Josina Kamerling: “La unión para salir de la crisis del Covid-19 reforzará a Europa”

La directora de Asuntos Regulatorios de CFA Institute para Europa, Oriente Medio y Asia destaca un aumento en la voluntad de armonización y regulación común en el seno de la UE

unión europea covid-19
Josina Kamerling, directora de Asuntos Regulatorios de CFA Institute para Europa, Oriente Medio y Asia.

Los enfrentamientos políticos del inicio de la pandemia del Covid-19 entre los dirigentes de los países de la Unión Europea sobre las medidas económicas que debían tomarse ante la crisis económica derivada de la sanitaria han pasado a un segundo plano. En un año en el que la zona comunitaria se desligará completamente de uno de sus miembros, Josina Kamerling, directora de Asuntos Regulatorios de CFA Institute para Europa, Oriente Medio y África, afirma que la región saldrá reforzada de la crisis generada por el virus. De hecho, considera que es la única alternativa para poder hacer frente al potencial de otros mercados como Estados Unidos.

¿Cómo ve la situación poscrisis en la Unión Europea?

Esta crisis no la esperábamos, pero después de la vivida en 2008, las entidades financieras están más preparadas para manejarla. Tras lo ocurrido entonces, hubo mucho enfoque en compliance [cumplimiento normativo] y en la creación de estructuras. No obstante, lo que sí nos ha cogido ahora por sorpresa es el teletrabajo, y veo problemas en bancos que han hecho una fusión recientemente y sus sistemas no están plenamente operativos. Pero las compañías están aprendiendo muchísimo y está claro que la digitalización y el sistema financiero van a hacer un cambio radical en este sentido, con una mayor presencia de lo online. Esto supone un cambio radical en compliance y en cómo se va a regular. Todo ello está dando lugar a una gran reflexión en la UE y, a diferencia de lo que sucedió en 2008, ahora la industria financiera se ha posicionado como partner de los reguladores.

¿Cree que la UE puede salir más fortalecida a pesar de todos los choques que está habiendo?

Sí. Yo diría que si no lo hacemos ahora, no lo haremos nunca. Jamás he escuchado a tantos ministros de Finanzas hablando de armonización, de regular a nivel europeo los impuestos, cuando antes eran temas prohibidos porque querían el mínimo de armonización y consideraban los impuestos un derecho nacional. En la actualidad, se habla porque hay que resolver la crisis. Es ahora o nunca. En varias encuestas que ha realizado CFA Institute, vemos que se necesita más acción a nivel europeo para crear ese mercado único de capitales que nos permita ser fuertes y hacer frente a otros mercados. Además, la incertidumbre del Brexit lo ha puesto más de actualidad que nunca. Europa quiere avanzar hacia dicha unión y está claro que habrá más impulso y armonización en la región y un mayor esfuerzo para que todos los inversores tengan las mismas oportunidades.

¿Qué pasos tendrían que darse para la creación de ese mercado único de capitales?

Es necesario dar más poder a las agencias de supervisión en términos de convergencia. Creo que pueden impulsar mucho más a los fondos de inversión que trabajan internacionalmente. Por ejemplo, se ha visto que con la agenda de sostenibilidad también se puede dar más impulso a nivel europeo, pues estos productos también van a ser clave para la recuperación del sistema financiero, de la economía y de la vida social. Yo creo que los grandes impulsos tienen que venir de estas autoridades de supervisión. Asimismo, está claro que la agenda digital será mejor si tenemos una visión clara a nivel europeo, como la teníamos con la protección de datos. La cuestión está en la dificultad de algunos países para compartir los datos, fundamentales para una economía y un sistema financiero online. Pero el mercado del mañana va a estar basado en ellos, como hemos visto con el coronavirus y el seguimiento de los ciudadanos. Estamos llegando a otro tipo de mundo donde se va a saber mucho más del individuo y, por tanto, sobre su situación financiera. Y este es un debate que tendrá que tratarse a nivel europeo.

¿En qué posición está Europa frente a mercados como Estados Unidos?

El problema que tiene Europa es que está muy fragmentada. Mientras que en EE UU las discusiones son a nivel federal, aquí hay que tener en cuenta los mercados nacionales. Es absolutamente necesario hacer una unión de mercados de capitales, además de terminar la unión bancaria, porque, si no, en el contexto de recuperación del Covid-19, va a ser muy complicado sacar Europa adelante.

En uno de sus informes mencionan el descenso de salidas a Bolsa, ¿se van a recuperar?

Estamos discutiendo con la federación de Bolsas y con otros stakeholders sobre cómo ayudar a los gobiernos y cómo hacer una inyección de capital y elevar de nuevo la liquidez tras la crisis. Es clave porque las empresas están metidas en un callejón sin salida. Los bancos las han ayudado, pero hay que observar cómo se van a realizar los préstamos, por ejemplo, a pymes que están a punto de salir a Bolsa. Hay mucha incertidumbre, por lo que tenemos que hacer que el mercado público tenga más estabilidad, más liquidez y captar dentro de Europa a las nuevas empresas innovadoras. Todo ello está dentro de la filosofía actual de "más Europa" y "Europa primero", en vez de una consideración global. Nos encaminamos a una tendencia de mercado en la que se busca un balance entre mantener un mercado abierto y proteger y cultivar el fondo de la economía, y hacer que sea europeo. Vamos hacia un tipo de economía que va a ser muy diferente de la que hemos visto hasta ahora.

En el estudio Capital Formation plantean la alternativa de los mercados privados para los fondos de pensiones, ¿son una opción teniendo en cuenta la situación actual de caídas en Bolsa?

Se puede y se debe mirar la diversidad a la hora de invertir porque estamos en un periodo de más de 15 años de tipos bajos. Pero no hay que enfocarse solo en los mercados privados y, al abordarlos, es necesario tener un gestor que sepa analizar los riesgos que supone invertir en ellos, y la mayoría de los fondos de pensiones no están listos para esto todavía. El estudio muestra que CFA Institute está a favor de los mercados libres, pero, con el objetivo de proteger al inversor, subrayamos que es necesario analizar el perfil de riesgo y cómo pueden encajar estas inversiones en la cartera individual. Son instrumentos menos líquidos y, en una crisis como la actual, es más difícil salir de los mercados privados que de los públicos. Creo que estos años ha habido un enfoque demasiado grande sobre los mercados privados y esto se va a reequilibrar en el periodo posterior a la crisis.

Normas
Entra en El País para participar