Condiciones laborales

Bezos admite que Amazon debe tratar mejor a sus trabajadores

El consejero delegado asegura que extenderán la obsesión al cliente a la atención a los empleados, y avanza que invertirá más de 250 millones en proyectos de seguridad

Jeff Bezos, fundador de Amazon.
Jeff Bezos, fundador de Amazon.

Jeff Bezos ha reconocido en su última carta dirigida a los accionistas como consejero delegado de Amazon que la compañía tiene que mejorar su relación con sus empleados. La reflexión llega tras las múltiples críticas vertidas contra la empresa por sus condiciones laborales y por tratar de impedir la sindicalización de sus trabajadores en EE UU. Hace pocos días tuvo lugar una votación sindical en su centro logístico de Bassemer (Alabama), donde finalmente la mayoría de empleados (3.215 de 5.800) votó en contra de organizarse en un sindicato, supuestamente tras las presiones de la multinacional.

El directivo señaló en su misiva que extenderá la famosa obsesión de Amazon por sus clientes a la atención con sus empleados. “Aunque los resultados de las elecciones fueron claros y nuestra relación con los empleados es sólida, es evidente que tenemos que tener una mejor visión de cómo creamos valor para nuestros trabajadores”. “Siempre hemos querido ser la empresa del planeta más centrada en los consumidores. No vamos a cambiar eso, es lo que nos ha llevado hasta aquí, pero me comprometo a otra cosa más: vamos a ser el mejor empleador del planeta y el mejor lugar para trabajar”, remarcó.

El fundador de Amazon y el hombre más rico del mundo, según Forbes, rechazó las afirmaciones de que su compañía ha cultivado una cultura laboral despiada en sus centros logísticos. “A veces se nos acusa de tratar a nuestros empleados como robots, y no es cierto (…) aunque debemos hacer un mejor trabajo para nuestros empleados”, dijo reconociendo que la empresa tiene tareas pendientes en la mejora de las condiciones de los trabajadores. Más ahora que el desafío lanzado en Alabama tiene camino por recorrer.

Bezos, que dejará su cargo de CEO a finales de este año, dijo que planea concentrarse en cómo hacer más seguros los almacenes de Amazon, pues en la carta apunta que el 40% de las lesiones laborales en Amazon tiene que ver con musculoesqueléticos (TME), como esguinces o distensiones causadas por movimientos repetitivos, y ocurren especialmente en los empleados nuevos.

“Necesitamos crear soluciones para reducir los TME para los nuevos empleados, pues muchos de ellos podrían estar trabajando en un rol físico por primera vez”, señaló. Según Bezos, la compañía debe potenciar programas de apoyo para los trabajadores, y uno de ellos es WorkingWell, que lanzaron a 859.000 empleados en 350 sitios en América del Norte y Europa en 2020, donde capacitaron a pequeños grupos de empleados en mecánica corporal, bienestar proactivo y seguridad.

En la carta también indicó que están desarrollando nuevos horarios de personal automatizados que utilizan algoritmos sofisticados para rotar a los empleados entre trabajos que usan diferentes grupos de músculos y tendones para disminuir los movimientos repetitivos y ayudar a proteger a los empleados de posibles lesiones. “Esta nueva tecnología es fundamental para un programa de rotación de trabajos que implementaremos a lo largo de 2021”, avanzó.

El directivo apuntó, no obstante, que la mayor atención de Amazon en la prevención temprana de las lesiones apuntadas ya está logrando resultados y que de 2019 a 2020, los TME en general disminuyeron en un 32%. También contó que la compañía planea invertir más de 300 millones de dólares (más de 250 millones de euros) en proyectos de seguridad, incluidos 66 millones iniciales para crear tecnologías que ayudarán a prevenir colisiones de montacargas y otros tipos de vehículos industriales.

Frente a las últimas críticas de que los empleados de Amazon se ven obligados a orinar en botelllas de agua al no poder ir ni siquiera al baño, Bezos aseguró que “los empleados pueden tomar descansos informales durante sus turnos para estirarse, buscar agua, usar el baño o hablar con un gerente, todo sin afectar a su desempeño. Y estos descansos se suman al almuerzo de 30 minutos y al descanso de 30 minutos incluidos en su horario normal. No establecemos metas de rendimiento irrazonables (…) pero si los empleados están en camino de no cumplir con el objetivo, su gerente habla con ellos y les brinda consejos y coaching”.

Otro punto que destaca Bezos es la subida del salario mínimo a 15 dólares por hora que hizo la compañía hace dos años y medio. Según un estudio de la Universidad de California-Berkeley y la Universidad de Brandeis al que alude el directivo, dicha acción provocó un aumento del 4.7% en el salario promedio por hora entre otros empleados en el mismo mercado laboral.

Más allá del tema laboral, Bezos, que permanecerá como presidente ejecutivo en la junta de la multinacional, informó que la compañía ya tiene 200 millones de suscriptores Prime en todo el mundo, 50 millones más que a principios de 2020. Igualmente destacó que emplea directamente a 1,3 millones de trabajadores (solo el año pasado contrataron a 500.000 empleados) y que 1,9 millones de pymes utilizan la plataforma de Amazon para vender sus productos y representan cerca del 60% de sus ventas minoristas.

Otros datos destacados por Bezos fueron los más de 100 millones de dispositivos domésticos inteligentes con Alexa que se han conectado en el mundo y cómo Amazon Web Services finalizó 2020 con una facturación de más de 45.300 millones. El beneficio de la compañía en 2020 fue de 21.300 millones de dólares, casi el doble que en 2019.

Normas
Entra en El País para participar