_
_
_
_

El euríbor remonta pero se acerca a su techo: el 4,5% marcaría el final de su camino alcista

La reciente subida de tipos impulsa al índice tras el relax veraniego y cierra septiembre en el 4,149%, aunque el encarecimiento de las hipotecas variables no será ya tan acusado como en meses anteriores

Evolución del euríbor hasta septiembre de 2023
Evolución del euríbor hasta septiembre de 2023
Miriam Calavia

Cuando parecía que el euríbor se movía en aguas más calmadas, la nueva subida de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) hasta el 4,5% provocó un tsunami que ha llevado al índice hipotecario por excelencia a cruzar la barrera del 4,2% en tasa diaria, marcando máximos anuales (4,228%) y otro récord desde 2008. La media del mes de septiembre queda en el 4,149% tras el 4,073% de agosto que supuso la primera caída en algo más de año y medio. El euríbor, teniendo en cuenta que el BCE ha sugerido una pausa en el ciclo de endurecimiento monetario pero nada garantiza que no eleve los tipos una vez más antes de acabar 2023, amenaza con dirigirse al 4,5%. Pero los expertos creen ese sería su techo.

De momento, el rebote de septiembre sitúa al euríbor por encima del valor de hace justo un año (2,233%). Esto supone que las hipotecas variables a las que les toque revisión continuarán encareciéndose, aunque ya de forma menos acusada que en los meses anteriores, dado que el diferencial anual se va estrechando (ahora es de 1,916 puntos frente al pico de 3,884 puntos del pasado marzo). Así, un préstamo medio de 150.000 euros a 25 años verá incrementadas las cuotas en unos 160 euros al mes o 2.000 euros al año. Meses atrás las subidas eran de 300 euros mensuales. Hay que tener en cuenta que el euríbor tiene mayor impacto cuando las revisiones son al principio de la vida del préstamo, que es cuando se abonan más intereses que capital.

Según un reciente estudio de la inmobiliaria Solvia, la cuota hipotecaria mensual media se situó en alrededor de 704 euros entre abril y junio, un 3% más que en el primer trimestre del año, y casi un 11% respecto al mismo lapso de 2022.

Para David Espiago, de Housfy Hipotecas, el euríbor “tocaría techo a finales del cuarto trimestre de 2023 en el 4,5%”. Coincide con los economistas que opinan que esa sería su tasa máxima porque para entonces la inflación debería estar ya controlada en Europa. El IPC de la eurozona frenó en septiembre al 4,3% frente al 5,2% de agosto, pero sigue lejos del objetivo del 2% del BCE. Desde MyInvestor sostienen que “las nuevas proyecciones apuntan a que la inflación está tardando más en moderarse, de modo que es difícil vislumbrar caídas del euribor por debajo del 4% en los próximos meses. Con todo, pese a la senda ligeramente alcista, resultará difícil que el euribor rebase niveles del 4,5%”.

La clave, no obstante, estará en lo que haga a partir de ahora el BCE, que se enfrenta a un debilitamiento de la economía con una inflación todavía incómoda. Su presidenta, Christine Lagarde, ha insinuado un parón en el alza de tipos y reiterado que permanecerán altos durante un tiempo prolongado. “Parece que el banco da por concluido su ciclo de subidas, salvo grandes sorpresas”, apunta Felix Feather, analista económico de la gestora abrdn, que espera recortes en 2024, “cuando se hagan patentes los efectos de la próxima recesión sobre el mercado laboral y los precios al consumo”.

“Todo parece indicar que [el BCE] comenzará a bajar los tipos en la segunda mitad del año que viene. Aunque esto depende de si la inflación lo permite, vemos improbable que el euríbor supere el 4,5%, y muy seguramente estemos cerca del pico, para tener un final de año tranquilo y un 2024 en el que comience a bajar el índice”, indica el responsable del blog Euribor.com.es, Carlos López. El último informe de estrategia de Bankinter apunta que no habrá rebajas de tipos hasta principios de 2025 y ven al euríbor en el 4,10% en diciembre de 2023 para aflojar hasta el 3,90% en 2024 y el 3,40% en 2025.

Los analistas de CaixaBank Research prevén que el euríbor acabará este ejercicio en el 4,08% y caerá al 3,06% en 2024. En Funcas pronostican el cierre de 2023 en el 4,25% y lo colocan alrededor del 3,25% el año que viene. El comparador HelpMyCash calcula que seguirá con la evolución alcista este año hasta terminar entre el 4% y el 4,5%. Joaquín Robles, de XTB, comenta que si el BCE decide elevar los tipos otra vez antes de final de año, el euríbor podría subir hasta la zona entre el 4,20% y el 4,5%, y si la inflación continúa desacelerando, se podrían ver retrocesos a niveles cercanos al 4%. Rafael Moral, de la fintech Hipoo, estima que se moverá entre el 4% y el 4,35% “si no se agrava la inflación”.

En cuanto a la nueva producción de hipotecas, los mayores costes de financiación por la escalada del euríbor continúan pasando factura a la concesión préstamos para la compra de vivienda. El último dato de Estadística muestra que las operaciones siguieron cayendo en julio por sexto més consecutivo, un 18,8% interanual.

La propia encuesta del BCE sobre préstamos bancarios confirma que el elevado nivel de las tasas de interés es una de las principales razones del descenso de la demanda de crédito del sector privado. Yves Bonzon, de Julius Baer, considera que el BCE “ya ha endurecido su política más de lo necesario y corre el grave riesgo de incurrir en un error si continúa elevando las tasas de interés”. En opinión de Víctor Alvargonzález, de la firma de asesoramiento independiente Nextep, “la firma de hipotecas seguirá cayendo porque los tipos de los créditos hipotecarios se mantendrán altos y, ante la recesión que esperamos, los bancos aumentarán sus exigencias a la hora de dar crédito. Además, la recesión, aunque no será fuerte, reducirá la demanda”. A su juicio, el euríbor puede subir algo más, pero está muy cerca del final de su senda alcista.

El responsable de hipotecas de idealista, Juan Villén, prevé que el enfriamiento del mercado y el encarecimiento tanto de las hipotecas fijas como variables se mantendrá en los próximos meses, aunque cree que es posible que para finales de año se ralentice la caída de las transacciones y el encarecimiento de los precios encuentre su techo “en algún momento”.

Las nuevas hipotecas disparan sus precios

No solo en los escaparates bancarios se puede apreciar que las hipotecas son mucho más caras que hace tiempo, siendo ya muy difícil encontrar precios fijos por debajo del 3% TAE, sino que las estadísticas oficiales reflejan la tendencia alcista de los intereses medios de los nuevos préstamos para casas, que ya se sitúan en el 3,24%, más de un punto por encima respecto al año anterior. Javier Torres, jefe de hipotecas de Clikalia Group, recuerda que el BCE ha dado señales de que se está agotando el recorrido al alza de las tasas rectoras. Así, asegura que los bancos con los que trabajan “están ajustando su oferta y revisando las previsiones con respecto a la evolución de los tipos, confiando en que no habrá nuevas subidas”. No obstante, afirma que “habrá que esperar varios años para empezar a ver bajadas”. Actualmente, las hipotecas fijas bonificadas más baratas a un plazo de 20 años las comercializan Coinc al 3,56% TAE, Openbank al 3,60% TAE y BBVA al 3,80% TAE. En las hipotecas a interés variable, los diferenciales que se añaden al euríbor más bajos los ofrecen Evo (0,48%) y KutxaBank (0,49%). BBVA y Openbank ofertan el 0,60%, mientras que Coinc da el 0,75% y MyInvestor, el 0,89%.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miriam Calavia
Periodista económica con amplia experiencia digital y especializada en mercados y finanzas personales. Comenzó su andadura en la web financiera de Vocento y como colaboradora del suplemento Su Vivienda y Profesionales de El Mundo. Desde 2007 es redactora en Cinco Días, donde ha presentado el programa 'Economía Clara' y realizado videoentrevistas.

Más información

Archivado En

_
_