UGT denuncia que el fraude de las prácticas no laborales cuesta 1.594 millones a la Seguridad Social

El sindicato afirma que el objetivo de las empresas que hacen uso de este tipo de convenios es utilizar a becarios para cubrir puestos de trabajo

Pepe Álvarez, secretario general de UGT.
Pepe Álvarez, secretario general de UGT.

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha denunciado este jueves que el fraude en las prácticas no laborales cuesta cada año más de 1.500 millones de euros a la Seguridad Social. "Los datos, procedentes de un estudio realizado por Ruge (Revolución Ugetista), muestran una normalización del fraude en los convenios de prácticas no laborales cuya estrategia consiste en tratar de ocultar la existencia de relaciones laborales", asegura el sindicato liderado por Pepe Álvarez.

"El estudio señala que las empresas ofrecen puestos de prácticas no laborales, y hacen pasar a personas jóvenes que no están matriculadas en ninguna formación reglada, por estudiantes en prácticas, cuando en realidad están desarrollando trabajo efectivo. Estas personas, se ven así forzadas a matricularse en un curso online que suele costar unos 200 euros que salen de su bolsillo", añade UGT.

El sindicato recuerda que en el año 2018, un total de 866.079 personas realizaron prácticas no laborales (lo que equivale a 296.310 puestos de trabajo). Suponiendo que la totalidad de dichas prácticas fueron fraudulentas, el fraude supuso una pérdida en salarios de 4.251,8 millones de euros, lo que equivale a unas pérdidas en cotizaciones para la Seguridad Social de 1.594,4 millones. Con este mismo cálculo, entre 2014 y 2018, las prácticas no laborales no remuneradas o mal remuneradas han supuesto la pérdida de 16.242,1 millones de euros en salarios y 6.615,2 millones de euros en cotizaciones a la Seguridad Social.

"En este sentido, Revolución Ugetista insta a aprovechar el impulso que se está dando en la Mesa de Diálogo Social a la modernización del Estatuto de los Trabajadores para traer certidumbre en el colectivo de las personas becarias y acabar con su situación precaria", pide el sindicato. Además, UGT "entiende necesario establecer un Registro Nacional de Estudiantes en Prácticas, así como eliminar las prácticas no laborales extracurriculares y prohibir la realización de convenios de prácticas no laborales mediante la matriculación en cursos a posteriori".

Normas
Entra en El País para participar