Amazon sin Bezos: el relevo tras 27 años al frente

Andy Jassy, impulsor de Amazon Web Services, hereda la dirección de la 'big tech' con un caramelo envenenado: el escrutinio antimonopolio

Jeff Bezos, fundador de Amazon y Blue Origin.
Jeff Bezos, fundador de Amazon y Blue Origin. AFP

Se va a hacer raro ver desde este lunes un Amazon sin Jeff Bezos al frente de la compañía. Hoy, y coincidiendo con el 27 aniversario de la big tech, el fundador y CEO hasta ahora de la multinacional estadounidense se hace a un lado para dejar el cargo a su sucesor, Andy Jassy, conocido por ser el creador de Amazon Web Services, el negocio poderoso de computación en la nube del gigante tecnológico y el motor de la rentabilidad de Amazon.

La sucesión la ejecuta Bezos a solo tres semanas de cumplir, a sus 57 años, el sueño de toda su vida: viajar al espacio. El 20 de julio, el magnate se embarcará en el cohete New Shepard desarrollado por su compañía espacial Blue Origin, dejando atrás no solo el planeta Tierra sino también la pregunta que muchos se hacen ahora: ¿Puede Amazon sobrevivir sin Bezos haciéndose cargo del día a día de la compañía?

Hace 18 años era impensable. Así lo recordaba en el Financial Times, Ann Hiatt, antigua secretaria personal de Bezos, quien afirmaba que si el grave accidente que sufrió el magnate en 2003, a bordo de un helicóptero que le transportaba por el desierto del Oeste de Texas, hubiera tenido un final trágico, “Amazon no hubiera sobrevivido sin él”. Pero, tras 27 años dando forma a la empresa, la confianza de que un Amazon sin Bezos en primera línea es posible arroja menos dudas.

Jeff Bezos, fotografiado en 1997.
Jeff Bezos, fotografiado en 1997.

El gigante del comercio electrónico se ha convertido ya en una máquina, perfectamente engrasada, para seguir liderando los mercados en los que ya está e incluso entrar en otros nuevos.

El optimismo se ha trasladado al mercado, visto el comportamiento de la compañía en Bolsa, cuyo valor sigue rondando los 1,7 billones de dólares y cuya acción apenas ha visto movimientos en su precio desde que se anunció el relevo el pasado 2 de febrero.

La falta de temor ante la ausencia de Bezos también tiene que ver con el perfil de Andy Jassy, que ha sido mano derecha del fundador de Amazon desde que entró en la compañía en 1997. “No diría que es el alter ego de Bezos como visionario, que no lo es. Pero él realmente anima a los creativos a serlo, a salir de su zona de confort y a hacer cosas desafiantes, que rompan reglas y encontrando la manera de hacer algo nuevo”, señaló al citado medio Michael Skok, un colaborador cercano de Jassy durante varios años.

Continuismo

Pocas dudas hay de que el nuevo CEO será un líder continuista. “En una compañía donde la visión y la huella de Bezos es tan profunda y habiendo nombrado a alguien de la propia casa, no se prevé que vaya a ser de otra manera”, asegura Rubén Ferreiro, cofundador y presidente ejecutivo de Yaba, un agregador de vendedores de Amazon en el sur de Europa.

Pero eso no quita que Jassy no se plantee nuevos desafíos, y también que se vea obligado a hacer frente a problemas de calado, como el intenso escrutinio político y regulatorio antimonopolio que enfrenta la compañía a ambos lados del Atlántico, pidiendo algunas voces incluso la división de la compañía. También pronto el regulador estadounidense examinará el acuerdo de compra de MGM por parte de Amazon por 8.450 millones de dólares.

Hay quien cree que un papel más secundario de Bezos a partir de ahora puede ser crucial para ayudar a que la empresa prospere favorablemente en este frente, ya que la figura del fundador de Amazon es vista como la encarnación de los excesos del capitalismo y del enorme poder cosechado por las big tech estadounidenses en los últimos 20 años.

“Este quizás sea el reto más grande de Jassy, el de superar los obstáculos que le pueda poner la Administración en términos de antimonopolio. Esta es una amenaza muy real que tendrá que saber gestionar. Por sus economías de escala, el modelo de Amazon implica que cuanto más grande es, más rápido crece y estos son los ingredientes claros de un monopolio”, dice Ferreiro.

Andy Jassy, nuevo CEO de Amazon.
Andy Jassy, nuevo CEO de Amazon. REUTERS

También está la amenaza de sindicalización que sobrevuela a la compañía. Con 1,3 millones de trabajadores, Amazon es el segundo mayor empleador privado de EE UU, solo por detrás de la cadena de supermercados Walmart. Y aunque Bezos dijo en su última carta a los accionistas que extenderán la obsesión al cliente a la atención a los empleados, Jassy hereda un enorme desafío, más ahora que el poderoso sindicato Teamsters ha votado mayoritariamente a favor de organizar a los trabajadores de la tecnológica.

Nuevos horizontes

El logo de Amazon Web Services se muestra en una pantalla de un móvil.
El logo de Amazon Web Services se muestra en una pantalla de un móvil.

El poder del dato. En el terreno del negocio, el fundador de Yaba, Rubén Ferreiro, apunta que Amazon se convertirá ya de la mano de Jassy en el principal operador de publicidad digital del mundo. “La razón es sencilla: su data es mejor. Google tiene un tipo de datos basados en los declarativos de tus búsquedas, pero Amazon conoce mucho más. Conoce qué contenidos consumes, sus dispositivos de voz están en cada vez más hogares y tiene tus patrones de compra, tanto offline como online”, explica.

La conquista multicanal. También según el fundador de Yaba, es posible que Amazon dé pasos agigantados en su apuesta multicanal. “No solo hablamos de un gigante online, sino que su presencia offline se afianza cada día más, como lo demuestra la compra de Whole Foods o las aperturas de sus tiendas piloto, como las tiendas sin dependientes Amazon Go o los recientes salones de belleza con inteligencia artificial”.

Posibles apuestas. Amazon podría apostar por convertirse en un proveedor de telecomunicaciones, a través de su Proyecto Kuiper, o en la fábrica del mundo, a través de Merch By Amazon. Así lo asegura Fernando Aparicio, CEO de Amvost, para quien los planes de sucesión también podrían convertir a la big tech en un referente en el B2B, como ya lo es en el B2C, asociando a ambos cada vez más servicios financieros, con pago a plazos para los consumidores y ofreciendo servicios financieros a empresas como los disponibles en Amazon Lending.

Normas
Entra en El País para participar