Internet de las cosas

Amazon lanza Sidewalk: quiere ser un proveedor de redes IoT

Permitirá que los usuarios compartan el wifi de sus casas con sus vecinos, y conectará los dispositivos de la compañía ya vendidos a su red

Amazon lanza Sidewalk: quiere ser un proveedor de redes IoT

Amazon no da tregua concatenando nuevos productos y servicios. El gigante tecnológico ha anunciado que el próximo 8 de junio todos los dispositivos de la compañía con Alexa (altavoces Echo, cámaras y timbres Ring...) se conectarán a una red inalámbrica, denominada Amazon Sidewalk. Lo harán automáticamente, mediante Bluetooth y señales de radio en la banda de 900 MHz, salvo que los usuarios cambien la configuración,

El nuevo servicio de Amazon supone que los usuarios compartirán una pequeña porción de conexión a internet con los vecinos más cercanos cuando estos no tengan conexión, y así permitir a los dispositivos conectarse a la Red.

Las conexiones de los dispositivos con la red son gratuitas y, según la compañía, la red no utilizará demasiado ancho de banda, pues el ancho de banda máximo de un Sidewalk Bridge al servidor del servicio es de 80 Kbps, y el total de datos mensuales usados por cuenta tiene un límite de 500 MB.

“Estamos hablando de que Amazon va a crear auténticos barrios conectados de forma inalámbrica. Va a crear una red enorme basada en todos los dispositivos de la compañía. Para comprender la envergadura, basta saber que solo en EE UU, donde arranca el proyecto, los dispositivos de la gama Amazon Echo superaban los 100 millones de unidades en 2019, y las cámaras de seguridad, vídeo-timbres inteligentes y alarmas de Ring vendidos solo en 2020 superaron los 1,4 millones de unidades”, dice Enrique Dans, profesor del IE Business School.

Dans remarca que el objetivo de Amazon es convertirse en un operador de red de IoT (internet de las cosas), apoyándose en las redes wifi de sus usuarios. Es decir, sin necesidad de desplegar ninguna infraestructura extra. “Amazon es consciente del potencial del IoT, y se ha dado cuenta de un lucro cesante (los millones de dispositivos inteligentes que ha vendido) y quiere interconectarlos para ver qué negocio saca de ahí”.

Para empezar, Amazon ya va a dar servicio con su red mallada a Tile, una compañía pionera en crear pequeños localizadores de objetos para localizar rápidamente cosas perdidas y así poder competir con la reciente propuesta de Apple, las AirTag, que van a permitir al fabricante del iPhone construir también una red enorme basada en todos los dispositivos de los usuarios que andan por el mundo”, continúa Dans.

Pero Amazon, como remarca este profesor, no ha lanzado Sidewalk para dar servicio solo a una compañía. Su idea es crear una plataforma que puedan utilizar terceras empresas. “Quiere convertirse en un proveedor de redes IoT”, insiste Dans. Por ello, ofrece Sidewalk Developer Services, una colección de chipsets de silicio aprobados junto con placas de desarrollo, kits de desarrollo de software de dispositivos y otras herramientas para que los desarrolladores que quieran aprovechen la funcionalidad de Amazon Sidewalk.

Para Fernando Aparicio, CEO de Amvos Digital, “no hay ninguna duda de que Amazon quiere convertirse en un operador. Aunque con un ancho de banda muy limitado en su propuesta, es un paso más para intentar el asalto al negocio de las telecos”. Aparicio recuerda en este contexto el acuerdo que selló Amazon hace dos años con Iridium, la mayor red de satélites global, o el proyecto Kuiper, la alternativa del gigante a Starlink de Elon Musk, que quiere construir una red de más de 3.000 satélites para ofrecer internet en todo el mundo.

Este experto añade que el abandono de Google de su proyecto Loon, con la misma filosofía de proveer de conectividad a zonas recónditas del planeta, "deja Starlink y a Kuiper como los challengers para cambiar la infraestructura de comunicación del planeta y, en el caso de Amazon, como un posible servicio a integrar a futuro en esa máquina de fidelización masiva llamada Amazon Prime que, recordemos, es un paquete de servicios sin competencia ya en el mercado donde la conectividad sería la guinda del pastel".

Ventajas y riesgos

El servicio de Amazon Sidewalk solo va a estar disponible en EE UU de momento. Aunque parece que el objetivo de la compañía es ir extendiéndolo a otros países, aún no ha informado de planes concretos. La multinacional ha explicado que con esta red lo que pretende es que los dispositivos funcionen mejor y simplificar el proceso de configuración de un nuevo dispositivo Alexa. Igualmente, ayudará a ampliar el alcance de dispositivos con bajo ancha de banda como trackers o rastreadores de mascotas.

Otra ventaja, según Amazon, es que permitirá que haya más dispositivos conectados si internet falla o si un equipo se queda sin cobertura. El gigante tecnológico apunta, por ejemplo, que si un dispositivo Echo pierde la conexión wifi, con Sidewalk es posible reconfigurarlo para volver a conectarlo al router. Y en el caso de los dispositivos Ring, pueden seguir recibiendo alertas en casa incluso si se ha perdido la conexión a internet.

Aunque algunas voces han resaltado los riesgos de seguridad que podrían surgir, recordando el historial de inseguridad de las tecnologías inalámbricas como el wifi y el Bluetooth, Amazon afirma que es totalmente seguro utilizarlo. Según la compañía, utiliza múltiples capas de privacidad y seguridad para proteger los datos que viajan a la red y mantener a los clientes seguros.

Para desactivar Sidewalk, el usuario sobre debe abrir la aplicación de Alexa, pulsar el botón 'Más' y después el de 'Configuración de Cuentas'. Una vez ahí, la app le da la posibilidad de deshabilitarlo.

Normas
Entra en El País para participar