Sunak, el banquero estrella de la City que ayudó a Santander a dar el 'pelotazo' de ABN Amro

Trabajó en Goldman Sachs y en TCI, accionista de Aena

El nuevo primer ministro británico, Rishi Sunak.
El nuevo primer ministro británico, Rishi Sunak. Getty Images

El nuevo primer ministro británico, Rishi Sunak, es un viejo conocido de la City británica donde su nombramiento ha sido bien recibido por implicar una ruptura casi total con su predecesora, Liz Truss y una nueva vuelta al establishment económico

Antes de recalar en la Cámara de los Comunes, y ahora en el número 10 de Downing Street, Rishi Sunak se movía como pez en el agua en la otra parte de la capital de Reino Unido. Antes de Westminster, Sunak fue un afamado banquero de inversión y gestor de fondos en la City de Londres. Licenciado en Oxford y máster en Standford, arrancó su carrera profesional en la base de uno de los bancos de inversión más grandes del mundo, Goldman Sachs.

Tras tres años como analista, el puesto desde el que suelen arrancar las grandes carreras en el mundo de los negocios, dio el salto natural al capital riesgo. El fondo activista TCI, que pilota Chris Horn, y cuenta entre sus principales inversiones con un 6,5% de Aena.

Durante su época en TCI tuvo lugar la adquisición de ABN Amro por parte de Santander, Royal Bank of Scotland y Fortis en 2007. El fondo activista, que era accionista del banco, inició una campaña previa que instó al banco a explorar opciones para fusionar, vender o escindir algunos de sus activos, o incluso todo el negocio. La operación ejecutada a tres bandas, y que supuso el desembolso de unos 71.000 millones de euros, permitió al banco español hacerse con la firma italiana Antonveneta y el Banco Real de Brasil.

Tan solo tres semanas después, la entidad entonces presidida por Emilio Botín traspasó el negocio de Antonveneta a Monte di Paschi y se embolsó por el camino 2.400 millones de euros en plusvalías. Una operación exprés gracias a la cual Santander evitó ejecutar una ampliación de capital por la adquisición en consorcio de ABN Amro y que cuantificó entre 3.000 y 4.000 millones de euros. Según aclaró Horn al Financial Times, Sunak no participó activamente en la operación de ABN Amro.

Después de TCI, donde llegó a ser socio y estuvo hasta 2009, dio un nuevo salto. Su destino fue después, en plena crisis financiera, un fondo de cobertura. Es Theleme Partners, un vehículo liderado por el ex TCI Patrick Degorce. Sus vínculos con Degroce, que creó un sistema para evitar el pago de impuestos para estos vehículos, ha sido una de las dudas de la trayectoria de Sunak en la City. También trabajó codo con codo con su suegro, el empresario indio Narayana Murthy. Fue director de inversiones del fondo de venture capital Catamaran Ventures, que es inversor de Reddit o Space X, la empresa de turismo espacial de Elon Musk.

Fue entonces, una vez recorrida una carrera que para otro banquero le hubiese llevado décadas, cuando decidió dar el salto a la política. En 2014 fue elegido miembro del Parlamento británico en representación de la ciudad de Richmond, en uno de los escaños más seguros para el Partido Conservador que controla el distrito hace más de 100 años.

Dos años más tarde, Sunak apoyó la salida del Reino Unido de la Unión Europea al considerar que era una oportunidad para el país de "retomar el control de su destino". En una carta a sus electores, el ahora primer ministro utilizó su experiencia en el sector privado para justificar su posición y atacar al bloque comunitario. "Europa es el único continente del mundo (junto con la Antártida, claro) que no ha logrado crecer en absoluto", precisaba en su misiva. El voto positivo a favor del Brexit y la salida del entonces premier David Cameron lo llevaron hasta el Ministerio para el Gobierno Local, dentro del gobierno de Theresa May.

En 2019, ante la salida de May, apostó por Boris Johnson como líder de los Conservadores, al que describe como el único capaz de negociar con Bruselas gracias a su "carisma y espíritu". Su rol como portavoz mediático lo catapultó a secretario principal del Tesoro y miembro del cuerpo de asesores de la corona británica. En febrero de 2020, Sunak fue elevado a responsable de Hacienda en medio de una reestructuración del gabinete. Tras el inicio de la pandemia de covid-19 solo dos meses después, participó del comité ejecutivo encargado de la respuesta oficial contra el virus. Al igual que Johnson, participó junto a su esposa en una fiesta en Downing Street a finales de junio de 2020, por lo que recibió una multa por parte de la Justicia británica.

En septiembre, Rishi Sunak compitió con la hasta entonces títular del Foreign Office, Liz Truss, por liderar el partido conservador y formar un gobierno tras la salida de Boris Johnson. Durante la campaña interna, el nuevo premier apeló a la prudencia y llamó a "regresar a los valores económicos tradicionales". Estos principios se cristalizaban en su programa, que prometía una bajada de impuestos del 20%, pero solo antes de 2030. Sin embargo, los afiliados de la formación dieron su apoyo de forma mayoritaria a Truss y sus políticas de shock. 

Normas
Entra en El País para participar