Comercio electrónico

Jeff Bezos dejará este año su puesto al frente de Amazon

Le sustituirá como CEO Andy Jassy, actual máximo responsable del AWS, el negocio de computación en la nube de la compañía

El fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos.
El fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos. AP

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, ha anunciado este martes por sorpresa que dejará el cargo de consejero delegado de Amazon en el tercer trimestre de este año. La compañía ha informado que será relevado en el puesto por Andy Jassy, máximo responsable de Amazon Web Services, el negocio de computación en la nube de la multinacional. La firma de Seattle explicó que Bezos, la segunda persona más rica del mundo según la lista Forbes, pasará a ejercer de presidente ejecutivo de la multinacional.

El cambio en la cúpula directiva de Amazon, una de las empresas más valiosas del mundo (vale en Bolsa 1,7 billones de dólares), se produce tras cerrar la compañía un trimestre de cifras récord, pues ha superado por primera vez los 100.000 millones de dólares en ventas en un solo trimestre. Algo que también logró Apple entre octubre y diciembre pasados.

La tecnológica informó este martes que sus ingresos se elevaron un 44% en el cuarto trimestre de 2020, el más intenso para su negocio debido a la campaña navideña y al Black Friday, alcanzando los 125.555 millones de dólares. Superaron las estimaciones de los analistas, que esperaban 119.700 millones, y lograron pulverizar los 114.400 millones de dólares alcanzados por la compañía de la manzana.

El gigante del ecommerce también ha más que duplicado sus beneficios trimestrales, que alcanzaron los 7.222 millones de dólares, y ello pese a que también ha elevado sus gastos un 77% hasta 6.873 millones para abrir nuevos almacenes y mejorar sus capacidades de entrega.

"Cuando te fijas en nuestros resultados financieros, lo que en realidad estás viendo son los resultados acumulados y a largo plazo de la invención. Y en este momento veo a Amazon con más inventiva que nunca, lo que supone las condiciones óptimas para llevar a cabo esta transición", dijo Bezos en una carta a los inversores.

En el ejercicio completo, las ventas de Amazon han aumentado hasta 386.000 millones de dólares, un 38% más, y sus ganancias netas se han disparado un 84%, hasta 21.331 millones de dólares, un nuevo récord para la compañía. Su rentabilidad, no obstante, se sigue viendo lastrada por los gastos, que en el conjunto del año fueron de 22.900 millones.

Amazon Web Services, el negocio que capitanea Jassy y que es el más rentable de la compañía, aumentó su facturación en el año un 30% hasta los 45.370 millones de dólares, y contribuyó, con 13.531 millones, a más de la mitad del beneficio neto de la compañía.

Bezos, de 57 años, ha sido el jefe ejecutivo de Amazon desde que fundó la compañía como una librería online en 1994, y durante estos 27 años se ha convertido en uno de los empresarios más poderosos e influyentes del mundo, logrando amasar una fortuna que asciende a casi 200.000 millones de dólares.

En una nota enviada a los empleados, Bezos asegura que como presidente ejecutivo seguirá participando en importantes iniciativas en Amazon, "pero tendré más tiempo y energía para dedicarme al Bezos Earth Fund [el fondo que ha creado para contrarrestar los efectos del cambio climático], al Fondo Bezos Día Uno [un proyecto filantrópico con 2.000 millones de dólares], a Blue Origin [su empresa espacial], al The Washington Post [el periódico que compró en 2013 por 250 millones] y a otras pasiones". El directivo añadió que "nunca he tenido tanta energía y esto no quiere decir que me jubilo".

El paso a un lado del fundador de Amazon, un gigante hoy con tentáculos en el negocio del entretenimiento, la publicidad digital, el sector sanitario, logístico, el de los supermercados o la inteligencia artificial, recuerda al dado por Bill Gates cuando decidió ceder el puesto de consejero delegado de Microsoft a Steve Ballmer. El fundador del gigante del software también continúa como presidente de la empresa y dedica gran parte de su tiempo a proyectos filantrópicos.

Bezos, en cualquier caso, es, junto a Mark Zuckerberg, el único fundador de una de las big tech estadounidenses que sigue al frente de su compañía. Steve Jobs se vió forzado a ceder su cargo por cuestiones de salud a Tim Cook, y Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, también nombraron consejero delegado a Sundar Pichai.

El nombramiento como nuevo CEO de Jassy, de perfil más técnico que Bezos, subraya la importancia de los servicios en la nube para el futuro de Amazon, según los analistas. La decisión de Bezos abre un periodo de incertidumbre sobre el nuevo liderazgo, pero Jassy lleva trabajando en Amazon desde 1997, solo tres años después de la fundación de la compañía, y al frente de AWS (desde su creación en 2006) ha sido capaz de convertir a Amazon en el mayor proveedor de infraestructura en la nube del mundo.

Jassy (de 53 años) asumirá este verano su nuevo cargo en una empresa que parece no tener techo, y que suma ya 1,2 millones de empleados en todo el mundo. Pero también deberá afrontar las investigaciones por prácticas contra la competencia que tiene abiertas la compañía tanto en Europa como en EE UU y los cada vez mayores problemas sindicales con los empleados, algo común, por otro lado, a muchos de los gigantes tecnológicos de Silicon Valley.

Normas
Entra en El País para participar