_
_
_
_

El euríbor vuelve a los máximos previos al colapso financiero y camina directo al 4%

El indicador hipotecario cierra mayo por encima del 3,8%, niveles no vistos desde finales de 2008

Miriam Calavia
inmobiliaria
Una mujer mira la oferta de viviendas en una inmobiliaria.LUIS TEJIDO (EFE)

El euríbor a 12 meses ha vuelto a meter el turbo en el mes de mayo, tocando máximos anuales en tasa diaria (3,982%) y situándose en los niveles previos al colapso financiero de marzo. Así, roza de nuevo el 4%, umbral que según los expertos puede ser su techo. El indicador que más se utiliza para calcular las hipotecas variables en España marca una media mensual del 3,862%, récord desde noviembre de 2008, frente al 0,287% de hace justo un año. El diferencial de 357 puntos supondrá un encarecimiento de las cuotas hipotecarias en revisión de más de 3.000 anuales de media.

En concreto, en el caso de un préstamo tipo de 150.000 euros a 25 años, la letra pasará de 585 euros al mes a 864 euros, lo que se traduce en 279 euros adicionales cada mes o 3.348 euros más al año. La rápida y fuerte subida del euríbor, que encadena 17 meses al alza, ha incrementado alrededor de un 50% la factura hipotecaria, afectando a la capacidad de endeudamiento de muchas familias. “No hay descanso para los que tienen firmada una hipoteca variable”, alertan desde el comparador HelpMyCash. “Las subidas de las cuotas durante 2023 van a colocar a muchas familias en umbrales de necesidad y ante posibles impagos de la hipoteca”, destaca el analista de la fintech Hipoo, Rafael Moral. Con todo, y aunque se muestra cauto en las previsiones, apunta que la progresión del índice se ha ralentizado. “Está empezando a observarse un leve atisbo de desaceleración del euríbor, lo que puede suponer un respiro de cara a la segunda mitad del año”.

Comportamiento del índice euríbor a 12 meses

El Banco Central Europeo (BCE) ha dejado la puerta abierta a más aumentos de los tipos de intéres, que ahora están en el 3,75%, para seguir luchando contra la inflación. No obstante, el mercado descuenta la posibilidad de que se suavice el endurecimiento monetario ante el desplome de la demanda de crédito. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) arrojan un desplome del 15,7% del número de hipotecas sobre viviendas en marzo respecto al año anterior. “Aunque la inflación continúa todavía muy lejos de su objetivo, parece que el final de las subidas está cada vez más cerca”, sostiene Joaquín Robles, analista de XTB, que recuerda que la política del BCE está empezando a impactar en la economía y prueba de ello es la entrada en recesión técnica de Alemania. “Aun así, el mercado descuenta otra subida de 25 puntos básicos en la próxima reunión del 15 de junio”, indica.

“Aún podrían quedar dos subidas de un cuarto de punto”, dice Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas, que explica que el euríbor se mueve por expectativas y debería fluctuar en el contexto actual de inflación y de tipos oficiales en la banda del 4%. Sin embargo, destaca que “los préstamos e hipotecas están bajando en vertical y los bancos, al prestar menos, van a necesitar de menos liquidez para prestar, lo que podría propiciar bajadas en el euríbor, constituyendo el 4% un techo en su escalada”.

La directora de estudios de Fotocasa, María Matos, afirma que “probablemente veremos al euríbor en el 4% a lo largo del año a medida que vayan subiendo los tipos de interés”. Según Carlos López, de Euríbor.com.es, el indicador podría alcanzar ese umbral esta misma semana. Robles cree que “el recorrido al alza del euríbor será cada vez más limitado”, pero no descarta verlo hacia el 4,25%. Igualmente, el especialista de HelpMyCash, Miquel Riera, pronostica que cerrará el segundo trimestre con un valor medio de alrededor del 4,25%. Por su parte, Fernando Romero, analista de inversiones de Abaco Capital, prevé “ligeros aumentos durante los próximos meses, aunque debería hacer techo en algún punto de la segunda mitad del año”.

El euríbor ya se acercó al 4% en marzo, en concreto el día 9, cuando cotizó en el 3,978%, después de que el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome Powell, afirmase que el banco central estaba preparado para acelerar las subidas de tipos. También la presidenta del BCE, Christine Lagarde, había asegurado en días previos que las tasas rectoras subirían en marzo y en los meses siguientes. Pero justo saltaron las alarmas de crisis bancaria con el colapso de varias entidades EE UU primero y en Europa más tarde, lo que provocó una bajada del euríbor, llegando a descender hasta el 3,322%. Una vez calmadas las turbulencias financieras, el euríbor ha retomado su racha alcista. En marzo acabó en el 3,647% y en abril terminó en el 3,757%.

Además, los banqueros centrales han reiterado la prioridad de aplacar la inflación. De hecho, si bien hace poco se esperaba una pausa en la subida de tipos por parte de la Fed, ahora las perspectivas auguran un movimiento al alza de 25 puntos básicos. “Buena parte de la culpa la tiene los fuertes datos de inflación que se siguen publicando en términos subyacentes. El deflactor del consumo o PCE en los EE UU que ha superado todas las expectativas de mercado. Esto indica que la subida de tipos de interés por parte de la Fed está casi asegurada”, asevera Juan José del Valle, analista de la agencia de valores Activotrade, que vaticina un euríbor por encima del 4% “no dentro de mucho”. En la zona euro, la inflación ronda el 7% y el BCE quiere conseguir que baje al 5,5% este ejercicio y al 2% en 2024.

La hipoteca variable gana terreno

Desde iAhorro, Simone Colombelli, recalca que el euríbor ya ha emprendido el rumbo hacia su estabilización. “La curva se está aplanando, algo positivo para las personas que ya tengan una hipoteca a tipo variable o quieran contratarla próximamente. De hecho, según Estadística, las hipotecas fijas siguen siendo mayoritarias, pero pierden fuelle mientras que el porcentaje de firmas a interés variable gana terreno. Las entidades han encarecido los préstamos fijos y abaratado los diferenciales que se añaden al euríbor. Además, ahora el tipo hipotecario por excelencia parece frenar ligeramente el ritmo de subida. “Lo más probable es que el euríbor se estanque alrededor del 4%, que no suba mucho más”, concluye Colombelli.

Los portales inmobiliario auguran que la hipotecas variables y mixtas se irán consolidando como alernativa a las fijas. “Comenzaremos a ver cómo afloran variedades como las hipotecas mixtas, que se está convirtiendo en el producto estrella de los bancos”, asegura Matos.

A la hora de encontrar una buena hipoteca, en Kelisto.com aconsejan analizar el interés de cada oferta, poner atención a las comisiones, sopesar si merece la pena contratar productos vinculados como tarjetas o planes de pensiones, tener en cuenta el porcentaje de financiación, que normalmente es del 80%, y contar con asesoramiento.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miriam Calavia
Periodista económica con amplia experiencia digital y especializada en mercados y finanzas personales. Comenzó su andadura en la web financiera de Vocento y como colaboradora del suplemento Su Vivienda y Profesionales de El Mundo. Desde 2007 es redactora en Cinco Días, donde ha presentado el programa 'Economía Clara' y realizado videoentrevistas.

Más información

Archivado En

_
_