El Reino Unido redobla su esfuerzo contra la enfermedad y destina 35.000 millones

El Ministro de Hacienda anuncia cuantiosas ayudas a las empresas, los ciudadanos y al sistema sanitario

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido (izquierda), junto al minstro de Hacienda británico, Rishi Sunak.
Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido (izquierda), junto al minstro de Hacienda británico, Rishi Sunak.

El Gobierno del Reino Unido ha anunciado hoy un plan de estímulo de 30.000 millones de libras (casi 35.000 millones de euros) para mitigar el impacto económico de la epidemia delcoronavirus.

Al presentar el primer presupuesto del Estado después del Brexit, ejecutado el pasado 31 de enero, el ministro de Hacienda, Rishi Sunak,dijo que es "la mayor respuesta económica del mundo" para respaldar a los hogares y las empresas frente a una posible crisis de liquidez, demanda y suministro.

Estas iniciativas incluyen 7.000 millones de libras (7.900 millonesde euros) para facilitar el crédito y las subvenciones a los negociosy los ciudadanos, y 6.000 millones de libras (o 6.800 millones de euros) en recursos como enfermeras o equipamiento para el servicio nacionalde salud (NHS, acrónimo en inglés).

Entre otras cosas, el Gobierno asumirá parte del coste de las bajas médicas de las empresas con menos de 250 empleados, agilizará la tramitación de ayudas sociales, permitirá a los negocios diferir el pago de impuestosy reducirá las tasas al sector minorista.

En cuanto a las promesas electorales del Gobierno conservador de Boris Johnson, que ganó por mayoría absoluta el 12 de diciembre, anunció una inversión a cinco años vista de 175.000 millones de libras (unos 200.000 millones de euros) en proyectos de infraestructuras.

Sunak señaló que el impacto de la epidemia, que conlleva restriccionesde movimiento con consecuencias para la fuerza laboral y la producción,será "significativo pero temporal" y aseguró que la economía británica es robusta.

Sin computar el efecto del Covid-19, el Gobierno rebajó hoy del 1,4al 1,1% la previsión de crecimiento económico en 2020, en base a losúltimos datos de la Oficina de responsabilidad presupuestaria (OBR, acrónimoen inglés), que vela por las finanzas públicas.

Según estas cifras, el producto interior bruto (PIB) nacional aumentará un 1,8% en 2021, 1,5 % en 2022 y 1,3 % en 2023, frente a un crecimientodel 1,6% en esos tres años augurado el pasado marzo.

El endeudamiento presupuestario del Estado será de un 2,1% respecto al PIB este ejercicio, de un 2,4 % en 2020-21 y 2,8 % en 2021-22, mientras que la deuda neta caerá de un 79,5 % del PIB en 2019-20 a un 75,2% en 2024-25, indicó la OBR.

Como parte de las medidas oficiales para afrontar el efecto de laepidemia del virus, el Banco de Inglaterra anunció también hoy una rebaja de los tipos de interés del 0,75 hasta el mínimo histórico del 0,25%, alcanzado por primera vez después del referéndum del Brexit en 2016, entre otras medidas para facilitar el crédito.

El gobernador, Mark Carney, declaró que, aunque el impacto del coronavirus es incierto, es probable que la actividad económica se debilite en lospróximos meses, si bien remarcó que los bancos del país están preparados para absorber el choque.

Carney recordó que, aunque el efecto de la epidemia, que conlleva restricciones de movimiento con consecuencias para la fuerza laboral y la producción, puede ser "agudo", en última instancia "debería sertemporal".

El martes, los bancos británicos RBS, participado por el Estado,y TSB, del español Banco Sabadell, confirmaron que permitirán a los clientes afectados por el COVID-19 aplazar unos meses los pagos hipotecarios.

Tras los anuncios de hoy, que favorecieron a la libra en detrimentode la Bolsa de Londres, se espera que el ministro de Economía, que accedióal cargo en febrero, presente una segunda parte del presupuesto el próximootoño, cuando podría revertir algunas de las iniciativas. EFE

Normas
Entra en El País para participar