_
_
_
_
_

BBVA y Banco Santander, los más beneficiados de las alzas de tipos del BCE

Ambas entidades cuentan con alrededor del 25% de sus hipotecas a tipo fijo. Sabadell es, con diferencia, el que tiene menos créditos variables: un 50%

Hugo Gutiérrez
Los presidentes de BBVA (Carlos Torres), CaixaBank (José Ignacio Goirigolzarri), Banco Santander (Ana Botín) y Mapfre (Antonio Huertas), en un foro en Madrid.
Los presidentes de BBVA (Carlos Torres), CaixaBank (José Ignacio Goirigolzarri), Banco Santander (Ana Botín) y Mapfre (Antonio Huertas), en un foro en Madrid.

El viraje de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) en julio del año pasado, en su lucha contra la inflación, ha beneficiado al sector financiero del Viejo Continente. En especial, en aquellos países en los que las hipotecas a tipo variable son mayoritarias, por ejemplo España. Si se mira el mercado nacional, BBVA y Santander son los más favorecidos: tienen cerca del 75% de su cartera a tipo variable, según Bloomberg (alrededor del 70%, según las entidades).

De esta forma, son estos dos grupos los que están recogiendo más el repunte de ingresos en el país con la actualización de las cuotas de esas hipotecas (se revisan habitualmente una vez al año, en función del euríbor). Esto explica que tanto el grupo que preside Ana Botín como el de su homólogo Carlos Torres sean dos de los tres que más han aumentado su margen de intereses en España (Banco Santander un 57% y BBVA un 45%) en el primer semestre. Solo les supera Bankinter, donde este guarismo se disparó un 60%.

Tras los dos transatlánticos quedan, precisamente, CaixaBank y Bankinter, ambos con alrededor del 70% de sus préstamos concedidos para compra de vivienda a tipo variable. “Del total de la cartera, el 67% es a tipo variable”, concretan fuentes de la entidad catalana. La misma cifra que tenía Bankinter en junio.

El que cuenta con un resultado que desentona con lo que ocurre en el sector es Banco Sabadell: solo tiene la mitad de su cartera hipotecaria a tipo variable. Así, se entiende que hasta junio la entidad vallesana fuese la que menos engordó sus ingresos entre la banca cotizada (un 38%), solo por encima de Unicaja. Aunque, por otra parte, esto le blinda de los vaivenes de la política monetaria y protege a sus clientes para no caer en impagos.

Todo ello supone un viento a favor para la banca de los países con una cartera orientada al tipo variable, entre los que está Portugal, España, Grecia, Luxemburgo e Italia, según la Federación Hipotecaria Europea. “La repercusión en los precios de las hipotecas ha sido especialmente rápida en España, debido a la inclinación del mercado hacia los productos a tipo variable”, incide otro informe de Bloomberg.

Eso sí, este reparto entre préstamos fijos y variables en España esconde algunos problemas: por un lado, existe más riesgo de que empeoren las finanzas familiares, lo que puede acabar en más morosidad. Y, por otro, se exponen al efecto contrario cuando se produce una bajada de tipos. Esto es, pierden ingresos recurrentes si el BCE escoge frenar y reducir el nivel de los tipos de interés oficial. Lo que pasó hace ahora casi una década.

Así, bancos como Sabadell están más protegidos de estas incertidumbres, como recogen los analistas de Barclays en un informe. “Es optimista sobre el margen de intereses del próximo año. Los activos se están revalorizando a un ritmo más lento que sus homólogos (ya que tienen más préstamos fijos), lo que le debería ayudar en 2024 a medida que continúe la revalorización de los préstamos y también cuando los tipos empiecen a bajar”.

En este contexto, el hecho de que el precio del dinero haya llegado a su techo en septiembre complica que para 2024 las entidades más beneficiadas en el último año y medio sigan con los ingresos al alza. “Sugiere que el crecimiento en 2024 estará ligado a los depósitos”, recoge Bloomberg en otro informe. Es decir, el margen de la clientela no crecerá más y la única forma de mantenerlo alto es no incrementar mucho la remuneración del ahorro de los clientes. De hecho, los analistas calculan que la banca española mejorará su beneficio en 2023, marcando nuevos récords, pero para el año que viene echará el freno y solo Banco Santander aumentará de nuevo sus ganancias.

“Ya se ha repreciado toda la cartera porque el ciclo comenzó en julio de 2022. Ahora viene una segunda ronda, pero tendrá menor impacto”, explican fuentes de Banco Santander. Al igual que en BBVA: “Todos los préstamos ya se han revalorizado al menos una vez”. Eso sí, para el tercer trimestre todavía habrá repunte. “Las hipotecas que se revisen sobre el euríbor de octubre se reprecian porque en 2022 estaba en el 2,63% y ahora cerrará más alto”, añaden fuentes de Bankinter.

El escudo de las hipotecas fijas

Una de las grandes sorpresas del último año ha sido la morosidad bancaria en España. El sector financiero y el Gobierno no quitaban ojo a la métrica de los impagos, para tratar de adelantarse a los problemas. Incluso acordaron una ampliación del Código de Buenas Prácticas para evitar lo que sucedió en la Gran Recesión. Entonces, la mora repuntó con mucha fuerza (llegó al 13,62% en diciembre de 2013). Sin embargo, ahora se mantiene en niveles históricamente bajos: 3,5%, en mínimos desde 2008.

Esta contención se explica por varios motivos, entre los que destaca el aguante del mercado laboral (la hipoteca es lo último que se deja de pagar) y el vuelco en el mercado hipotecario del último lustro. En estos últimos cinco años, incluso desde algo más atrás, hubo un cambio de tendencia y pasaron a ser mayoritarias las hipotecas fijas, lo que sirve de escudo para muchas familias.

“Desde 2015, el 78% de la nueva producción es a tipo fijo”, explican fuentes de CaixaBank. Es decir, están protegidos. Cabe destacar además que la mayoría de impagos se produce en el periodo inicial. En el caso de Sabadell, las cifras son similares: desde 2016, el 80% de los préstamos para compra de vivienda fueron a tipo fijo, según recoge un informe de Barclays tras reunirse con Leopoldo Alvear, director financiero de la entidad. Así, a pesar de las 10 subidas consecutivas de tipos de interés del BCE, por el momento las familias y empresas aguantan el tirón gracias al colchón acumulado en la pandemia. Aunque este se agota.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez
Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_