Vuelta a la actividad

El Gobierno mantiene paralizadas las obras en edificios habitados

Sanidad publica un BOE extraordinario para evitar que los trabajadores de la construcción interactúen con personas no relacionadas con el sector

Vista de unas obras paralizadas.
Vista de unas obras paralizadas. EFE

Nueva vuelta de tuerca del Gobierno con una norma de último momento horas antes de que se reactive la actividad no esencial que fue paralizada del 30 de marzo al 9 de abril  y que se retomará de forma efectiva el lunes 13 de abril o el martes 14, en función de si es festivo en la comunidad autónoma. En un Boletín Oficial del Estado (BOE) extraordinario publicado el domingo 12 de abril  minutos antes de las 10 de la noche se prohíbe, en esencia, que vuelvan a la actividad aquellos empleados de la construcción que deban trabajar en una obra ejecutada en un edificio habitado.

La concentración de personas en edificios en los que se están desarrollando determinadas obras en edificios existentes, en los que los trabajadores deben compartir determinados espacios comunes, con residentes u otros usuarios, implica un incremento del riesgo de contagio por Covid-19. Por lo tanto, es necesario, para contener la pandemia, proceder a suspender la ejecución de determinadas obras, según la orden del Ministerio de Sanidad.

Así, el Ejecutivo suspende "cualquier intervención en edificios existentes", si allí se hallan personas no relacionadas con  el sector y que puedan tener interferencia con la actividad de ejecución de la obra, o con el movimiento de trabajadores o traslado de materiales.

El ministerio que dirige Salvador Illa asegura que el objetivo es evitar el riesgo de propagación y contagio de la pandemia. Es decir, principalmente se retringe el trabajo en las viviendas o edificios de oficinas habitados.

Se eximirá de la restricción a aquellas obras en las que los trabajos puedan ser separados dentro del inmueble al que afecten, así como a aquellas que tengan por finalidad realizar reparaciones urgentes de instalaciones, averías o tareas de vigilancia en el propio inmueble.

La norma estará vigente  hasta la finalización del periodo de estado de alarma, en principio el 26 de abril, aunque previsiblemente se prorrogará, como ha anticipado el presidente del Gobierno.

Arroyo de la Luz

También aparece en el BOE extraordinario otra orden que elimina las medidas extraordinarias sobre el municipio cacereño de Arroyo de la Luz que pesaban sobre él desde el viernes 13 de marzo. El pueblo de 5.800 habitantes se cerró ese día. Nadie ha podido entrar ni salir desde entonces y la Guardia Civil ha estado controlando los accesos desde ese momento para que se cumpliera esa disposición, según publica el diario Hoy.

La Consejería de Sanidad y la Delegación de Gobierno de Extremadura acordaron este aislamiento porque se trataba entonces la localidad con más afectados por coronavirus en Extremadura. A partir del lunes 13 de abril quedan desactivadas las medidas específicas, después de que la propia Junta de Extremadura haya solicitado que queden sin efecto.

Normas
Entra en El País para participar