El Gobierno valenciano y los proveedores muestran optimismo por el acuerdo de Ford en Almussafes

UGT ha evitado dar detalles del pacto hasta que no haga lo propio la planta de Saarlouis, que compite con la factoría valenciana por quedarse con dos modelos eléctricos del fabricante estadounidense

Interior de la fábrica que Ford tiene en Almussafes, Valencia.
Interior de la fábrica que Ford tiene en Almussafes, Valencia.

Los proveedores del sector del automóvil de la Comunidad Valenciana han recibido con “optimismo” el acuerdo alcanzado entre los representantes sindicales de Ford Almussafes y la dirección de la empresa, para que esta factoría opte a producir los dos últimos modelos eléctricos que Ford aún no ha asignado a sus fábricas de Europa. Almussafes compite mano a mano con la planta de Ford en Saarlouis, en Alemania, que también ha presentado un plan para mejorar su competitividad.

Los proveedores de automoción valencianos han considerado que este acuerdo, en el que la industria auxiliar no tiene capacidad de injerencia, permite a la empresa tractora del sector en la Comunidad Valenciana “mantenerse en liza dentro del plan de reestructuración de la multinacional” estadounidense.

“Estábamos muy expectantes y consideramos que ha sido un ejercicio de responsabilidad y de generosidad por todas las partes”, ha asegurado la presidenta de Asociación Valenciana de la Industria del Automóvil (Avia), Mónica Alegre. Asimismo, ha apuntado que de la decisión que se tome en los próximos meses en la sede de la multinacional (Ford comunicará su decisión a mitad de año) dependerá el futuro del sector y ha señalado que este acuerdo “es, al menos, una ventaja en la parrilla de salida”.

El presidente de la comunidad valenciana, Ximo Puig, también se pronunció sobre el acuerdo anunciado por UGT en la noche del jueves, y aseguró tener confianza en las posibilidades de la planta, “porque es la más competitiva que hay de Ford en Europa”, pero ha dicho que “hay que respetar las decisiones de la empresa”. “Hay que ser muy cuidadosos porque es una decisión en la que nosotros lo único que podemos hacer es apoyar lo máximo posible la operación que está programada por parte de Ford”, ha añadido.

Por su parte, UGT ha indicado este periódico que no dará detalles del acuerdo alcanzado con Ford Europa, hasta que los sindicatos de Saarlouis no hagan lo propio con el plan que han presentado ellos. “Creemos firmemente que este acuerdo es la única vía de esperanza para la planta, puesto que una vez finalizadas las negociaciones solo queda esperar a la decisión que tome la multinacional desde Detroit”, han dicho desde UGT.

Normas
Entra en El País para participar