El importe de los debuts en Bolsa cae a su nivel más bajo en cinco años

La fuerte caída del Ibex frena la incorporación de nuevas empresas

El importe de los debuts en Bolsa cae a su nivel más bajo en cinco años pulsa en la foto

2018 ha sido también un año negro para las salidas a Bolsa. El importe colocado en España ha caído en los últimos 12 meses hasta los 846 millones, según los datos de BME. Se trata del nivel más bajo desde 2013, cuando los efectos de la crisis de deuda soberana en Europa y el rescate a la banca española provocó que los inversores huyesen en masa del mercado español. El valor del papel colocado ese año se situó en los 457 millones de euros.

Tan solo tres empresas –Metrovacesa, Árima y Solarpack– se han atrevido a salir a Bolsa en un año en el que el Ibex cae, de momento, un 14,81%. A estas se suman 19 empresas que han optado por el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), de las que 11 son socimis.

La colocación de mayor relevancia fue la de Metrovacesa, donde BBVA y Santander ingresaron 640 millones por el 25,8% de la sociedad, tras rebajar el precio de colocación y retrasar la fecha de la salida a Bolsa. Desde que se estrenó en el mercado, a 16,5 euros por título, se hunde un 31,6%. También Árima, la socimi del fundador de Axiare, tuvo que rebajar sus pretensiones. Tanto esta socimi como Solarpack colocaron cantidades más reducidas en el mercado: 100 millones de euros cada una. Desde su debut, la primera cae un 8%, mientras que la empresa especializada en energía fotovoltaica suma un 14,5%.

METROVACESA 10,12 -1,94%
SOLARPACK 11,50 0,00%

Fuera de este cómputo quedan Berkeley y Amrest, puesto que optaron por hacer listings. En ambos casos estas compañías ya cotizaban en otros mercados y su debut en España se basó en un traslado de su cotización desde Australia y Reino Unido, una, y Polonia la otra. No levantaron capital ni vendieron acciones antiguas ni contrataron bancos de inversión.

Solo Solarpack sube desde su debut un 14,5%, mientras que Metrovacesa y Árima caen un 31,6% y un 8% respectivamente

Aplazadas quedaron las salidas a Bolsa de Cepsa, Haya Real Estate, Vía Célere, Azora y Tendam (la antigua Cortefiel). Esperarán un momento más propicio para su debut, que puede llegar el próximo año. En el caso de Testa, a pesar de que sondeó un estreno en el mercado oficial, finalmente terminó por saltar al MAB. Y ahora ha sido opada por Blackstone.

Sin embargo, 2012 y 2013 fueron aún peores. En todo 2012 ninguna empresa debutó en la Bolsa sénior y solo 1Nkemia, Vousse, Ibercom, Carbures y Bionatures optaron por el MAB. Y en 2013 solo lo hizo Liberbank, obligada por las condiciones del rescate y a través de un listing. El importe vendido en Bolsa en ambos ejercicios tan solo alcanzó los 467 millones, computando también los debuts en el MAB. Otro año de sequía fue 2008, cuando, justo antes de la quiebra de Lehman Brothers, solo saltó al mercado la Caja de Ahorros del Mediterráneo, que captó 292 millones, y acabó siendo absorbida por Sabadell.

Lo colocado en el presente ejercicio supera los importes colocados en 2012 y 2013. Eso sí, contrasta con la explosión de debuts que vivió el mercado español en 2007 (véase gráfico).

El año pasado el importe captado en renta variable por compañías neófitas en Bolsa alcanzó los 3.193 millones con cinco debuts en la Bolsa grande (Prosegur Cash, Neinor, Gestamp, Unicaja y Aedas) y 22 en el MAB, 19 de ellas socimis. Además, MásMóvil firmó el primer salto del mercado alternativo al sénior y Borges pasó a este segmento tras llevar más de 20 años cotizando en el mercado secundario de la Bolsa.

También 2016 parecía un año de apetito por las salidas a Bolsa. En el primer trimestre dieron el paso Dominion, Parques Reunidos y Telepizza, además del listing de Coca-Cola European Partners. Sin embargo, el sí del Reino Unido a salir de la Unión Europea en el referéndum del 23 de junio provocó un vuelco en los mercados. Y cerró la ventana de la Bolsa hasta el siguiente ejercicio.

La cifra se disparó aún más en 2015 por la influencia de la OPV de Aena. El gestor de aeropuertos protagonizó la mayor salida a Bolsa desde la de Iberdrola Renovables en 2007. El Estado recaudó 4.262 millones por el 49% de la compañía y disparó el total colocado en ese ejercicio hasta los 8.882 millones de euros. También contribuyó a esta cifra otra de las mayores operaciones de los últimos años: la salida a Bolsa de Cellnex, en la que Abertis recaudó 2.140 millones. Así como las de Talgo (570 millones), Saeta Yield (441), Naturhouse (77)y Euskaltel (840).

Aunque 2015 fue el mejor año en salidas a Bolsa de la última década, la cifra se queda aún lejos de los máximos marcados antes de la crisis. En 2007 el importe ascendió a los 9.798 millones, máximos históricos. Fue el ejercicio no solo en el que debutó la filial de energía renovable de Iberdrola, sino también Criteria, el holding industrial que controlaba por entonces a La Caixa, por 3.848 millones. Solo estas dos operaciones supusieron la venta de acciones valoradas en 8.325 millones de euros, y a ellas hay que sumar las colocaciones de Clínica Baviera, Renta 4, Laboratorios Rovi, Fluidra, Codere, Almirall, Solaria y Realia.

Normas