España retoma la actividad ecónomica no esencial tras dos semanas de parón

Industria y construcción, entre las actividades que vuelven hoy al trabajo; Interior controla el transporte público

Vuelta al trabajo coronavirus
Agentes de policía reparten mascarillas en la estación de Atocha, en Madrid. GTRES

España recupera este lunes parte de la actividad económica no esencial suspendida hace 15 días por el Gobierno para frenar la transmisión del coronavirus. La industria y la construcción vuelven al trabajo después de dos semanas que han combinado un permiso obligatorio no retribuido, que concluyó el pasado jueves, con las tradicionales vacaciones de Semana Santa.

La vuelta al trabajo, en todo caso, no afecta a las ocho comunidades en las que el Lunes de Pascua es festivo: Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña, La Rioja, Navarra y País Vasco.

La recomendación del Ejecutivo sigue siendo la de minimizar contactos y riesgos tanto en el desplazamiento al trabajo como en el centro laboral. Sanidad ha publicado una guía de buenas prácticas ante esta recuperación de la actividad, que el Ejecutivo enmarca en la necesidad de evitar un colapso económico. El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha señalado esta mañana en la Cadena Ser que la reanudación de ciertas actividades se produce tras "reuniones importantes con patronal y sindicatos las semanas anteriores". Asimismo, Grande-Marlaska ha subrayado que la actividad de algunos sectores no se hubiese recuperado si el Gobierno no viera posible garantizar "condiciones de seguridad de los trabajadores".

El cambio de hoy no afecta a las actividades ya permitidas durante estas últimas dos semanas: sanidad, alimentación, servicios de seguridad, telecomunicaciones, medios de comunicación, Justicia, farmacia o suministro de energía. Igualmente se han venido permitiendo las actividades indispensables para la prestación de todos estos servicios, así como la venta al por menor en tiendas de alimentación, farmacias, ópticas, ortopedias, prensa y papelería, estancos, gasolineras, alimentación de animales domésticos, tecnología o lavanderías.

El cambio tampoco repercute en aquellas actividades que siguen prohibidas como medida preventiva: bares y establecimientos de restauración -que solo pueden prestar servicio a domicilio-, discotecas, instalaciones culturales, de ocio, recintos deportivos, parques de atracciones y auditorios. Anoche a última hora se prohibió, también, la actividad de construcción en viviendas habitadas.

Reparto de mascarillas

Aunque el Ejecutivo aconseja el uso de transporte individual para acudir al puesto de trabajo, uno de los puntos calientes este lunes es el transporte público. Se aumentarán las frecuencias y el ministerio del Interior ha activado un dispositivo organizado para reforzar los controles y repartir mascarillas. Se ha previsto el despliegue de agentes en las estaciones de cercanías, metro y autobús y los principales nudos de transporte para evitar aglomeraciones y comprobar que los desplazamientos no incumplen los puestos permitidos por el real decreto de estado de alarma.

Según el ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos, la 'hora punta' de la mañana de este lunes, la primera jornada laboral en la que se reinicia la actividad de los trabajos no esenciales, se ha saldado sin aglomeraciones y "con una concurrencia muy limitada" de viajeros en las estaciones y los transportes públicos.

Metro de Madrid ha registrado hasta las 8.00 horas un 34% más de viajeros con relación al lunes 30 de marzo, hace dos semanas, y la hora punta se desarrolla sin incidencias en el transporte público de la Comunidad de Madrid. Así lo ha indicado en redes sociales el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. Metro de Madrid ha detallado en redes sociales que hasta las 8 horas se han registrado un total de 32.546 viajeros, lo que supone un incremento de casi el 35% respecto a hace dos semanas pero también un 80% menos que el mismo lunes de 2019.

El ministro Grande-Marlaska ha indicado que a finales de semana los ciudadanos podrán encontrar estas mascarillas de protección en las farmacias, un producto que escasea en muchos locales. "Lo que está trabajando el Gobierno en correspondencia con fabricantes nacionales y la importación" es que "para finales de semana no vaya a existir ningún problema de abastecimiento en farmacias o tiendas abiertas al público", ha asegurado.

Además, el Gobierno ha repartido en puntos logísticos de toda España un total de 10 millones de mascarillas que empezarán a distribuirse entre aquellas personas que tengan que desplazarse para trabajar en medios de transporte donde es más complejo mantener la distancia de seguridad. El reparto de mascarillas en los accesos a las estaciones y lugares habilitados por las delegaciones lo realizarán efectivos y voluntarios de Protección Civil y agentes de policía de los cuerpos nacionales, autonómicos y locales.

El reparto no se limita a las mascarillas. Además de las entregas de material sanitario a hospitales por parte de empresas privadas, Correos está repartiendo 300 respiradores fabricados por Seat en su planta catalana de Martorell a centros sanitarios de todo el país.

En el centro de trabajo las tareas deben planificarse para mantener el distanciamiento entre personas y evitarse aglomeraciones en zonas comunes. Si no es posible mantener dicha distancia, se intentarán escalonar los horarios de trabajo. En cuanto al uso de mascarillas, no es imprescindible si el tipo de trabajo no lo requiere y si se cumple con la distancia de dos metros. En los centros de trabajo deberá haber productos de higiene como jabón, desinfectantes o pañuelos desechables. Se recomienda el lavado de manos frecuente y no tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Normas
Entra en El País para participar