_
_
_
_
_

Mejor imagen de marca, menores costes y estrecha relación con el cliente, principales ventajas de vender en internet

El 67% de empresas españolas ya apuesta por tecnologías que facilitan sus transacciones comerciales

Ventas online

La venta a través de internet se ha convertido en una herramienta útil para el crecimiento y la expansión de las empresas. No en vano, según apunta la consultora eMarketer, la cifra de negocio del comercio online alcanzará los seis billones de euros en 2023 y superará los siete billones de euros para 2025. Sin embargo, la transición hacia este modelo de venta conlleva retos y desafíos que firmas de todos los sectores deberán afrontar.

La presencia digital ya no es tanto un complemento, sino que se está convirtiendo en una necesidad. Por eso, es momento de preguntarse ¿qué ventajas brinda a un negocio ofrecer sus productos o servicios online? La visibilidad y el reconocimiento de la marca, la eliminación de las barreras físicas o la posibilidad de adaptarse de manera más rápida a los cambios del mercado, son algunos de los elementos sobre los que empresarios y emprendedores comparten posturas.

Uno de ellos es Joaquín de Lapatza, miembro del consejo de administración de la startup española Toteemi. Él asegura que el comercio a través de internet “abre la puerta a mercados lejanos y globales, que de otra manera, serían caros o inalcanzables para una marca local, permitiendo posicionar el producto reduciendo costes de intermediación, almacenaje y de venta”. La eliminación de la barrera física es, por tanto, la principal virtud que atesora este concepto de negocio.

En este sentido, Ricardo de las Heras, CEO de Padel YVR, aplicación online que organiza partidos entre diferentes usuarios, añade que “un ecommerce aporta reconocimiento de la marca a un nivel superior al que pueda hacerlo la venta de un producto o servicio de manera local, un reconocimiento que, además, trae consigo beneficios tanto tangibles como intangibles”. El comercio en línea es en sí una experiencia de compra y venta completamente distinta, que establece una relación entre ambas partes diferente. Los avances digitales permiten a las marcas estrechar lazos con sus clientes. Al poder comunicarse con ellos a través de distintos canales, han logrado adquirir un grado de conocimiento sobre sus gustos y exigencias superior y, por tanto, obtener la posibilidad de ofrecer una experiencia personalizada y la oportunidad de adaptarse de manera más rápida a los cambios del mercado.

El resultado es, según revela un estudio realizado por el desarrollador de software HubSpot, que el 67% de las empresas españolas ya apuesta por herramientas tecnológicas para personalizar servicios de venta.

La disponibilidad es otra gran ventaja de los negocios online. Los comercios ahora abren las 24 horas del día, y los usuarios puede acceder a sus catálogos de productos en cualquier momento. No bajar la persiana es sinónimo de aumentar ventas e ingresos.

Acerca de los retos que este modelo trae consigo, de las Heras señala que, principalmente, “la logística y el posicionamiento online” serán los dos factores a tener cuenta. “El tamaño y los recursos de cada empresa serán los que permitan resolver estas materias”, concluye.

Posicionamiento

Para Félix Martín Aguilar, CEO y cofundador de Aliqindoi, plataforma de compraventa de teléfonos de segunda mano, el reto más grande reside en “la gran competencia” que existe en la venta en línea.

En mercados tan amplios, la competencia se vuelve más feroz que nunca. Al no existir barreras, la propia naturaleza de internet iguala a todas las marcas, que tienen que dar con la manera de distinguirse entre sus rivales para hacerse con la mayor cuota clientelar posible.

Para destacar entre tanta competencia, José Julio Becerril, CEO de All in Biking, app de ciclismo para móviles, indica que la clave es “invertir en plataformas especializadas en el sector”. Además, apunta que el gran reto es “llegar al público objetivo”. Raúl Hita, fundador y CEO de Rockin, startup que se define como una ‘growth company’, opina que la manera de diferenciarse es, o bien con “un producto muy innovador, o creando una marca potente, con un ADN que genere impacto sobre el público objetivo y sea capaz de crear una comunidad”.

Por su parte, Joaquín de Lapatza alude a los precios y tiempos de entrega como elementos diferenciales a la hora de posicionar un producto. Los hábitos de consumo también están cambiando y es una circunstancia que habrá que afrontar. De las Heras indica que la “innovación constante, como medida para estar a la última en nuevas tendencias y tecnologías, es la mejor manera de sobrevivir en el futuro”.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_