BBVA y Sabadell, en conversaciones avanzadas para su fusión

BBVA han contratado a Deloitte y Banco Sabadell a PwC para realizar la due dilligence

Fusion Sabadell BBVA
Carlos Torres, presidente de BBVA, y Josep Oliu, presidente de Sabadell.

BBVA y Banco Sabadell están negociando su fusión. La operación llega a continuación de la venta de la filial estadounidense de BBVA por 9.700 millones, operación que puso todas las miradas sobre la entidad catalana, que ha subido un 24,6% en Bolsa. 

Ambos bancos anunciaron por la tarde en sendos hechos relevantes que mantienen negociaciones. El primero en hacerlo ha sido BBVA, quien remitió un hecho relevante a la CNMV, dos horas después lo anunciaba Banco Sabadell. Carlos Torres ha contratado a JP Morgan, mientras que Sabadell ha contratado a Goldman Sachs. También se han contratado los despachos de Uría Menéndez -por parte de Sabadell- y Garrigues por la de BBVA. Este banco también ha fichado a Deloitte y Banco Sabadell a PwC para realizar la due dilligence.

De cuajar la operación BBVA y Banco Sabadell crearían un grupo con más de 950.000 millones de euros en activos y un tamaño en España muy similar al que tendría la unión de CaixaBank y Bankia, con más de 600.000 millones en activos.

BBVA remitió a la CNMV un hecho relevante en el que comunicaba que “con la autorización del consejo de administración, en relación con una potencial operación de fusión entre ambas entidades, habiéndose iniciado un proceso de revisión (due diligence) recíproco en términos habituales en este tipo de operaciones y designado asesores externos”.

Los contactos se iniciaron en julio entre los presidentes de ambas entidades. Ambos se volvieron a verse en septiembre, para iniciar los contactos informales en octubre, y ya se iniciaron los fichajes de los asesores una vez que el preside de BBVA, Carlos Torres, obtuvo financiación para llevar a cabo la operación, ya que apelar al mercado con una ampliación de capital era en las circunstancias actuales casi imposible.

La operación no será aprobada por los consejos de administración de ambas entidades dentro de un mes, más o menos. Será entonces cuando habrá finalizado la due diligence aunque no será hasta que BBVA cierre la operación con PNC para la venta de su filial estadounidense cuando se pueda cerrar esta fusión por absorción, ya será entonces cuando consiga ingresar los 9.700 millones de euros por la venta, que aporta 8.400 millones de euros en excedente de capital.

EDe este excedente, unos 7.100 millones los podría emplear para esta compra, mientras que el resto irían en gran parte a remunerar al accionista vía recompra de acciones, según coinciden algunos analistas.

Sabadell ya había mantenido conversaciones el pasado año con Bankia, quien finalmente decidido su fusión con CaixaBank y no con Sabadell. El BCE y el Banco de España también prefieren una operación de un banco grande con otro más pequeño, ya que el objetivo de impulsar estas operaciones para evitar la caída de bancos más débiles ante la pandemia.

El nuevo grupo tendría presencia en España, México, Colombia, Perú, Turquía y el Reino Unido, sumaría unos 46.000 empleados y más de 4.200 oficinas en España. Se da la circunstancia de que Sabadell ha puesto en marcha un proceso para reducir su plantilla en 1.800 empleados, el 11% de la plantilla, además de cerrar cientos de oficinas, al margen de las 234 ya anunciadas.

Esta operación ya es conocida por el Banco de España desde hace tiempo. Este organismo ya llevaba tiempo presionando al banco catalán para que abordara una fusión, aunque siempre la última palabra la tiene la cúpula de la entidad.

También será la despedida de Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, aunque mantendrá un cargo de presidente no ejecutivo transitoriamente en el nuevo banco.

Parece que en esta ocasión los litigios por los que atraviesa BBVA por el caso Villarejo no han influido en la operación.

Una operación con varias fusiones por detrás

Una historia de compras. Hace unos 20 años Banco Sabadell, el cuarto grupo bancario privado español, comenzó a acariciar convertirse en uno de los grandes bancos españoles. Y lo consiguió, pero solo a medias. Con 139 años de historia, la entidad inició un proceso de compras que sorprendió al mercado. Creció a golpe de adquisiciones tanto en España como en el extranjero, en el Reino Unido.

BBVA en Cataluña. BBVA ya tiene una destacada presencia en Cataluña, donde adquirió en 2014 Catalunya Banc al FROB, y anteriormente adquirió también en un proceso de subasta competitiva a Unnim, ambas instituciones antiguas cajas de ahorros.

Fusión de Unicaja y Liberbank. El proceso de negociación de fusión de Sabadell y BBVA se anuncia cuando se están concluyendo las negociaciones de otras dos fusiones, las de Bankia y CaixaBank y las de Liberbank y Unicaja.

Amundi. Banco Sabadell vendió recientemente su gestora a Amundi, con quien mantiene un acuerdo de distribución por el que habrá que compensarle, según explican algunas fuentes, lo mismo que a la aseguradora Zurich, socia de Sabadell en seguros. BBVA firmó recientemente un acuerdo con Allianz.

Normas
Entra en El País para participar