Los equipos eclécticos, la clave en un mundo tecnológico

Si la realidad es compleja y tiene matices, estos deben trasladarse en toda su riqueza a los grupos de trabajo

Muchos proyectos son ininteligibles para la mayoría de los mortales. Blockchain, los NFT, las criptomonedas, la industria 4.0, los token, wallet, metaverso... La tecnología es esperanza y prosperidad, pero ¿debería ser entendido solo por el 10% de la población cuando hay intereses mundiales?

Detrás de la tecnología, está el producto que pretende satisfacer las necesidades humanas. Y es aquí donde comienza la complejidad de dar respuesta a aquello que no es predecible dentro del mercado: a qué nichos hay que dirigirse o cuáles son los gustos y las necesidades que cambian a lo largo del tiempo. Abrazar todos estos matices requiere tener flexibilidad tanto en los equipos tecnológicos como en los de la alta dirección. Esta multiplicidad de variables no deja de ser la diversidad de competencias que debe tener un equipo para poder entender el mercado desde muchos puntos de vista. Esta diversidad de competencias no solo debe ser tecnológica, también humanística, lo que ya apunta a la necesaria heterogeneidad de nuestro equipo. Si la realidad es compleja por definición y tiene matices, estos deben trasladarse al equipo con toda su diversidad.

Las experiencias intersectoriales, los conocimientos diferentes, tanto técnicos como psicológicos para un mismo proyecto facilitan ese abrazo dando la oportunidad a esta multiplicidad de matices, antesala necesaria para alcanzar el éxito. El resultado es mayor que la suma de las partes y entender esta sencilla frase es ir dando el relevo a otros compañeros donde la diversidad enriquezca al equipo. ¿Puede un ejecutivo que no entienda la mentalidad milenial dirigirse a ellos? Los comités de dirección hablan de innovación, pero a la vez todos ellos están cortados por el mismo patrón con ideas semejantes. ¿Miedo a perder la silla? ¿Miedo a que les dejen en evidencia? No deberíamos ser tan altivos pensando que lo sabemos todo. Por contra, convirtámonos en eternos aprendices escuchando abiertamente. Esta flexibilidad de pensamiento es inteligencia, es generosidad, es pasión, es cultura.

La grandeza de una compañía no radica en tener la tecnología más cara, ni la más chic...a golpe de talonario. La grandeza radica en crear espacios para la libertad de crear nuevas ideas y no ser criticado. Hay muchos equipos de cuello blanco que acallan las opiniones de aquellos que tienen guantes de diferente color con la intención de que reine el mimetismo. Dejar de tener prejuicios también irá a favor de poder encontrar proyectos de futuro que puedan mejorar el bienestar humano.

Estimular la mente, ser creativos en nuestras decisiones y aportaciones, poner en duda nuestros sistemas de creencias, cuestionar nuestros prejuicios solo será posible si dentro de nuestro equipo hay una heterogeneidad intelectual para ver el mismo proyecto desde nuevos prismas, donde cada uno de ellos aporte su valor.

Encontrar puntos de conexión, descubrir nuevas problemáticas, todo ello hace un equipo donde desde el más técnico hasta el más creativo se nutran de manera bidireccional y, como la mano invisible de Adam Smith, capacidad de autorregulación.

No hay mejor oportunidad para los nuevos proyectos que la heterogeneidad para resolver las diferencias desde diferentes prismas. Y no vale solo la voluntad de querer, hay que tomar acciones para ser más resolutivos para toda la sociedad. Abordar maneras más inteligibles de entender qué está pasando, saber explicar de manera llana todos los avances sino queremos que haya más agravios tecnológicos.

Personas con habilidades más blandas tienen desarrollado de manera más natural el pensamiento crítico, la resolución de problemas, la persuasión, la gestión de competencias, el pensar más allá del problema y del qué nos hace humanos. ¿Que nos da miedo a la hora de invertir? ¿Qué nos da miedo a la hora de cualquier cambio? No hace falta demostrar que debajo de cualquier tecnología está el ser humano.

Filósofos pueden pensar sobre economía. Platón por ejemplo apuntaba, “el conocimiento es algo más que información, proviene de como hacer y responder preguntas”. Psicólogos y sociólogos pueden tener una visión de las disfuncionalidades de la economía, de la banca y enfocar o como mínimo ayudar a nuevos enfoques de dichas casuísticas. Dependiendo de como gestionemos los datos incluso podemos sesgar la información inmortalizando prejuicios que quedan camuflados entre tanto dato.

Detrás del internet de las cosas, la red 5G, o el big data hay análisis estadísticos y personas con hard skills que facilitan con una cierta antelación las tendencias. Semejantes con soft skills darán la perspectiva de los nichos vacíos que faltan para crear servicios o aplicaciones para la mejora de nuestro bienestar.

La búsqueda de la satisfacción en formato de producto no solo vendrá determinada por datos y tecnología sino que la ventaja, sin lugar a duda, serán aquellas aplicaciones concebidas a través de los estudios para satisfacer las necesidades humanas. Estudios hechos a base de entrevistas, observación directa e indirecta, modelos que estudian las redes sociales, las razones de los divorcios, las valoraciones en la seguridad vial.

Construir aplicaciones que nos colmen nuestras debilidades es un éxito asegurado. Facebook es el ejemplo ideal para tener contacto con el exterior. Construir metaversos será un refugio para muchos. Tener un NFT y jugar con la excepcionalidad. Entender la importancia del bitcoin y ser propietario de uno. Las mejoras en seguridad cuando compramos un coche gracias a los estudios en la psicología de los conductores o, la interacción cada vez más humana con un chatbot.

Detrás de todos estos ejemplos, no solo hay tecnología. Equivocados están aquellos que crean que solo deben tener entre sus filas a trabajadores que solo cubran una parte de las competencias. Como estadística les puedo asegurar que los modelos predictivos serán herramientas cada vez más importantes ya que nos permite generar patrones y tomar decisiones en muchas áreas de la empresa. Desde la planificación de la demanda, los beneficios, el tiempo de transporte, movimientos de bolsa, pero como psicóloga, también les podría asegurar que toda esta nueva tecnología debe tener como objetivo mejorar problemas sociales. ¿Cómo mejorar internet para ofrecer una educación en sitios remotos? ¿Cómo la descentralización y la blockchain puede ayudar a......? ¿Cómo los NFT pueden ayudar a .....? ¿Cómo las Defi pueden ayudar a......? Respuestas que entre todos debemos construir.

Mar Meneses es Psicóloga ejecutiva