UGT anuncia principio de acuerdo en Almussafes con la dirección europea de Ford

El consenso será trasladado a Detroit para que se tome una decisión final sobre qué planta producirá los nuevos modelos eléctricos, la factoría valenciana o la fábrica de Saarlouis

Un operario, en la planta de Ford, en Almussafes (Valencia).
Un operario, en la planta de Ford, en Almussafes (Valencia).

UGT, el sindicato mayoritario en Ford Almussafes (Valencia), ha alcanzado este jueves un principio de acuerdo con la dirección de Ford Europa en Colonia (Alemania) para poder presentar una propuesta con la que aspira a fabricar los modelos eléctricos de la firma y asegurar la carga de trabajo durante los próximos años

La dirección europea de Ford trasladará el acuerdo a Detroit, sede de la multinacional, para que la compañía tome una decisión sobre qué planta producirá los nuevos modelos eléctricos, la factoría valenciana o la fábrica de Saarlouis.

El presidente y el secretario del comité de empresa de Ford Almussafes, Carlos Faubel y José Luis Parra, respectivamente, se han reunido este jueves con la dirección de Ford Europa en la sede de Colonia (Alemania), en la que han trasladado las condiciones que estarían dispuestos a negociar.

Han indicado que en breve darán a conocer los detalles del acuerdo y que de momento hay que esperar a la decisión que tome la compañía, una vez han llevado a Ford Europa sus reivindicaciones.

En varias reuniones mantenidas en la planta de Valencia, la dirección española transmitió la exigencia de una reducción salarial del 10%, la rebaja de las vacaciones en una semana y ampliar 30 minutos cada turno de trabajo, ajustes que todos los sindicatos del Comité rechazaron.

UGT, que cuenta con una afiliación superior al 90% de los trabajadores en Almussafes —de una plantilla de más de 6.000—, se abrió a una posible contención salarial que se recuperaría posteriormente con valores en torno al IPC, si la planta acoge la fabricación de modelos eléctricos.

También plantearon otras medidas de flexibilidad condicionadas a la adjudicación de modelos eléctricos que no entrarían en vigor hasta 2025, y avanzar en cuestiones de teletrabajo, flexibilidad de la jornada y retribución flexible.

Con estas propuestas esperaban alcanzar un principio de acuerdo que ha llegado durante la reunión en Colonia, y alertaban del problema de tamaño de Ford Europa, donde tanto la planta valenciana como la de Saarlouis (Alemania) optan a los vehículos eléctricos

Normas
Entra en El País para participar