Beatriz Saura, candidata al ICAM: "Ochoa y Ospina están participando del proyecto de Alonso; son continuismo"

La única mujer, por ahora, en la carrera electoral opina sobre los últimos movimientos del colegio y desvela parte del programa, aún por presentar

La abogada Beatriz Saura, candidata a las elecciones a la Junta de Gobierno del ICAM
La abogada Beatriz Saura, candidata a las elecciones a la Junta de Gobierno del ICAM

Las elecciones a la Junta de Gobierno del Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM), que previsiblemente se celebrarán el próximo 20 de diciembre, comienzan a coger velocidad. La abogada Beatriz Saura ha sido la última en anunciar su candidatura. Por el momento, es la única mujer en la carrera electoral, a la que este lunes ha decidido no presentarse el actual decano, José María Alonso. La socia directora de Saura Legal le disputará la dirección de la institución a Raúl Ochoa, quien comunicó en abril su decisión de concurrir a los comicios tras ser cesado como responsable de formación del ICAM. Aunque todavía no ha habido un pronunciamiento formal, en la abogacía madrileña se da por hecho que también se presentará Juan Gonzalo Ospina, quien estaría detrás de la plataforma Ahora Abogacía. No obstante, lo más seguro es que en las próximas semanas se conozca el nombre de nuevos candidatos.

Doctora en Derecho y especialista en cumplimiento normativo, Beatriz Saura opina en esta conversación con Cinco Días sobre los últimos movimientos que se han producido en la casa de los abogados de Madrid y desvela algunas notas de su programa electoral, pendiente aún de ser presentado.

¿Por qué se presentará a las próximas elecciones a la Junta de Gobierno del ICAM?

He decidido presentarme porque creo que el colegio puede hacer muchas más cosas por los colegiados. Hay mucha gente que no se siente recogida o apoyada. El colegio debe ser un punto donde estemos todos trabajando, debatiendo o apoyándonos. Se debe dar voz a la abogacía.

¿Eso quiere decir que el actual decano, José María Alonso, no lo ha hecho bien?

Alonso se retira y no quiero criticarlo. Lo primero es darle las gracias porque es de agradecer que una persona se dedique durante cinco años al colegio. Creo que podría haber hecho muchas más cosas. El colegio tiene que modernizarse y defender a todas las personas que forman el colectivo, desde el abogado joven que empieza al que está terminando o el que está a mitad de camino. El colegio debe darnos respuesta a todos.

El decano acaba de comunicar que no se va a presentar a la reelección por motivos personales y por la “dedicación exclusiva” que implica el cargo. Sin embargo, ha dejado la puerta abierta a formar parte después del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), presentándose a la elección de consejero. ¿Qué le parece?

Me parece llamativo.

Aunque todavía no se ha pronunciado oficialmente, uno de los nombres que se barajan es el de Juan Gonzalo Ospina, que rivalizaría con usted, ¿qué opinión tiene de él?

Hasta que no se determine si va a ser candidato o no, no voy a hacer declaraciones.

¿Y de Raúl Ochoa, que ha comunicado su intención de presentarse?

Lo único que te puedo decir es que Ospina y Ochoa siguen en la Junta de Gobierno de Alonso. Yo cuando no estoy de acuerdo con algo, lo digo y me despido. Como personas no puedo decir nada malo de ellos. Mi idea es que son continuismo. Ya sabemos qué han hecho y no creemos que sea suficiente. Hay que hacer mucho más. Para mí son continuistas, aunque ahora vengan a decir que van a renovarse a sí mismos. No sé qué van a defender, pero hoy por hoy están participando del proyecto de Alonso.

La Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA) la acusa de proclamar su condición de copresidenta de la sección del ICAM de Compliance en la página web de su despacho y en un evento jurídico. En su Twitter y en su LinkedIn actualmente también lo refleja. Sin embargo, la asociación defiende que eso vulnera el procedimiento de secciones del ICAM, que dice que los presidentes no pueden exhibir su condición de tales en ningún ámbito profesional particular. ¿Cuál es su versión?

Es que yo soy copresidenta de la sección de Compliance. ¿Sabes en qué consiste? Consiste en no cobrar ningún sueldo, ninguna dieta y llamar a la gente que conoces para que dé una conferencia sin cobrar. Estoy muy orgullosa y no lo voy a esconder, igual que no lo esconde la web del ICAM. Este problema ya se resolvió. Lamento esta forma de hacer las campañas, preferiría hacerlas en positivo y yo lo voy a intentar.

Como abogada y, por el momento, única candidata, ¿qué le parece que la institución haya pasado de ser Colegio de Abogados de Madrid a Colegio de la Abogacía para ser “más inclusivo”?

Lo están haciendo muchos colegios y a mí me parece bien. Soy mujer y defiendo la igualdad.

Sin embargo, he leído unas declaraciones suyas en las que decía que su candidatura, formada por ocho mujeres y seis hombres, "no necesariamente" era "feminista”. ¿En qué quedamos?

Yo soy partidaria de la igualdad. El problema es que el término feminista se está llevando a una posición en la que parece que es un desprecio al hombre. Yo entiendo el término como el principio de igualdad entre hombres y mujeres. Soy feminista, pero no quiero que me hagan trampas al solitario.

Aunque todavía no se ha presentado el programa, ¿cuáles son sus principales propuestas de mejora?

Quiero un colegio en el que todos estemos representados. Me interesan muchísimo los jóvenes, pero también la gente que está cambiando de despacho o de proyecto, así como la gente a la que le afecta de repente una crisis y necesita una solución. Quiero un colegio en el que puedas encontrar una respuesta con independencia de tu situación. Más adelante desarrollaremos el programa, pero se basa en que el colegio sea más profesional, social, digital y transparente. Queremos que sepas para qué sirve el colegio, quiénes son las personas y qué hacen, y no que sea un ente al que no te sepas dirigir. La organización no es eficiente y eso hace que te vayas distanciando.

¿Cuenta con el apoyo de alguna agrupación, por ejemplo, de AJA, la Agrupación de Abogados Jóvenes de Madrid?

No. He hablado con el presidente, Alberto Cabello, y me dijo que iban a ser neutrales. No lo sé… Realmente, y con todos mis respetos, quiero llegar a toda la abogacía joven, a AJA y a todos los demás.

¿Cómo financiará su campaña? ¿Cuenta con el apoyo de alguna empresa?

Por ahora la campaña la estamos financiando nosotros con recursos propios.

¿Tiene una estimación del importe al que puede ascender?

No. Lo que tengo claro es que queremos hacer una campaña que no sea cara. La idea no es hacer una gran inversión. Vamos a gastar lo necesario para que la gente nos conozca, pero las grandes inversiones probablemente serán en otras candidaturas. Por ahora no tengo un presupuesto.

¿Qué servicios va a usar para llegar al colegiado: call center, email marketing, automatización de mensajes por redes sociales, eventos…?

Pequeñas reuniones, LinkedIn y redes sociales. Call center, no. No es nuestra forma de trabajar. A mí me llaman y no les voto. No necesitamos fuegos artificiales, teatro ni guiñol. Queremos hablar con la gente y lo que pido es que me dejen que les cuente el programa y después que elijan lo que quieran. Yo no soy estupenda; soy una persona que está intentando ayudar al colectivo. Si quieres otra cosa, vota otra cosa, pero, sobre todo, vota. Es una pena que con todos los que somos hayamos tirado la toalla. No se puede dar el colegio por perdido. Si siempre hacemos lo mismo, tendremos los mismos resultados. ¿Queremos lo mismo?

Tradicionalmente, la participación en las elecciones ha sido bajísima. ¿Cómo va a hacer que ese abogado que llega harto de trabajar se levante del sofá para ir a votar?

Nos vamos a dirigir a los abogados de empresa, a los no ejercientes y no solo a los ejercientes. Queremos que nos digan qué es lo que quieren. Estamos recogiendo sensibilidades para integrarlos a todos. Ven a votar porque si no seguirás teniendo lo mismo, que es próximo a nada. ¿Quieres tener algo? Muévete.

Este verano ha saltado la polémica por la presunta opacidad en la gestión y las cuentas del CGAE: funcionamiento de comisiones y subcomisiones, dietas y viajes. ¿Confía en la institución?

No conozco cómo funciona el CGAE ni lo que ha pasado realmente. Lo que yo quiero es transparencia y claridad. Me dedico al Compliance y no puedo estar a consejos vendo y para mí no tengo. Si haces las cosas de forma transparente y clara, lo más que puede pasar es que si hay un error, que se corrija y ya está.

¿Respalda o no a la presidenta del CGAE, Victoria Ortega?

No he tenido mucho contacto con ella y no puedo hacer una valoración.

 

Normas
Entra en El País para participar