World Economic Forum >

Los cinco principales riesgos globales económicos en 2022

Un reporte reciente muestra a los 'climas extremos' y a la crisis de deuda entre los principales peligros

Imagen del logotipo del World Economic Forum en un edificio en Davos, Suiza
Imagen del logotipo del World Economic Forum en un edificio en Davos, Suiza REUTERS

El futuro preocupa a los especialistas. Así lo corrobora el último Reporte de Riesgos Globales 2021 de World Economic Forum (WEF), en el que unos 12.000 expertos que ejercen en grandes empresas, la academia y el sector gubernamental han dado sus opiniones sobre los principales peligros que afectan al mundo en el corto y mediano plazo. El documento incluye asuntos como la "crisis de medios de subsistencia", las crisis de deuda y las rivalidades geoeconómicas. Sin embargo, los encuestados han reservado el primer lugar, tanto en el corto como en el mediano plazo, para la acción fallida contra el cambio climático y el riesgo de climas extremos. 

Para el 31,1% de los expertos encuestados, uno de los principales riesgos para los próximos 2 años son los climas extremos que el año pasado ocasionaron numerosos desastres naturales e interrumpieron la línea de suministro del gas natural desde Estados Unidos hasta Europa. Según el reporte, el creciente impacto del cambio climático terminaría propiciando el colapso de algunas industrias y un aumento de la pobreza mundial y de la inmigración. Este riesgo se agrava con el tiempo. De hecho, los cinco riesgos más votados en el estudio para el periodo entre 2027 y 2034 tienen tinte climático: el fallo de las políticas medioambientales, los climas extremos, la pérdida de biodiversidad, la crisis de los recursos naturales y el daño medioambiental humano.

El segundo riesgo más destacado en el corto plazo es la "crisis de medios de subsistencia", un indicador que abarca el incremento del desempleo, el subempleo, los salarios más bajos, los contratos frágiles, la erosión de los derechos de los trabajadores, y otros factores similares. Este riesgo ha sido calificado por los especialistas españoles que participaron de la encuesta como el más preocupante, seguido del estancamiento económico y la crisis de deuda. El informe afirma que esta crisis puede desencadenar en un aumento de la desigualdad y el acceso a las oportunidades, así como en peores crisis sanitarias, humanitarias y migratorias.

Entre otras tendencias, las "crisis de deuda" se identificaron como una amenaza inminente para el mundo durante los próximos dos años, aunque los encuestados creen que alcanzarán su punto más crítico en el periodo entre 2025 y 2027. Los participantes destacan que los estímulos gubernamentales han sido necesarios para proteger los ingresos, preservar los empleos y mantener las empresas a flote, pero que "la carga de la deuda ahora es alta y los presupuestos públicos seguirán estando al límite después de la pandemia".

Asimismo, el estudio afirma que las "confrontaciones geoeconómicas", entre ellas las que se están dando actualmente entre Estados Unidos, China, Europa y Rusia, surgirán como una amenaza crítica para el mundo en el mediano y largo plazo, y que este es uno de los riesgos potencialmente más graves para la próxima década. En este sentido, los expertos consultados afirman que "la humanidad enfrenta las amenazas compartidas y compuestas de fragmentación económica y degradación planetaria, que requerirán una respuesta global coordinada".

Por último, el reporte destaca que la creciente dependencia de los sistemas digitales, intensificada por el COVID-19, ha aumentado los riesgos de ciberseguridad: "Las amenazas digitales están creciendo y están superando la capacidad de las sociedades para prevenirlas o responder a ellas de manera efectiva. Por ejemplo en 2020, los ataques de malware y ransomware aumentaron en un 358 % y un 435 % respectivamente". En este sentido, los especialistas concuerdan en que las barreras de entrada más bajas para los actores de ciberamenazas, los métodos de ataque más agresivos, la escasez de profesionales de ciberseguridad y los mecanismos de gobernanza fragmentados, son algunos de los factores que están agravando los riesgos en el plano tecnológico.

El 41,8% de los expertos que colaboraron en el reporte ha pronosticado que la situación mundial en los próximos años será negativa y "volátil con constantes sorpresas", mientras que el 37,4% ha anticipado que habrá "trayectorias fracturadas que separarán a ganadores y perdedores", y solo un 10,7% piensa que habrá una "recuperación mundial acelerada". Asimismo, el 61,2% de los participantes respondieron que estaban 'preocupados' por el futuro, mientras que el 23% respondieron que estaban 'angustiados'.


Normas
Entra en El País para participar