Energía

La tensión militar en Ucrania llega al límite y dispara el precio del gas en toda Europa

El kremlin advierte que podríamos estar ante una nueva 'crisis de los misiles'

Una bandera rusa vista desde Ucrania a través del alambre de púas
Una bandera rusa vista desde Ucrania a través del alambre de púas REUTERS

Ante la reciente escalada de tensiones entre Europa y el Kremlin por la militarización en la frontera con Ucrania, el precio del gas en los mercados europeos se ha disparado este martes y se ha acercado a sus máximos históricos. El valor del gas en el mercado de Países Bajos, el referente en la región, se ha incrementado alrededor de un 10,39%, Mientras tanto en Alemania, donde se sigue tramitando la aprobación del gasoducto Nordstream 2 que conectará Rusia con Alemania, el valor se ha disparado hasta en un 15,6%. El primer ministro alemán Olaf Scholz, y el presidente estadounidense, Joe Biden, han anunciado que respaldarán a Kiev ante una posible agresión rusa.

La subida de los precios ha afectado a los principales mercados del bloque. Además de Países Bajos y Alemania, el gas en Francia ha subido en un 12,3%, en Italia un 11,79% y en el Reino Unido en un 9,14. España ha sido el país menos afectado de entre los más importantes, con un incremento del 4,7%, contenido por el mayor peso de las importaciones de gas desde Argelia en su matriz energética.

La situación se está complicando. Este lunes, el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkob, ha afirmado que podría estar acercándose una situación “comparable a la crisis de los misiles” y añadió que su país podría “verse forzado” a movilizar armamento a la frontera ante la “inefectividad” de la OTAN para certificar que ellos no poseen equipos nucleares en la zona.

El Ministerio de defensa de Ucrania ha reportado que ayer se violó el alto al fuego en 4 ocasiones, con ataques de morteros antitanques, lanzagranadas y de ametralladoras pesadas a lo largo de toda la frontera. Por otra parte, el presidente de Belarús y aliado del Kremlin, Alexander Lukashenko, ha insistido también este lunes en que su país podría recortar el flujo de gas que Rusia envía a Europa a través de su territorio por el gasoducto Yamal-Europa.

Europa ha acusado reiteradamente a Rusia de utilizar el gas como herramienta de presión geopolítica. De hecho, un recorte en el suministro ruso que afectó los precios de la energía en la región entre julio y octubre ha empujado a los líderes de los 27 a plantear reformas lograr una autonomía energética.

Entre las medidas, se encuentra la posible creación de un mecanismo de compra colectiva de gas para fortalecer la posición del bloque frente a los proveedores. Por su parte, los proveedores de gas ruso han asegurado reiteradamente que están en estricto cumplimiento de sus contratos.

Un elemento clave en el conflicto es la aprobación del gasoducto Nordstream 2, que duplicaría los envíos de gas desde Rusia hasta Alemania, pero reduciría o hasta eliminaría los envíos a través de Ucrania. Kiev depende de los ingresos por el derecho de paso del gas ruso por su territorio y los países occidentales se han comprometido a dar su respaldo en esta situación. Este martes, el canciller alemán Olaf Scholz aseguró que su gobierno "hará todo lo posible" para garantizar que el gas natural continúe fluyendo a través de Ucrania y a evitar que Rusia utilice el nuevo gasoducto para paralizar la economía de la ex república soviética.

En Países Bajos el precio de hoy se ha situado alrededor de unos 117 euros, tan solo 90 céntimos por debajo de la marca histórica de 117.90 que se dio en Mayo de 2021. El precio de hoy casi triplica al promedio del precio del gas holandés este año, que ha sido de unos 42 euros.

Normas
Entra en El País para participar