España alcanza su récord de directivas tras la pandemia

Se sitúa en el 'top ten' de Europa en cuanto a presencia femenina en la alta dirección

El Gobierno destina 20.000 millones para políticas de igualdad hasta 2025

Mujeres directivas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

En 2022, el 36% de los puestos directivos están ocupados por mujeres en España. Es el porcentaje más alto de su historia, después de dos años de estancamiento en el 34% por los efectos de la pandemia. Así lo demuestra el último informe de Grant Thornton sobre Women in Business 2022, que la firma ha presentado este martes con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Con este dato, España se sitúa a la cabeza de Europa y escala desde el puesto 14 hasta el 10 en cuanto a presencia femenina en la alta dirección a nivel global. La superan Sudáfrica (42%), Turquía (40%), Malasia (40%), Filipinas (39%), Indonesia (38%), Tailandia (38%), India (38%), Brasil (38%) y Nigeria (38%).

También el Gobierno aprovechó la celebración para presentar el III Plan Estratégico de Igualdad Efectiva entre Hombres y Mujeres, que estará vigente hasta 2025 y que contará con una dotación de 20.319 millones de euros. Tiene por objetivo impulsar las políticas feministas de forma transversal en todas las administraciones y departamentos, y la principal partida, el 91% del presupuesto, irá destinada a bonificaciones a la contratación, prestaciones por maternidad y complemento de rentas. En este sentido, la ministra de Igualdad, Irene Montero, señaló en rueda de prensa que este plan refuerza el compromiso del Gobierno por hacer del feminismo una cuestión de Estado, dado que la propuesta pretende reforzar los servicios públicos, como la ampliación de la educación de 0 a 3 años, la modernización del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) o la ampliación del Plan Corresponsables.

Por otro lado, el estudio de Grant Thornton pone de manifiesto que mientras que la dirección de recursos humanos siempre ha llevado la delantera como departamento con mayor liderazgo femenino, en esta ocasión se ha producido un sorpasso por parte de las directoras financieras. “Es una gran noticia porque la experiencia nos dice que la dirección financiera muchas veces es una palanca para una dirección general. Es estratégico, igual que el hecho de que la dirección de recursos humanos cada vez esté más presente en los comités de dirección”, explicó la socia directora de laboral de la citada consultoría, Aurora Sanz.

La directora ejecutiva del Pacto Mundial, Cristina Sánchez, y la protectora del inversor en BME Gloria Martínez-Picazo dando el toque de campana en la Bolsa de la Madrid, con motivo de la celebración de Día Internacional de la Mujer.
La directora ejecutiva del Pacto Mundial, Cristina Sánchez, y la protectora del inversor en BME Gloria Martínez-Picazo dando el toque de campana en la Bolsa de la Madrid, con motivo de la celebración de Día Internacional de la Mujer.

Aun así, todavía escasea el liderazgo femenino en la dirección IT, que Sanz destaca como imprescindible de cara al futuro, o en el departamento comercial. “Se debería hacer un ejercicio para que este liderazgo sea uniforme y no tan focalizado en sectores concretos”, reconoció.

Las cifras son también optimistas al revisar los datos por comunidades autónomas. Madrid sigue liderando la clasificación, aunque sin evolucionar, con un 39% de mujeres directivas. Las que sí mejoran la cifra respecto al año pasado son, sobre todo, Galicia (del 33% al 36%), Andalucía (del 29% al 34%), la Comunidad Valenciana (del 26% al 29%) y el País Vasco (del 23% al 26%). Cataluña, en cambio, es la única región donde decrece el porcentaje de directivas, pasando del 34% al 32%.

La influencia de la pandemia ha sido decisiva para conseguir este avance, según la compañía. De hecho, cuatro de cada 10 directivos de los casi 5.000 que han sido encuestados para elaborar el informe consideran que las nuevas prácticas de trabajo derivadas del Covid-19 benefician la igualdad de género, frente al 24% que creen lo contrario.

Inclusivo y abierto

Una mayor flexibilidad del empleado o la normalización del teletrabajo han sido algunos factores que han dibujado un entorno empresarial más inclusivo y abierto, lo que ha posibilitado el aumento de mujeres en los puestos de dirección. “En este nuevo entorno, las empresas que impongan formas de trabajo rígidas seguramente tengan problemas. Las más adaptadas y reconocidas por sus grupos de interés serán las que apuesten por ayudar a personas que trabajen de manera diferente”, indicó Sanz.

Más allá de favorecer la igualdad de género, el informe indica que estas nuevas prácticas laborales también han demostrado ser de gran utilidad a la hora de retener el talento, tanto masculino como femenino. La socia de auditoría de la compañía, Isabel Perea, aseguró que “e l mejor talento directivo elige empresas diversas y comprometidas con la igualdad”.

Vista de la manifestación de Málaga
Vista de la manifestación de Málaga EFE

Así, más de la mitad de las medianas empresas españolas indican que han desarrollado programas de aprendizaje adaptados al contexto actual (52%), han promovido la conciliación entre la vida laboral y personal de los empleados (51%) o han impulsado prácticas para involucrar mejor a los empleados, que contemplan, por ejemplo, el teletrabajo (51%). “Las empresas medianas tienen que ser conscientes de que la no rigidez en sus estructuras, probablemente, las postula para poder implantar estas medidas de una manera mucho más ágil que en grandes corporaciones”, advirtió Perea.

Más allá de España, el aumento de la proporción de puestos de alta dirección ocupados por mujeres se ha empezado a producir en todo el mundo. Por segundo año consecutivo, los resultados globales (32%) se siguen manteniendo por encima del punto de inflexión del 30% que se considera necesario para conseguir un cambio significativo. Aun así, el informe advierte que los avances siguen siendo lineales en gran medida, en lugar de mostrar la aceleración prevista una vez superado el hito de ese 30% el año pasado.

Muchos son los colectivos que aprovechan cada 8 de marzo para sacar a la luz las desigualdades que se viven en los diferentes sectores en España. Es el caso de las firmas de auditoría, que en un informe sobre diversidad de género presentado por el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España y elaborado por la Universidad del País Vasco, se muestran optimistas en relación con el aumento de las mujeres en las firmas de auditoría, que en algunas de las grandes firmas llega al 50%. Sin embargo, las mujeres auditoras advierten que aún existen barreras importantes que las impiden desarrollar plenamente su talento, especialmente a la hora de acceder a la condición de socia.

En este sentido, la mayoría de profesionales de la auditoría cree que el cambio generacional que afronta la profesión generará un aumento significativo en el número de mujeres en los puestos directivos en las firmas. El estudio indica que ese relevo generacional va a ser beneficioso para que se produzca una mayor flexibilidad horaria en las firmas y que la digitalización favorecerá una mayor paridad en los puestos directivos. Y siendo realistas, ellas se muestran algo más escépticas que los hombres en cuanto al futuro de la diversidad en las firmas.

Equidad

También en este día, ManpowerGroup ha querido resaltar en su análisis sobre proyección de empleo para el segundo trimestre que el 40% de las compañías españolas no prevé alcanzar sus metas en materia de equidad salarial en 2022, el 50% desea incrementar el número de mujeres en posiciones de liderazgo, el 46% aumentar la representación femenina en puestos tradicionalmente masculinos y el 45% impulsar a este colectivo hacia puestos directivos.

La Plaza de Cibeles, este martes.
La Plaza de Cibeles, este martes. EFE

Según el informe, realizado a partir de entrevistas realizadas a 39.000 empresas de 40 países, el 86% de estas organizaciones está analizando desde diversas perspectivas la igualdad de género en el mundo del empleo, analizando indicadores sobre regulación, igualdad salarial y mujeres en posiciones de liderazgo. En el caso de España este porcentaje alcanza al 90% de las organizaciones, y destaca el número de empresas que presta especial atención a la igualdad salarial (60%) frente otros países vecinos, como Italia (58%), Países Bajos (48%), Francia (47%) o Reino Unido (46%). En este sentido, son las grandes empresas (93%) las que están más preocupadas por medir este aspecto frente a las micro (81%).

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, presentó este martes el informe Mujeres e Innovación 2022, elaborado por el citado ministerio, en colaboración con la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), donde se exponen diferentes avances como la aceleración de la presencia de la mujer en la I+D+i en España, con un 35% de la población ocupada femenina que trabaja en ciencia y tecnología frente al 28,4% de ocupación masculina, pero aún existen brechas de género en el sector.

Respecto al papel que desempeñan las mujeres en la innovación y la transferencia de conocimiento, el informe muestra que, durante 2020, en tres de cada cuatro patentes solicitadas por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) al menos figuraba una mujer en la solicitud, dato que refuerza el papel de las mujeres en las actividades de transferencia de conocimiento emprendidas. Sin embargo, este porcentaje desciende al analizar el número de inventoras en las solicitudes presentadas, un 37,6% frente a 62,4% de inventores.

El informe también analiza los resultados de las diferentes convocatorias de proyectos de investigación relacionados con el ámbito de la innovación. Las mujeres están presentes en el 93% de los proyectos de I+D+i financiados en 2020 por la Administración del Estado y las comunidades autónomas, si bien solo son las investigadoras principales en cerca del 40% de dichos proyectos.
Para aliviar esto, Morant señaló medidas como las contempladas en el anteproyecto de reforma de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación para avanzar hacia una participación plena e igualitaria de las mujeres en el ámbito de la I+D+i, de manera que los agentes públicos deberán disponer y evaluar anualmente un plan de igualdad de género y contar también con protocolos frente al acoso sexual y por razón de género u orientación sexual.

Problemas en las STEM

Ingenieras. Según el estudio del Ministerio de Ciencia e Innovación, las mujeres en estudios de máster en ingeniería y arquitectura representan el 32%. En estudios de doctorado, la cifra desciende a un 20% en informática e ingeniería y es del 32,8% en industria y construcción, lo que confirma una importante infrarrepresentación de las mujeres en ámbitos STEM.

Diferencias. Una vez incorporadas al mercado laboral, la participación de las mujeres en el ámbito de la innovación refleja diferencias importantes respecto a los hombres: en 2020, el 28,9% del personal interno en I+D eran mujeres.
Toma de decisión. Los datos reflejan la escasa representación en las empresas que cuentan con el sello de pyme innovadora, ya que solo el 15% cuenta con una mujer como representante legal. Solo un 15% de las agrupaciones empresariales innovadoras que han recibido financiación cuentan con mujeres en su presidencia.

Normas
Entra en El País para participar