Uber y Deliveroo se interesan por la española Glovo en plena consolidación del sector

Han mantenido varias conversaciones, sin acuerdo hasta la fecha, según Bloomberg.

Oscar Pierre, cofundador y CEO de Glovo.
Oscar Pierre, cofundador y CEO de Glovo.

La startup española de reparto de comida a domicilio Glovo ha despertado el interés de Uber y Deliveroo, que quieren ganar tamaño en plena consolidación del sector. La noticia, avanzada por Bloomberg, llega la misma semana que se confirma la fusión entre Just Eat y Takeaway, en una operación de 5.400 millones de euros, para crear una de las mayores plataformas online de envío de comida a domicilio del mundo.

Según informó la citada agencia, Uber y Deliveroo han mantenido conversaciones de manera intermitente durante los últimos meses con Glovo, empresa fundada en 2015 por Oscar Pierre y Sacha Michaud. Ninguna de las tres compañías ha querido hacer declaraciones. Las negociaciones entre Glovo y sus pretendientes no han llegado, de momento, a buen puerto, y podría no conducir a una transacción, según dijeron a la agencia fuentes conocedoras. Estas precisaron que Glovo no está buscando activamente un comprador.

Glovo, con sede en Barcelona y operaciones en Europa, América Latina y África, continúa recaudando fondos a través de rondas de financiación y ya está valorada en 850 millones. El pasado abril, la empresa captó 150 millones, en una ronda liderada por la firma de capital riesgo Lakestar. Era la segunda que cerraba en dos años, tras lograr 134 millones en 2018.

Entre sus accionistas están el citado fondo, Drake (dueña de la franquicia de pizzerías Papa John’s), Idinvest Partners, Seaya Ventures, Amrest (el dueño de La Tagliattella), Korelya Capital y Delivery Hero. Precisamente, la presencia de este socio, un jugador muy relevante también en este negocio del reparto de comida a domiciliio, puede complicar la venta de Glovo a un tercero.

Bloomberg añadió que Glovo también ha mantenido conversaciones iniciales con el gigante japonés SoftBank, que cuenta con uno de los mayores fondos de inversión en tecnología del mundo, Vision Fund. No se descarta que esta compañía, que está ahora cerrando su segundo fondo Vision Fund con unos 108.000 millones de dólares y el respaldo de Microsoft y Apple, pueda invertir en la compañía varios cientos de millones de dólares.

Glovo, que el pasado noviembre anunció la apertura en Madrid de su propio supermercado online, lleva meses queriendo ampliar mercados y combinar el reparto de comida con otros servicios como la lavandería. El pasado 17 de julio se conoció que la compañía ha cerrado una alianza con Carrefour para realizar las entregas de sus pedidos en 30 minutos en diferentes países.

El sector del reparto de comida a domicilio es de rentabilidad complicada, según coinciden los analistas, y por eso las empresas buscan escala, con el fin de aprovechar sinergías y ahorrar costes. Así, las operaciones se han acelerado en los últimos meses, con o sin éxito: Uber intentó comprar a finales de 2018 a Deliveroo, pero fracasó por falta de acuerdo en el precio; Takeaway adquirió este año el negocio alemán de Delivery Hero por 930 millones, Amazon invirtió el pasado mayo unos 410 millones de dólares en Deliveroo, y Just Eat y Takeaway cerraron este lunes su fusión tras anunciarla la semana pasada.

Normas