Ford cita a los sindicatos para negociar un nuevo ERTE para la planta de Almussafes

El expediente estará en vigor durante el primer trimestre de este año

Los representantes de los trabajadores estiman que afectará a toda la plantilla, algo más de 6.000 personas, tal y como ha ocurrido en 2021

Una operaria de la fábrica de Ford en Almussafes, Valencia.
Una operaria de la fábrica de Ford en Almussafes, Valencia.

La dirección de la planta de Ford en Almussafes (Valencia) se reunirá este miércoles con los representantes de los trabajadores para acordar un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que estará vigente durante el primer trimestre del año. Desde UGT han señalado a este periódico que, si bien aún no hay detalles de cómo será el nuevo expediente, se prevé que siga la línea de los de 2021 que afectaron a la práctica totalidad de los trabajadores, algo más de 6.000 personas.

La plantilla, que hasta hace no mucho superaba los 7.000 empleados, se vio reducida el año pasado debido al programa de prejubilaciones y de bajas incentivadas que llevó a cabo la compañía en la factoría en la que entre otros modelos se ensamblan el Ford Kuga y el S-Max. Hoy en día, en la fábrica valenciana no hay ningún ERTE en vigor.

El año pasado, los ERTE de la planta se dividieron en trimestres, al igual que el que se comenzará a negociar este miércoles. Durante el último de ellos, han indicado en UGT, el que estuvo en vigor entre octubre y diciembre, hubo entre 600 y 1.000 empleados parados diariamente, además de otros 15 días en los que el parón de la actividad fue total. El motivo para llevar a cabo estos ERTE, un mecanismo que están usando todas las fábricas de coches del país, es la crisis mundial de microchips y los problemas en las cadenas de suministros, que están impidiendo a las plantas producir al mismo ritmo que la demanda.

Desde Anfac, asociación que representa a los fabricantes de automóviles en España, confían en que la escasez de microchips y de componentes se solucione a lo largo de 2022. Esta circunstancia ha provocado que en 2021 la producción de las factorías de vehículos españolas se redujera respecto a 2020, un año fatídico para el sector por la llegada de la pandemia. A falta de los datos definitivos de producción del año pasado, hasta noviembre, las plantas españolas ensamblaron un 5,8% menos de coches que en los 11 primeros meses de 2020.

Normas
Entra en El País para participar