De los Mozos: "Nissan no ha pedido ayuda a Renault en ningún momento"

El presidente de Anfac pide a los políticos que "cuenten hasta tres" cuando hablen del automóvil

Renault Nissan
El presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, comparece en la Comisión de Industria, este viernes.

El vicepresidente de Fabricación y Logística del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, ha asegurado este viernes que Nissan "no ha pedido ayuda en ningún momento" a Renault para afrontar la situación que atraviesan las plantas catalanas de la firma nipona.

"La nueva situación de la alianza [Renault-Nissan-Mitsubishi] hace que todo se construya a través de una orientación que hemos declinado en dos palabras: leader y follower. En este sentido, el liderazgo se ejerce por contenidos, tecnologías y/o por zonas geográficas. En Europa, el liderazgo lo toma Renault, pero esto no quiere decir que Renault toma las decisiones industriales. Será decisión del follower demandar ayuda si así lo considera necesario al líder y, en este caso, Nissan no ha pedido en ningún momento ayuda a Renault", ha señalado De los Mozos en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo en el Congreso.

Asimismo, se ha mostrado a favor de que Nissan devuelva las ayudas públicas recibidas en el caso de que no haya cumplido los compromisos adquiridos en su fábrica de Barcelona, y ha lamentado diferentes "declaraciones" que, en su opinión, "no ayudan" a que estas situaciones no ocurran y que señalan que la industria del automóvil es "negativa". Todo ello en referencia, sin decirlo, tanto a la teniente de alcalde de Barcelona, Janet Sanz, que declaró que había que evitar que el sector se reactivase tras la pandemia, como a las de la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, que aseguró que el diésel tenía "los días contados".

"Señorías, es muy importante que cuando hagan declaraciones en general sobre el mundo del automóvil, por favor, algunas veces cuenten hasta tres", ha afirmado.

Además, el directivo, que ha comparecido como presidente de la patronal de fabricantes de vehículos, Anfac, ha asegurado que su nombre ha salido en algunas ocasiones "de forma interesada" para intentar darle una solución de futuro a las plantas de Nissan en la Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca (Barcelona), que dan empleo directo a más de 3.000 personas y a unas 25.000 de manera indirecta.

De los Mozos ha querido aclarar que, desde hace cerca de un año, de todo lo relativo a las operaciones del fabricante japonés en España se encarga directamente el presidente de Nissan en Europa, Gianluca de Ficchy, quien ha asegurado que "no hay alternativa viable para Barcelona".

En este sentido, ha lamentado el cierre de las factorías desde el punto de vista personal. Estuvo al frente de las operaciones de Nissan en España desde el 2003 hasta el 2008. "Conozco a mucha gente allí y por eso esta decisión la lamento profundamente", ha apuntado.

El motor afronta uno de sus momentos más complicados con la crisis del Covid-19, que ha provocado el cierre temporal de fábricas y concesionarios, y De los Mozos ha querido mandar un mensaje claro: "El futuro, que quede claro, solo se construye desde la competitividad y en ella estamos implicados todos, las empresas, los trabajadores y las administraciones públicas. El diálogo es una de las bases de la ganancia en competitividad, así ha sido hasta ahora y así será en el futuro", ha aseverado.

En España, la industria de la automoción representa el 10% del PIB y el 9% del empleo, y está a la espera de un plan de impulso a la demanda de automóviles, el cual se aprobará "en las próximas semanas", según el Gobierno.

Más de 66.000 millones de facturación

De los Mozos, que espera la llegada de Luca de Meo a Renault como consejero delegado desde el 1 de julio, ha puesto en valor que el automóvil factura más de 66.000 millones de euros al año de forma directa, unos ingresos que se elevan a más de 100.000 millones si se tiene en cuenta toda la cadena de valor.

Según el directivo, los fabricantes de automóviles han invertido más de 13.000 millones en sus factorías españolas en los últimos cinco años. España se ha adjudicado cerca de 20 nuevos vehículos electrificados, que llegarán en los próximos dos años.

Anfac presentó al Gobierno a principios de marzo su plan Automoción 2020-40. Liderando la movilidad sostenible, a través del cual busca orientar los pasos de la industria del automóvil de cara a 2040. "Su objetivo es fortalecer la posición competitiva global de la industria de la automoción española, encarando una transformación del modelo de negocio que haga frente y convierta en oportunidad los grandes retos de la movilidad del futuro: la electrificación, la conectividad, la conducción autónoma y los nuevos modelos de acceso y uso de los vehículos", ha subrayado De los Mozos.

La patronal prevé que la industria de la movilidad incrementará su valor en un 50%, desde los 200.000 millones actuales hasta los 310.000 millones en 2040.

El sector estima que las ventas no remontarán hasta después del verano y siempre con cifras inferiores a las de 2019, y una caída este año respecto a 2019 entre un 40% y un 45% a causa de la pandemia, situándose por debajo de las 700.000 unidades y lo que supone alcanzar peores estadísticas que hace una década. Las plantas españolas también dejarán de ensamblar unos 700.000 coches.

 

Normas
Entra en El País para participar