La igualdad de género, lejos de las prioridades de las empresas

Un estudio de IBM asegura solo el 62% de las mujeres esperan que la situación mejore

8M
Belén Romana, consejera de BME, y Cristina Sánchez, de la Red Española del Pacto Mundial, este lunes en la Bolsa de Madrid.

Un 8M diferente al de los últimos años, sin las calles teñidas de morado, debido a la pandemia, con millones de mujeres, también de hombres, reivindicando igualdad de género. La Bolsa de Madrid abrió la sesión con el toque de campana simbólico, a cargo de Belén Romana, consejera independiente de BME y SIX, y Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial, una iniciativa en la que participan más de un centenar de parqués bursátiles en defensa de la igualdad.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) pintó de púrpura su página web: no en vano, uno de sus principales objetivos es fomentar la presencia de mujeres en los consejos de administración y en la alta dirección de las sociedades cotizadas. Si el objetivo para 2020 era llegar al 30% de mujeres en los máximos órganos de representación de las empresas, para finales de 2022 la recomendación es del 40%. De momento, hay tres empresas de las 35 del Ibex, Red Eléctrica, CaixaBank y Santander, que ya superan ese porcentaje, mientras que, por el contrario, todavía 14 compañías incumplen la cuota del 30%, y tres, ACS, Ferrovial y Solaria, no superan el 20%.

A pesar de estos pequeños avances, la realidad dista mucho de esa ansiada igualdad laboral, un informe de ClosingGap, un clúster del que forman parte 12 empresas, entre ellas Merck, Mapfre, Repsol, Vodafone, Meliá Hotels, Mahou San Miguel, BMW, L’Oréal o PwC, mide el impacto de la desigualdad de género en la economía española, y destaca tres aspectos clave en el empleo que penalizan a la mujer: su participación más reducida en el mercado laboral, el menor número de horas trabajadas debido a la mayor tasa de parcialidad y la sobrerrepresentación que tienen en sectores económicos menos productivos. Esta situación implica que las mujeres, a pesar de representar el 51,4% de la población en edad de trabajar, solamente contribuyan a un 40,9% del PIB. En este sentido, el informe profundiza en la repercusión que tendría en la economía cerrar estas tres brechas del mercado laboral, llegando a la conclusión de que reportaría un incremento de 247.448 millones de euros, esto es, un 19,9% del PIB de 2019.

Además, este incremento potencial en la economía vendría impulsado por la creación de 3,2 millones de empleos femeninos equivalentes a jornada completa y por el aumento promedio de la productividad femenina de 2.885 euros. También afirma el citado estudio que España tardará 35 años en alcanzar la paridad entre hombres y mujeres. Además, la brecha salarial es del 23%, según los datos de la Agencia Tributaria.

Otro dato poco alentador, lanzado por la Asociación Española de Business Angels (AEBAN), afirma que las mujeres inversoras en empresas de reciente creación representan el 9% del total de inversores, en el que se destaca la preferencia por los sectores farmacéuticos, de impacto social o del sector servicios.

Un estudio de IBM Institute for Business Value (IBV) revela que, a pesar de la mayor concienciación sobre los retos a los que se enfrenta la mujer en el trabajo, la igualdad de género no está entre las diez prioridades para el 70% de las empresas a nivel global. De hecho, hay un menor número de mujeres que ocupa cargos de vicepresidenta senior, vicepresidenta, directora y gerente, en comparación con el mismo estudio de 2019. “Los datos muestran que muchas mujeres líderes están afrontando desafíos extra en este momento. Si estos problemas no se abordan con una mayor profundidad que en años anteriores, se corre el riesgo de que el progreso obtenido retroceda aún más”, señala Bridget van Kralingen, vicepresidenta senior de mercados globales de IBM. “Ahora es cuando debemos aprovechar las soluciones creativas y doblar nuestros esfuerzos para lograr un cambio significativo y duradero que ayude a todas las mujeres a alcanzar su máximo potencial”.

Es más, los profesionales encuestados por la empresa tecnológica muestran un cierto cansancio ante la ineficacia de los programas de igualdad puestos en marcha. Solo un 62% de las mujeres encuestadas (nueve puntos porcentuales menos) y un 60% de los hombres (siete puntos porcentuales menos) esperan que sus empresas mejoren significativamente la paridad de género en los próximos cinco años.

Hay empresas que quieren dar un paso más: McDonald’s España anunció este lunes la implementación un protocolo para la gestión de la diversidad sexual, medida que se incluye dentro del Plan de Igualdad de la compañía.

Normas
Entra en El País para participar