El enfado de las autónomas con la Administración

Las mujeres emprendedoras inician su actividad empresarial sin ayudas por parte de las Administraciones Públicas. Según un estudio realizado por Sage, las mujeres se lanzan a emprender por la falta de motivación en el mercado laboral.

El enfado de las autónomas con la Administración

El 89% de las mujeres emprendedoras se quejan de que no se fomenta la creación de empresas y, entre ellas, el 70% acusa a las Comunidades Autónomas y el Estado como los principales organismos responsables de ello. Esta es una de las principales conclusiones extraídas del estudio realizado por Sage, Radiografía de La Mujer Emprendedora.

El 89% pone en marcha un negocio sin ayudas públlicas

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Sage, empresa especializada en software de gestión empresarial, ha realizado un análisis de la mujer emprendedora para conocer la situación del colectivo y exponer sus demandas. El 89% de las mujeres que se han lanzado a montar una empresa no han accedido a ningún tipo de financiación. El 36,5% directamente ha autofinanciado su proyecto, mientras que el 23% ha acudido a amigos y/o familiares para poder desarrollar su proyecto, y el 7% lo ha podido poner en marcha gracias a inversores privados. Únicamente el 11% ha creado su propio negocio gracias a las ayudas públicas. Estos datos demuestran el descontento generalizado de las mujeres autónomas a la hora poder desarrollar una actividad emprendedora.

La Ley de Emprendedores, insuficiente para emprender

El mismo estudio pone de manifiesto que los autónomos no consideran la Ley de Emprendedores como una ayuda para sus proyectos. El 59% de las mujeres consideran que la actual ley es uno de los principales problemas que marca la situación de los emprendedores. El 75%, además, considera necesaria una mejora de los incentivos fiscales y el 65% de ellas piden aplazar el pago del IVA hasta que se cobre la factura correspondiente. Para la financiación, el 61% solicita unas condiciones de acceso más sencillas.

La motivación personal está por encima de los beneficios

Las mujeres emprendedoras se lanzan a montar su propio negocio por la falta de oportunidades en el mundo laboral, para la mayoría de ellas. La falta de motivación en el mercado laboral las impulsa a poner en macha un proyecto propio. La autorrealización personal (el 16,8%) o la reorientación de la vida profesional (el 17,1) son los otros motivos por las que las mujeres emprenden. Sin embargo, una vez han conseguido que su negocio se haya puesto en macha, valoran, por encima de los beneficios empresariales, la satisfacción personal de haberlo conseguido.

Normas