El ICAM entra en precampaña con una candidatura clara y tres en el horno

Ochoa confirma su intención de concurrir a los comicios y el actual decano se perfila junto a Ospina y González-Cuéllar, mientras Cremades se descarta

El decano Alonso y el diputado Ospina en una imagen de archivo.
El decano Alonso y el diputado Ospina en una imagen de archivo.

La precampaña electoral al Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) empieza a coger velocidad. Aunque será el próximo mes de diciembre cuando se celebrarán las elecciones, las piezas ya están colocándose sobre el tablero. El abogado Raúl Ochoa, diputado octavo de la Junta de Gobierno del ICAM, ha confirmado a CINCO DÍAS su intención de “dar el paso” y aportar su “granito de arena a la casa de la Abogacía” capitalina “por petición de un gran número de compañeros”.

Se da la casualidad de que Ochoa acaba de ser removido de su cargo como responsable de Formación de la institución que lidera el actual decano, José María Alonso. Un movimiento al que fuentes del ICAM restan importancia, pero que no pasa desapercibido debido a los tiempos. “No comparto los valores ni las acciones del actual decano, pero por todos los colegiados que me votaron y confiaron en mí he aguantado estos años. Afortunadamente, ya queda menos para la renovación y afronto con mucha ilusión esta oportunidad”, ha dicho después de consumarse la operación.

Por el momento, el decano Alonso no suelta prenda, pero fuentes de la institución dan por hecho que concurrirá a los comicios. Según le ha indicado a este diario, no será hasta pasado el verano cuando comunique si decide presentarse o no.

“Hasta diciembre de 2022 seguiré ejerciendo mis funciones con plenitud. Anticipar si me voy a presentar o no me parece algo impropio de un decano. No entro en campaña electoral desde ya porque soy el decano en ejercicio pleno. Mi decisión en uno u otro sentido la comunicaré cuando se abra el proceso electoral. Es lo único decente que como decano debo y puedo hacer”, ha señalado.

Otro de los posibles candidatos que se perfila es el abogado Juan Gonzalo Ospina, diputado quinto de la actual Junta de Gobierno que lidera Alonso. Ambos han mantenido algunas disputas a lo largo de este mandato, aunque por ahora, y públicamente, mantienen las formas.

“El conjunto de la junta ha respondido a mis expectativas. Y, por tanto, yo estoy al conjunto de la junta agradecido por su trabajo y su compromiso sin entrar en valoraciones individuales”, ha dicho Alonso.

Preguntado por este medio, Ospina prefiere guardar silencio sobre su posible candidatura. “Es una idea de futuro, pero de momento estoy concentrado en mi despacho”, ha respondido. Hace unas semanas, no obstante, asistió al acto de presentación de la plataforma Ahora Abogacía, donde un grupo de letrados de Madrid pidió aunar esfuerzos para cambiar la situación actual de la profesión y “conectarla con los retos del siglo XXI”. Allí dijo que era “tiempo de escuchar a los compañeros, de tomar nota del sentir de los profesionales de una gran trayectoria y de los jóvenes, que padecen problemas en un mundo laboral cada día más voraz”.

Coaliciones

Precisamente, en ese acto de presentación de la plataforma participó activamente el abogado Nicolás González-Cuéllar, catedrático de Derecho Procesal de la Universidad de Castilla La Mancha (UCLM), que concurrió a los anteriores comicios y que también se baraja como uno de los posibles candidatos a dirigir el ICAM. De momento, González-Cuéllar dice que “queda tiempo para las elecciones y para la toma de decisiones al respecto”. No obstante, considera que “la representación y la defensa de la abogacía madrileña y la gestión del colegio no han sido adecuadas”. Algunas fuentes, sin embargo, atan la figura de González-Cuéllar y la de Ospina, aunque otras sugieren que si Ospina acabara presentándose lo haría a través de una plataforma propia.

El quinto candidato que algunas fuentes colegiales situaban en la carrera electoral era el abogado Javier Cremades, si bien descarta "con toda seguridad" presentarse, según le ha indicado a este medio.

En el horizonte está por ver qué hará la Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA) de Madrid, de carácter progresista, de cara a una eventual candidatura ya que la entidad tradicionalmente ha concurrido al proceso para renovar los órganos de gobierno del ICAM. Según ha explicado su presidenta, Ángeles Chinarro, la entidad aún no ha convocado "la asamblea" para decidir si se presentan o no, quién concurriría en su caso al proceso o si apoyarían a otra plataforma de progreso. La decisión es relevante ya que el resto de posibles candidatos se sitúa en sectores ideológicos de corte conservador.

Fundado en el año 1596, el Colegio de la Abogacía de Madrid está constituido por 75.500 abogados y cuenta con un presupuesto que asciende a más de 25 millones de euros. De ahí el interés que las elecciones suelen suscitar entre colegiados y diferentes sectores de la sociedad madrileña. Aunque de momento son cuatro las personas que se barajan, habrá que esperar a después del verano para que las cartas se pongan definitivamente encima de la mesa. Hasta entonces, otros nombres también pueden salir a la palestra. Llegado el momento, también habrá que ver con quién se posiciona la Agrupación de Abogados Jóvenes de Madrid (AJA), presidida por Alberto Cabello, a quien le une una amistad personal a Ospina, así como las asociaciones de extranjería o del turno de oficio.

Normas
Entra en El País para participar