La UE responderá a Trump con aranceles por 3.400 millones de euros

Vino, espirituosos, tractores, cebollas o cerezas, entre los productos afectados

El presidente de EE UU, Donald Trump, en un acto electoral en Florida celebrado el lunes 12 de octubre.
El presidente de EE UU, Donald Trump, en un acto electoral en Florida celebrado el lunes 12 de octubre.

Enésimo capítulo de la guerra comercial entre EE UU y la UE. La Organización Mundial de Comercio ha dado esta mañana el visto bueno para que las autoridades comunitarias impongan aranceles a las exportaciones de EE UU por valor de 3.400 millones de euros como respuesta a los subsidios ilegales que la administración estadounidense otorgó al fabricante aeronáutico nacional Boeing. Otro revés en plena campaña electoral de Donald Trump, cuyas posibilidades de revalidar el cargo se han visto seriamente comprometidas por la gestión de la crisis del coronavirus.

Con la resolución de esta mañana, la Unión Europea logra el primer mecanismo con el que contestar a EE UU, que desde octubre de 2019 grava con un arancel del 10% a los aviones Airbus fabricados en la UE y con otro del 25% una larga lista de productos agrícolas, entre los que se encuentran vino, aceite, queso y aceitunas producidas en España, lo que supone un coste adicional de 6.800 millones de euros. Esos aranceles encarecen las ventas de esos bienes en el mercado estadounidense y les hacen menos competitivos frente a otros productores asiáticos o americanos. El Ministerio de Agricultura que el impacto en las exportaciones españolas se eleva a 765 millones de euros.

Fuentes comunitarias consultadas por Reuters precisaron que a esos aranceles a EE UU les podrían seguir otros por un importe similar para tratar de compensar el impacto de los recargos impuestos por Donald Trump desde octubre de 2019. Entre los bienes estadounidenses que podrían ser gravados con nuevos aranceles se encontrarían vino, licores, pescado congelado, tractores o una amplia lista de productos agrícolas, entre ellos las cebollas o las cerezas. En cualquier caso precisaron que prefieren un acuerdo negociado, pero que aplicaran esos aranceles si finalmente no se alcanza.

Ese espíritu negociador fue precisamente el que fracasó el pasado mes de agosto, fecha en la que EE UU tenía que revisar la lista de productos y el importe de los aranceles en vigor desde octubre de 2019. La UE presentó un acuerdo con Airbus, en el que se había pactado la supresión de las condiciones preferentes en las que se concedieron las ayudas entre 2011 a 2013 y por lo tanto su devolución, para que EE UU eliminara esos aranceles. La propuesta fracasó y no se modificaron los aranceles.

Normas
Entra en El País para participar