WiZink sondea a Goldman y UBS para salir a Bolsa en 2019 por 3.000 millones

El banco del fondo colocó 515 millones de euros bonos el pasado septiembre

La deuda paga un 7,25% en especie y expirará en agosto del año 2023

WiZink sondea a Goldman y UBS para salir a Bolsa en 2019 por 3.000 millones

WiZink estudia salir a Bolsa después del éxito en la colocación de bonos por 515 millones, listados desde el pasado septiembre. Los bancos que están llamados a ser los pilotos son los mismos que colocaron la deuda: UBS y Goldman Sachs.

La gestora de fondos de capital riesgo Värde, con activos bajo gestión por más de 13.000 millones de dólares (unos 11.300 millones de euros), compró en 2014 a Popular el 51% de su negocio de tarjetas, que ya había incorporado el segmento de tarjetas de Citibank. La compañía, que pasó a denominarse WiZink en 2016, cerró la compra de Barclayscard en noviembre de ese año.

Hace menos de seis meses, Santander, el propietario del 49% de WiZink debido a la absorción de Popular en junio del año pasado, decidió vender ese porcentaje a la gestora de fondos de capital riesgo por más de 1.088,5, según el folleto de emisión de deuda de Wizink al que ha tenido acceso CincoDías. Al mismo tiempo, Santander recompró el negocio de tarjetas de crédito y débito comercializadas por Popular en España y Portugal que estaba en manos de WiZink.

Värde diseñó la fórmula para financiar toda la transacción. Emitió bonos high yield por 515 millones de euros, con rating de BB- (tres escalones por debajo del grado de inversión) según Fitch y de B+ (cuatro inferiores al venerado nivel de BBB-), según S&P. También aportó 167,9 millones de euros de capital nuevo y empleó los 400 millones obtenidos con la reventa del negocio de tarjetas al banco que preside Ana Botín. Además, sumó a ese importe 41,6 millones adicionales gracias a dividendos de WiZink.

El 25,6% de su negocio está en Portugal y el resto en España, donde es líder en el negocio de las tarjetas ‘revolving’

Fuentes financieras señalan que el plan de Värde para WiZink es sacarlo a Bolsa, con una tasación preliminar de unos 3.000 millones de euros. Los bancos con los que ya ha mantenido conversaciones son Goldman Sachs y UBS, precisamente los coordinadores de la emisión de bonos que comenzaron a cotizar el pasado 4 de septiembre en la plataforma The International Stock Exchange, con sede en Guernsey (Reino Unido).

Los datos clave del banco

Cuota.”Creemos que somos el jugador líder en España y Portugal en crédito de libre disposición (revolving, en la jerga), con respectivas cuotas del 16% y del 29%”, señala en el folleto de la emisión de los bonos de la entidad. El número de cuentas activas (léase tarjetas, en su mayor parte) era de 1,4 millones a cierre de marzo.

Financiación. WiZink contaba con 58.582 millones en depósitos de clientes a final del primer trimestre, lo que supone el 78% de su financiación.

Resultados. Su margen de intereses en los 12 meses terminados el 31 de marzo era de 572,7 millones de euros. De esta cantidad, obtuvo el 74,4% en España y el resto, en Portugal. Su beneficio neto en ese periodo fue de 148,5 millones (véase gráfico).

El calendario de la eventual colocación en Bolsa de la entidad financiera –no solo cuenta con el negocio de tarjetas sino que WiZink mantiene una agresiva campaña en depósitos, por los que ofrece rentabilidades hasta del 0,5% a 18 meses– está por definir, aunque es 2019 cuando está prevista. “Se realizará tan pronto como sea posible”, explica un banquero de inversión.

Una portavoz de la firma ha declinado hacer comentarios sobre esta información.

También participó en la colocación de los bonos NatWest. Entre los tres bancos vendieron la emisión. Son bonos de alta rentabilidad, con un método de pago en especie (Payment In Kind o PIK, en inglés). WiZink no abonará efectivo sino más deuda. Pagará por ello un 7,25%, salvo cuando abone dinero en metálico, momento en el que el interés bajará al 6,5%. Esta deuda de alta rentabilidad vencerá en el mes de agosto de 2023.

Normas