Los laboratorios, todos a una contra el coronavirus

La industria espera tener las primeras terapias en cuatro meses o antes

Coronavirus

La industria farmacéutica trabaja contra reloj para encontrar un tratamiento contra el coronavirus. “No es una compañía, sino numerosas, la mayoría de ellas multinacionales, y no se trata de un solo producto, sino de diferentes aproximaciones; todo el mundo de las vacunas y todo el mundo de los medicamentos está comprometido en encontrar una solución al virus”, afirma por teléfono Emili Esteve, director del departamento técnico de la patronal Farmaindustria.

Pero advierte de que las terapias llegarán de forma escalonada, no de golpe; las primeras, en tres o cuatro meses, incluso antes, y después los demás fármacos y las vacunas –“los más optimistas hablan de un año”, dice–.

El abordaje es multidisciplinar para lograr una solución eficaz

Esteve recuerda que el desarrollo de un medicamento requiere de 10 a 12 años hasta que se comercializa en el mercado, por lo que, en estas circunstancias de pandemia global, lo que están haciendo los laboratorios es partir de moléculas ya autorizadas para otras patologías víricas o en fases preclínicas para acortar el proceso y tener una respuesta anticipada. “Imagina que en vez de un recorrido de 1.000 metros hacemos 150-100, los metros finales”, ilustra.

Por eso, algunas compañías ensayan con antivirales que se utilizan hoy contra el VIH y otras con antitumorales para tratar el cáncer, entre otras líneas de investigación. “La aproximación es multidisciplinar, ya que, en algunas infecciones, la asociación de varios compuestos es más favorable para eliminar el virus que la de un solo monocomponente”, explica, tras insistir en que “se están analizando todas las herramientas disponibles porque la máxima preocupación es el coronavirus.

La patronal Farmaindustria contabiliza 30 fármacos y 4 vacunas en desarrollo

Todo el mundo está trabajando en esto, hay decenas de miles de personas de la industria farmacéutica que están buscando soluciones al respecto”. La patronal contabiliza 30 fármacos y 4 vacunas en desarrollo que se realizan a través de programas de I+D colaborativos con las autoridades sanitarias, organizaciones científicas, de la salud y centros de investigación público-privados.

La estadounidense Gilead es una ellas. El laboratorio ha comenzado en España dos ensayos internacionales en fase III en País Vasco (Hospital de Cruces), Madrid (Hospital La Paz) y Barcelona (en el Clínic), al igual que en Italia, Francia y Alemania, para evaluar la seguridad y eficacia de su antiviral Remdesivir.

El primero incluye a 400 pacientes (voluntarios) graves y el segundo, 600 leves, datos globales. Además de dos en la provincia china de Hubei (Hospital de Amistad China-Japón), cuyos resultados se esperan en abril, y otro en EE UU dirigido por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, informan en la empresa.

“Este producto experimental ha mostrado actividad in vivo e in vitro contra el SARS y el MERS, causados por otros coronavirus de estructuras similares al Covid-19; también ha mostrado resultados positivos de forma experimental en pacientes con ébola”, indican. De hecho, Remdesivir curó al primer estadounidense contagiado por coronavirus, según publicó el New England Journal of Medicine.

Gilead y Gebro Pharma tienen ya en marcha ensayos clínicos con pacientes en España

El viernes pasado, la española Pharma­Mar, junto a un equipo de ­investigadores del Centro Nacional de Biotecnología ­(CNB-CSIC), anunció que su fármaco Aplidin, para enfermos de melanoma, frena in vitro la multiplicación del coronavirus HCoV-229E, familia del Covid-19. Ahora los científicos tienen que probarlo contra el SARS-CoV-1, parecido al que circula y que se llama también SARS-CoV-2.

En dos o tres meses se conocerá su eficacia, auguraron los responsables del estudio, Luis Enjuanes, Isabel Sola y Sonia Zúñiga, que trabajan, además, en el desarrollo de una vacuna. Pero, en este caso, el proceso será más largo, casi dos años (implica solicitud de permisos, aprobación, pruebas en animales y luego en humanos); la inmunización se espera para el próximo ciclo. El Gobierno destinará 30 millones a I+D para el CSIC y el Instituto de Salud Carlos III.

El Hospital La Paz , el Hospital de Cruces, el Hospital Germans Trias i Pujol  y el Clínic de Barcelona son algunos de los centros con estudios en proceso

Y el lunes de esta semana se sumó Gebro Pharma. El grupo farmacéutico astríaco colabora en un estudio para prevenir la propagación del Covid-19 en pacientes positivos y en sus contactos. El ensayo, impulsado por el equipo del doctor Oriol Mitjà, especialista en enfermedades infecciosas en el Hospital Germans Trias i Pujol de Barcelona, se realiza en la Conca d'Òdena y la zona metropolitana norte barcelonesa, muy afectados por el virus e incluye a 195 pacientes a los que se les administrará Darunavir, un inhibidor de la proteasa utilizado para el VIH.

Mientras que los que han tenido contacto con el enfermo, a 15, se les administrará hidroxicloroquina, un agente antimalárico también usado para el lupus o la artritis reumatoide. En las pruebas participarán en total 3.000 personas y esperan tener los primeros resultados en 21 días.

La estadounidense AbbVie, con sus antivirales lopinavir y ritonavir; la británica GSK, con su inhibidor zanamivir; Roche, Merck y Bayer, con el interferón, y Pfizer o Regeneron Pharmaceuticals son otras firmas que pisan el acelerador.

Por el momento, hasta que llegue la cura o remita la propagación, solo queda seguir en cuarentena. Los expertos creen que el nuevo coronavirus puede convertirse en estacional y que nos visite el próximo invierno.

Otros antídotos

Las investigaciones contra el coronavirus no solo incluyen antivirales y antitumorales. La biotecnológica canadiense AbCellera y la estadounidense Lilly desarrollan juntas terapias con anticuerpos. La idea es probarlas en pacientes en los próximos cuatro meses, apuntan en un comunicado.

La japonesa Takeda ha iniciado también un tratamiento derivado del plasma sanguíneo, la globulina hiperinmune (H-IG) policlonal para enfermos de alto riesgo. La española Grifols colabora con las autoridades sanitarias internacionales en una terapia antiviral con inmunoglobulinas, además de test diagnósticos. En esta última área trabajan, además, la suiza Roche, PharmaMar y la francesa BioMérieux. Y en vacunas figuran Janssen, Sanofi Pasteur, GSK y Clover Biopharmaceuticals.

Normas
Entra en El País para participar