa

Valoraciones .Son muchas las empresas que se han visto obligadas a posponer sus estrenos previstos para el año pasado. La evolución de la renta variable, con fuertes descensos en toda Europa y también en Estados Unidos, ha desincentivado esos debuts. El último informe de Baker McKenzie sobre operaciones corporativas es muy positivo de cara al presente ejercicio. El despacho de abogados especializado en fusiones y adquisiciones estima que se colocará papel por cerca de 3.900 millones de dólares (unos 3.400 millones de euros) en España.

Contexto. “El crecimiento económico español seguirá siendo consistente, la actividad transaccional doméstica se mantendrá e incluso incrementará (con fuerte protagonismo del capital riesgo), continuará habiendo interés por parte de inversores fuera de nuestras fronteras por compañías españolas y, si el contexto es favorable, asistiremos a debuts relevantes en los parqués, incluidos algunos significativos que tuvieron que posponerse en 2018”, señalan Enrique Carretero y Javier Menor, socios de M&A de Baker McKenzie.

Tendam, la antigua Cortefiel, exploró la posibilidad de salir a Bolsa. Pero no existe ninguna prisa y ni la compañía ni los bancos que la escoltan tienen en este momento como prioridad la operación en 2019, según fuentes financieras. No obstante, no descartan que se ejecute si la situación es óptima. Nomura es su asesor global, mientras que los coordinadores son Credit Suisse y Morgan Stanley. La valoración parte de los 1.400 millones de euros. Tendam dará a conocer el próximo 26 de junio los resultados de su ejercicio fiscal, que concluye el próximo el 28 de febrero.

Ibercaja también acelera para cumplir con su hoja de ruta, que consiste en cotizar en 2020 a más tardar. La entidad financiera, sin embargo, prefiere ir con tiempo de sobra y ya ha contratado a Rothschild como asesor global de su estreno. La valoración inicial parte de 1.300 millones y la fecha tentativa es la próxima primavera.

El banco quiere que la fundación, la antigua caja de ahorros, baje del 50% del capital, como requiere el Banco de España. La normativa incluso abre la puerta a que el supervisor requiera un porcentaje inferior si este le permite el control. La Fundación Bancaria Ibercaja controla ahora el 87,8%. De entrada, la salida a Bolsa sería a través una oferta de acciones existentes (OPV) por el 35%, que podría combinarse con una ampliación de capital (OPS).

Haya Real Estate, propiedad de Cerberus, está también trabajando para estrenarse en el primer semestre del año, como publicó CincoDías el pasado 8 de noviembre. Antes tiene que terminar de despejar el futuro de más de la mitad de sus activos, los 23.500 millones entre crédito promotor y ladrillo puro y duro de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). Suponen el 60,6% de los 38.795 millones con los que contaba a 30 de junio. Rothschild también es el asesor de la salida a Bolsa, mientras que Citi, JP Morgan y Crédit Agricole son los potenciales coordinadores de la operación. La valoración inicial es de 1.400 millones.

Europastry es otra de las salidas a Bolsa más avanzadas. El primer fabricante español de pan congelado ha elegido a JP Morgan, Morgan Stanley e ING como sus asesores. La gestora de fondos de capital riesgo española MCH es propietaria de alrededor del 20% de Europastry, en la que entró en mayo de 2011. El objetivo es que el fondo venda, junto al otro accionista, la familia Gallés, al menos un 30% del capital. La tasación orientativa es de 1.000 millones.

Normas